Tres recuerdos de don Benjamín Wong: José Woldenberg (El Universal)

Por José Woldenberg publicado en El Universal

Don Benjamín Wong fue un auténtico periodista. Hombre serio, responsable, en búsqueda de la verdad. Sin desplantes, sin fuegos artificiales, lo suyo era intentar que el lector encontrara claves para descifrar una realidad compleja, cambiante, difícil de asir.

Lo traté poco y de manera intermitente, pero en mi memoria es una presencia importante, un hombre que daba cátedra con su comportamiento y su pasión por el auténtico periodismo. Rememoro tres momentos que para mí significan mucho y que quizá para él fueron solo rutina, pero son botones de muestra de un hombre íntegro y preocupado por los demás.

1. En 1974 un grupo de profesores formamos el Sindicato del Personal Académico de la UNAM. Eran otros tiempos y el tratamiento que esa iniciativa recibió en los medios no resultó muy favorable. Pues bien, don Benjamín era entonces director de El Sol de México y para nuestra sorpresa los diarios de esa cadena informaban de manera imparcial sobre los sucesos que estábamos viviendo. No era una cobertura en nuestro auxilio, pero no repetía cansinamente la versión de las autoridades. Aparecían las declaraciones y boletines de la Rectoría, pero de manera equilibrada también nuestros planteamientos y aspiraciones. Carmen Lira, cubría esa fuente, y lo hacía de manera ecuánime, justa. Era una lección de buen periodismo en un mar de notas por consigna.

Cuando en 1976 el rector de la UNAM, el Dr. Guillermo Soberón, entregó al secretario de Gobernación Mario Moya Palencia una iniciativa para agregar al artículo 123 de la Constitución un apartado C que pretendía regular las relaciones laborales en los centros de estudios superiores y cercenar derechos laborales, se armó un gran barullo. Desde los sindicatos rechazamos esa pretensión. Y en ese contexto, aparecieron unas ocho columnas en El Sol de México en la que se bautizaba aquella iniciativa como la “Ley Soberón”. Creo que ese fraseo escueto, frío, develó algo que por aquel entonces pareció excesivo: que un Rector pretendiera ser el padre de una reforma constitucional en materia laboral. La propuesta del Rector fue congelada.

2. Cuando en 1983 se produjo la ruptura en el diario Unomásuno, un buen número de comentaristas quedamos en el aire. Don Benjamín, que entonces dirigía su revista semanal, Punto, nos invitó a colaborar. Fue un gesto solidario. Durante muchos años escribí cada semana. Don Benjamín no solo era profundamente respetuoso de lo que uno decía, sino que en ocasiones espaciales invitaba a realizar notas más extensas sobre asuntos que estaban en curso. Siempre sagaz, de vez en vez expresaba un comentario sin pretender que el colaborador se alineara a sus puntos de vista. Era un hombre comprensivo, agudo, suave.

3. 1985 fue el año de los secuestros de Félix Bautista y Arnoldo Martínez Verdugo por quienes se decían herederos del Partido de los Pobres de Lucio Cabañas. Arnoldo había sido nuestro candidato presidencial en 1982 y en el momento de su secuestro encabezaba una de las listas plurinominales de diputados del PSUM. Sobra decir la tensión y el miedo que esos actos suscitaron. Pues bien, Rolando Cordera y yo fuimos designados por la Comisión Política del PSUM, de la que formábamos parte, para hablar con don Benjamín que entonces era subdirector de EL UNIVERSAL. Nos recibió de inmediato. Nos escuchó con atención. Le fuimos a explicar la situación, a compartir la información que teníamos y seguramente también le expresamos nuestros temores. Su talante grave, reservado y amistoso sin duda tuvo que ver con la cobertura serena y sobre todo responsable que hizo el diario: comprometida con la verdad y los lectores, pero esquivando especulaciones y maledicencias que en esos casos brotan como hongos.

Fue una delicia tratar con él. Hombre educado, sabía escuchar y tenía el don de hacer las preguntas pertinentes. En épocas convulsas, personas como don Benjamín imprimen a la vida —y a la vida política en particular—, serenidad, templanza, conocimiento y valores.

(Para leer el texto original, pulse este link)

Ecos del comentario de Aristegui en defensa de Reforma

El observatorio de medios OMCIM considera muy importante propiciar una reflexión sobre la relación del Presidente López Obrador con los medios de comunicación y especialmente con el periódico Reforma.

A continuación reproducimos un reporte de la consultoría CIAM S.C. que retoma las principales reacciones al texto publicado este viernes.

