La falsa realidad creada por los bots en Twitter (Fahrad Manjoo/NYT)

El observatorio de medios OMCIM recomienda el análisis de Fahrad Manjoo respecto a la  las estrategias para llenar Facebook y Twitter con noticias falsas y tontas en la elección de EU en 2016. Pone el acento en describir cómo funciona Twitter, la red favorita de Trump.

Aquí el texto publicado el 5 de junio en el Times:

Ya se ha condenado a Facebook por su papel en la propagación de información errónea durante la elección pasada en Estados Unidos o “noticias falsas”, antes de que el término fuera usado para cualquier noticia que no te guste. Las críticas estuvieron en lo correcto: Facebook es la red social más popular del mundo y millones de personas la revisan a diario para leer las noticias.

Sin embargo, el enfoque en Facebook ocasionó que otra red social pasara desapercibida. Hablo de Twitter, que es mi adicción diaria.

Aunque la red preferida del presidente Donald Trump es mucho más pequeña que Facebook, las personas de los medios la utilizan mucho y, por eso, ejerce una mayor influencia en el mundo de las noticias.

(Sigue el enlace para ver la nota original)

Anuncios

Influencia (fake news a debate). Marco Gonsen. Excélsior/México

El observatorio de medios OMCIM considera que el texto de Marco Gonsen contribuye de manera importante a comprender las nuevas prácticas en el consumo de medios.  Bienvenidos los comentarios.

*El concepto fake news es el tema central del debate periodístico de nuestro tiempo.

Marco Gonsen

Marco Gonsen colaborador de Excélsior. 17 mayo 17

En la víspera de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el sitio Business Insider publicó una recopilación de los editoriales con los que los periódicos de ese país fijaron su preferencia por alguno de los candidatos. Más de 150 diarios con una circulación superior a 20 mil ejemplares se adhirieron a Hillary Clinton, contra sólo 19 que se decantaron por Donald Trump.

Entre los rotativos que respaldaron a la demócrata se cuentan los cabezales más venerados a escala global, que durante la campaña no se cansaron de publicar rigurosas investigaciones y revelaciones contra el magnate neoyorquino que hubieran bastado para noquear a cualquier otro aspirante, incluso antes del primer round.

De este simple dato duro podemos extraer una conclusión dolorosa: la prensa más influyente del mundo, que es tomada como modelo a seguir por el tiempo que invierten y el rigor que imprimen a sus investigaciones, fue incapaz de impedir el triunfo de Donald Trump.

Sigue leyendo “Influencia (fake news a debate). Marco Gonsen. Excélsior/México”

La crucifixión del profesor Bernal: Raúl Trejo Delarbre (La Crónica de Hoy)

Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comentario siguiente:

La crucifixión del profesor Bernal

Raúl Trejo Delarbre, La Crónica

 2017-03-13

Las apariencias engañan. Precisamente por eso, el periodismo tiene que ser mucho más que el relato de apreciaciones superficiales. Así ha sido siempre, pero en esta época de información abundante y constante con frecuencia se confunden las impresiones superficiales con la realidad y las murmuraciones con auténticas informaciones.

Para leer el comentario completo sigue el vínculo

Trump, la mentira y la prensa: Rubén Aguilar Valenzuela (Etcétera)

Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comentario siguiente:

Trump, la mentira y la prensa

Rubén Aguilar Valenzuela, Etcétera

06 de marzo 2017

La prensa

Las mentiras de Trump han puesto en jaque a la prensa. En la campaña, sin proponérselo, se convirtió en caja de resonancia de las mentiras del candidato. Él sabía que con la mentira daba nota y que los medios no se iban a resistir a la misma. Los medios buscan la nota. Él se las daba. Ellos la difundían.

Para leer el comentario completo sigue el vínculo

El discurso del odio en las redes sociales: Carolina Marín (Clases de Periodismo)

El discurso del odio en las redes sociales

Por Carolina Marín, Clases de Periodismo

Publicado el 22 de febrero del 2017

Según estudios científicos, tenemos  60.000 pensamientos al día. Hasta hace unos años teníamos que conformarnos con compartir algunos de ellos con familiares y amigos y la cosa quedaban en la privacidad de alguna casa. Por suerte para nuestros parientes, en 2004 llegaron las plataformas sociales y consigo trajeron lo que parecía imposible: la materialización de los pensamientos. No es casualidad que Facebook parta de la pregunta ¿qué estás pensando ahora? que impulsa al usuario a compartir opiniones, imágenes e información personal. Sin embargo, hay algo que Mark Zuckerberg no tuvo en cuenta: de esos 60 mil pensamientos diarios, la mayoría son negativos ¿será ésta la razón del odio que predomina en las redes sociales?

Sigue leyendo “El discurso del odio en las redes sociales: Carolina Marín (Clases de Periodismo)”