#Coronavirus: Unidos contra la desinformación y el pánico en México y el mundo

El Dr. Gustavo Reyes Terán mencionó fármacos que podrían ser efectivos contra el coronavirus y provocó escasez que pone en peligro la vida de pacientes que necesitan el fármaco para tratar otros males.

De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno. La frase puede aplicarse al mal manejo de comunicación que ha hecho el Dr. Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad y uno de los expertos en los que confía el presidente López Obrador para que lo ayuden a sacar adelante al país frente a la pandemia del Coronavirus.

El Dr. Reyes Terán es un asiduo asistente a las conferencias de prensa del gobierno federal para informar sobre las acciones del coronavirus. Sin embargo, ha mostrado graves fallas en el manejo de información, lo que a continuación señalamos.

El lunes 2 de marzo de 2020, Reyes Terán acompañó al presidente López Obrador y al subsecretario Hugo López-Gatell a la conferencia matutina, considerado uno de los instrumentos de comunicación de mayor relevancia para el gobierno federal, debido a que se ha convertido en referente sobre lo que el gobierno considera importante dar a conocer a los medios de comunicación y al público en general. Participar en ese foro debería implicar un alto grado de responsabilidad no sólo en lo que se va a comunicar, sino en la manera en que se comunica. Reyes Terán no estaba preparado.

En su intervención inicial, sin que mediara pregunta, dijo que quería señalar que, en este momento no hay tratamiento específico para el coronavirus, pero que hay algunos medicamentos que según pruebas de laboratorio están resultando efectivos en su actividad contra el coronavirus. Dijo también que hay colaboración con institutos nacionales de salud de Estados Unidos para probar su eficiencia. Hasta ahí teníamos una declaración que evidentemente buscaba generar confianza en la actuación de las autoridades no sólo del sector salud, sino del gobierno mexicano. El problema surge cuando Reyes Terán menciona el nombre de los medicamentos sin prever que esa información podría generar compras de pánico.

Alguien podría argumentar que el funcionario no podía prever esa reacción. Estaría equivocado, porque la preparación para ser vocero ante una crisis proporciona herramientas para prever escenarios buenos, regulares, malos y catastróficos. El escenario de compras de pánico era previsible.

Escribo este reporte porque recibí un mensaje de WhatsApp de una amiga cercana que me dijo que tiene una enfermedad que requiere ese medicamento y ya no lo encuentra disponible en ninguna parte. Tenemos un grave problema mundial con el coronavirus y las declaraciones irresponsables de un funcionario han creado problemas adicionales para quienes tienen otros padecimientos que sí curan los medicamentos mencionados por Reyes Terán. Mi amiga me pedía que difundiera su mensaje de WhatsApp. Preferí investigar más a fondo para corroborar su información (que no estuviera difundiendo una cadena escrita en primera persona y que la información fuera falsa) y para dar contexto. En esta nota no doy los nombres de los medicamentos porque no quiero contribuir a las compras de pánico. Pero la información que doy a conocer se puede consultar en la versión estenográfica de la conferencia matutina del 2 de marzo 2020 (Enlace a la versión estenográfica).

El viernes 13 de marzo de 2020 el presidente López Obrador y el subsecretario López Gatell destinaron la mayor parte de la conferencia matutina a denunciar estrategias de desinformación deliberada que pretenden sacar provecho político o económico del pánico generado por el coronavirus. Se comprometieron a que el gobierno informará de manera permanente, reconociendo que la información precisa es el mejor antídoto contra el virus de la desinformación. El presidente reiteró su confianza en la información de los expertos y pidió a la gente que se informe y sólo difunda información confiable.

Gustavo Reyes Terán deberá ser llamado a cuentas por el presidente López Obrador y el gobierno deberá desautorizar de inmediato la desafortunada declaración. Es lo menos que merecen los enfermos que se están viendo afectados por las compras de pánico.

Mi nombre es Regina Santiago Núñez y soy presidenta del Observatorio y Monitoreo Ciudadano de Medios, OMCIM. Llevo 3 años en una intensa campaña contra las estrategias de desinformación deliberada. Creamos un personaje que es el “Monstruo de la Desinformación” y su lema es: “Verifica antes de compartir”.

En el OMCIM estamos convencidos de que el mejor antídoto contra la desinformación es la educación de las audiencias. Si tienes alguna consulta sobre la información que quieres compartir puedes localizarme en @regi_santiago y FB: Regina Santiago Núñez.

FireEye y las claves para comprender el fenómeno de las campañas de desinformación deliberada

El observatorio de medios OMCIM recomienda de manera especial la lectura de este texto  pues considera que es muy útil para comprender el fenómeno de las campañas de desinformación deliberada y propaganda utilizando redes sociodigitales.
*Reportaje Barbara Orturay de AP 25 agosto 2018*

El reportaje destaca un tuit descubierto por FireEye de la cuenta @berniecrats ligada al grupo Liberty Front Press que promueve intereses de Irán. El grupo tiene múltiples personalidades en redes sociales que se hacen pasar por activistas liberales de EU.