Comentario de CIAM sobre la relevancia del posicionamiento de Aristegui: 
El posicionamiento que publicó Carmen Aristegui en Reforma es una advertencia al Presidente López Obrador que podría incluso interpretarse como amenaza. No se puede pasar por alto el papel que jugó Aristegui en el debilitamiento del gobierno de EPN con las investigaciones sobre corrupción y la revelación del vínculo con Grupo Higa , una de las empresas que ganó la licitación del tren México-Querétaro que fue revocada debido al escándalo producido por el reportaje.
Es importante considerar que la influencia de Aristegui va más allá de su espacio en Radio Centro o Reforma. Ha mantenido su programa en CNN en Español con publicidad de Carlos Slim durante muchos años.

Hoy Aristegui es trending topic por los comentarios a la difusión a su texto.
Entre los apoyos a Aristegui destacan:
Jorge Ramos (Univisón) recomendó la lectura de la columna sin mayores comentarios.
Luego Ramos retuiteó a Jenaro Villamil: Importante reflexión de Aristegui en el periódico Reforma: el presidente López Obrador “ha elegido de manera equivocada” a este medios como adversario político.
Ramos también retuiteó a Javier Risco en su comentario sobre el texto de Aristegui: Así de claro: “Asumir como adversario, casi enemigo, a un medio de comunicación es una postura contraria a lo que se espera de un mandatario que ofrece construir un estado democrático”.
Sergio Sarmiento (colaborador de Reforma) retomó una frase del texto de Aristegui: Con toda la distancia del caso, no resulta tan lejano lo que el presidente de México hace con Reforma de lo que su homólogo estadounidense hace con el NYT, es decir, presentarlos como un adversario político, satanizarlos y azuzar a la gente en su contra.
El ex presidente Felipe Calderón retuiteó a Sarmiento.
Gabriela Warkentin (conductora de W Radio) tuiteó: El Presidente vs. Reforma Muy buena reflexión de Carmen Aristegui. “López Obrador no es Trump. Deberá rectificar una estrategia dañina para él, para este periódico y para la democracia.
Genaro Lozano (también colaborador de Reforma) tuiteó: López Obrador está obligado a pensar el alcance y efecto de cada una de sus palabras. (Palabras con las que acompaña el link al texto).
Ivonne Melgar (colaboradora de Grupo Imagen) tuiteó: La defensa del periódico Reforma es la defensa a un medio que visibilizó la corrupción y la urgencia de transparentar la vida pública. Desconocer sus aportaciones es tan injusto como equívoco. Mario Campos (colaborador de Ibero 90.9 y Televisa) retuiteó este comentario.

Entre los cuestionamientos a Aristegui destacan:
Elizabeth Verónica @taller2006 que creó un hilo que fue ampliamente compartido por seguidores de AMLO.
1.- En el artículo de Carmen Aristegui coincido sólo en un par cosas:
La pequeñez de los partidos de oposición. La mención constante al Reforma. Carmen habla de un periódico que no existe. El Reforma no está al servicio de la información sino del golpeteo mediático sin ética.
2.- Carmen Aristegui el Reforma un día sí y otro también publica trascendidos, falsedades, fake news, mentiras, inexactitudes o de plano abierta difamación contra el Gobierno de AMLO. Hagamos un ejercicio de una de sus notas: “Invita AMLO a (Manuel) Velasco a coordinar el tren Maya”
3.- Cuando esto se publica de inmediato se replica en el resto de los portales de noticias por internet o incluso se publica en diversos medios como una verdad absoluta. Una mentira q se repite y cuenta con 229,000 resultados de búsqueda en Google incluso con el mismo encabezado.
(acompaña el tuit con una captura de pantalla que muestra la cantidad de notas que reprodujeron la información falsa).
4.- La reacción inmediata en las redes, muchas veces es dar por cierta la nota y ocasionar un falso debate sobre una mentira, millones de veces repetida, en medios y en redes. Además, no dan derecho de réplica como la carta de Manuel Bartleet. #CFE.
5.- Carmen Aristegui, el diario Reforma no es una hermana de la caridad ni el paladín de los derechos a la libertad de expresión. Los usuarios de redes por lo menos una parte, no son los #Bots pagados por el Gob. de AMLO que afirmó tu colaborador CarlosPaezAgraz y nunca probó
6.- Según un estudio en España sólo el 14% de la población española sabe detectar una Fake News. No sé si existe un dato para México, imagino que el resultado sería aún más bajo. De las falsedades difundidas por Reforma ¿Cuántas se cree son reales? (https://bit.ly/2GBXoUw)
7.- Carmen Aristegui coincido con que el presidente no debe mencionar al Reforma con frecuencia. En lugar de mencionar “Reforma” quizá deba decir “El Desinforma” 1° porque el diario ya se ganó el nombre y 2° porque muchos ya estarán prevenidos ante casi cualquier nota de ellos.

El observatorio de medios OMCIM te invita a que dejes tus comentarios sobre este tema.