Esta semana (lunes 20 a viernes 24) clave porque muchas de las plataformas anunciaron que están aumentando su vigilancia a las campañas de desinformación deliberada.
Google deshabilitó docenas de canales de YouTube y otras cuentas ligadas a la campaña de influencia que se ha dicho fue promovida por el gobierno de Irán (aunque éste lo niega).
Facebook removió 652 páginas sospechosas, grupos y cuentas ligadas con Rusia e Irán.
Twitter adoptó medidas similares poco después.

El reportaje plantea que Facebook y otras grandes plataformas no han actuado sino hasta que se les ha denunciado y presionado. Destaca el papel jugado por FireEye.

Proporciona nombres clave en el caso Cambridge Analytica :
Christopher Wylie, fundador de la empresa que se volvió soplón.
Le dio información a Carole Cadwalladr de The Observer que investigaba un posible nexo de Cambridge Analytica con el referéndum para el Brexit. Ella sospechó que podía haber conexión con EU y luego se confirmó.
El escándalo detonó en febrero de 2017.
Ella no tuvo acceso a los documentos pero The New York Times sí.
Cadwalladr habló para Morning Joe de NBC.

Wylie declaró a The Today Show de NBC que los estadounidenses sepan qué hizo esta compañía (Cambridge Analytica) con su información (que obtuvo de sus cuentas de Facebook) y que sepan si fue utilizada para ayudar a elegir a Donald Trump.
Dijo que es necesario despolitizar el tema porque *lo que está en juego es la seguridad de las personas y la integridad de la democracia en EU*.

Cuando hablamos de *explotación* nos referimos a que el objetivo era explotar el conocimiento que se tiene sobre los usuarios de Facebook y «dirigirse específicamente a sus demonios internos».
La manera como funciona Cambridge Analytica es creando una ola de desinformación en la web de tal forma que la gente vaya siguiendo señuelos que los lleve a dar click en blogs, sitios de Internet, etc que los hagan pensar que están sucediendo cosas que quizás no estén ocurriendo.

Con AP habla Lee Foster ejecutivo de FireEye. Explica cómo funciona la firma.
El área a su cargo (information operation analysis) forma parte del área de inteligencia de la empresa que investiga no sólo operaciones de (des) información como las de Irán y las redes socio digitales, sino también espionaje, delitos financieros y otras formas de vulnerabilidad y explitsvion6. El equipo de especialistas de FireEye se enfoca en áreas específicas de ciberamenazas, cada una de las cuales tiene su propio expertise y su propio lenguaje.

FireEye fue fundada por Ashar Aziz, antiguo ingeniero de Sun Microsystems. Aumentó su perfil al adquirir en 2014 a Mandiant conocida por asesorar en control de daños. Su fundador, Kevin Mandia, es ahora CEO de FireEye.

FireEye cotiza en bolsa. Compite  en white hot cybersecurity con Palo Alto Networks, CloudFlare y Check Point.

Las acciones de FireEye saltaron 6% el jueves 23 de agosto cuando se dio a conocer su papel en la investigación para descubrir las cuentas falsas en YouTube, Facebook y Twitter. Subieron otro 3% el viernes. La reputación de la empresa sigue subiendo.

FireEye invierte fuerte en Investigación, desarrollo, marketing y ventas. Por eso no obtiene altas ganancias.

OBSERVACIÓNOOMCIM El reporte de AP claramente se identifica con los intereses políticos y de negocios de FireEye. No es asunto menor si se considera que la firma cotiza en bolsa y tiene estrategias de marketing para promoverse. FireEye también tiene una agenda política de presión a Facebook y a Trump.
Sin embargo, el reportaje brinda información que debe valorarse para comprender el fenómeno de la desinformación deliberada como amenaza para la seguridad de particulares, para la seguridad nacional y para la democracia.

*Seguir el vínculo para consultar el reporte completo.
FireEye: Tech firms’ secret weapon against disinformation https://news360.com/article/467605595

La falsa realidad creada por los bots en Twitter (Fahrad Manjoo/NYT)

El observatorio de medios OMCIM recomienda el análisis de Fahrad Manjoo respecto a la  las estrategias para llenar Facebook y Twitter con noticias falsas y tontas en la elección de EU en 2016. Pone el acento en describir cómo funciona Twitter, la red favorita de Trump.

Aquí el texto publicado el 5 de junio en el Times:

Ya se ha condenado a Facebook por su papel en la propagación de información errónea durante la elección pasada en Estados Unidos o “noticias falsas”, antes de que el término fuera usado para cualquier noticia que no te guste. Las críticas estuvieron en lo correcto: Facebook es la red social más popular del mundo y millones de personas la revisan a diario para leer las noticias.

Sin embargo, el enfoque en Facebook ocasionó que otra red social pasara desapercibida. Hablo de Twitter, que es mi adicción diaria.

Aunque la red preferida del presidente Donald Trump es mucho más pequeña que Facebook, las personas de los medios la utilizan mucho y, por eso, ejerce una mayor influencia en el mundo de las noticias.

(Sigue el enlace para ver la nota original)