Carmen Aristegui 26ab19

FireEye y las claves para comprender el fenómeno de las campañas de desinformación deliberada

El observatorio de medios OMCIM recomienda de manera especial la lectura de este texto  pues considera que es muy útil para comprender el fenómeno de las campañas de desinformación deliberada y propaganda utilizando redes sociodigitales.
*Reportaje Barbara Orturay de AP 25 agosto 2018*

El reportaje destaca un tuit descubierto por FireEye de la cuenta @berniecrats ligada al grupo Liberty Front Press que promueve intereses de Irán. El grupo tiene múltiples personalidades en redes sociales que se hacen pasar por activistas liberales de EU.

Esta semana (lunes 20 a viernes 24) clave porque muchas de las plataformas anunciaron que están aumentando su vigilancia a las campañas de desinformación deliberada.
Google deshabilitó docenas de canales de YouTube y otras cuentas ligadas a la campaña de influencia que se ha dicho fue promovida por el gobierno de Irán (aunque éste lo niega).
Facebook removió 652 páginas sospechosas, grupos y cuentas ligadas con Rusia e Irán.
Twitter adoptó medidas similares poco después.

El reportaje plantea que Facebook y otras grandes plataformas no han actuado sino hasta que se les ha denunciado y presionado. Destaca el papel jugado por FireEye.

Proporciona nombres clave en el caso Cambridge Analytica :
Christopher Wylie, fundador de la empresa que se volvió soplón.
Le dio información a Carole Cadwalladr de The Observer que investigaba un posible nexo de Cambridge Analytica con el referéndum para el Brexit. Ella sospechó que podía haber conexión con EU y luego se confirmó.
El escándalo detonó en febrero de 2017.
Ella no tuvo acceso a los documentos pero The New York Times sí.
Cadwalladr habló para Morning Joe de NBC.

Wylie declaró a The Today Show de NBC que los estadounidenses sepan qué hizo esta compañía (Cambridge Analytica) con su información (que obtuvo de sus cuentas de Facebook) y que sepan si fue utilizada para ayudar a elegir a Donald Trump.
Dijo que es necesario despolitizar el tema porque *lo que está en juego es la seguridad de las personas y la integridad de la democracia en EU*.

Cuando hablamos de *explotación* nos referimos a que el objetivo era explotar el conocimiento que se tiene sobre los usuarios de Facebook y “dirigirse específicamente a sus demonios internos”.
La manera como funciona Cambridge Analytica es creando una ola de desinformación en la web de tal forma que la gente vaya siguiendo señuelos que los lleve a dar click en blogs, sitios de Internet, etc que los hagan pensar que están sucediendo cosas que quizás no estén ocurriendo.

Con AP habla Lee Foster ejecutivo de FireEye. Explica cómo funciona la firma.
El área a su cargo (information operation analysis) forma parte del área de inteligencia de la empresa que investiga no sólo operaciones de (des) información como las de Irán y las redes socio digitales, sino también espionaje, delitos financieros y otras formas de vulnerabilidad y explitsvion6. El equipo de especialistas de FireEye se enfoca en áreas específicas de ciberamenazas, cada una de las cuales tiene su propio expertise y su propio lenguaje.

FireEye fue fundada por Ashar Aziz, antiguo ingeniero de Sun Microsystems. Aumentó su perfil al adquirir en 2014 a Mandiant conocida por asesorar en control de daños. Su fundador, Kevin Mandia, es ahora CEO de FireEye.

FireEye cotiza en bolsa. Compite  en white hot cybersecurity con Palo Alto Networks, CloudFlare y Check Point.

Las acciones de FireEye saltaron 6% el jueves 23 de agosto cuando se dio a conocer su papel en la investigación para descubrir las cuentas falsas en YouTube, Facebook y Twitter. Subieron otro 3% el viernes. La reputación de la empresa sigue subiendo.

FireEye invierte fuerte en Investigación, desarrollo, marketing y ventas. Por eso no obtiene altas ganancias.

OBSERVACIÓNOOMCIM El reporte de AP claramente se identifica con los intereses políticos y de negocios de FireEye. No es asunto menor si se considera que la firma cotiza en bolsa y tiene estrategias de marketing para promoverse. FireEye también tiene una agenda política de presión a Facebook y a Trump.
Sin embargo, el reportaje brinda información que debe valorarse para comprender el fenómeno de la desinformación deliberada como amenaza para la seguridad de particulares, para la seguridad nacional y para la democracia.

*Seguir el vínculo para consultar el reporte completo.
FireEye: Tech firms’ secret weapon against disinformation https://news360.com/article/467605595

Trump, dictador en ciernes (Editorial de La Jornada)

El observatorio de medios OMCIM considera de especial relevancia dar seguimiento al debate respecto a la relación de Donald Trump con los medios informativos.
A continuación el editorial:
En uno de sus tuits, el presidente estadunidense, Donald Trump, intentó utilizar ayer al editor de The New York Times, Arthur Gregg Sulzberger –con quien sostuvo un encuentro en días pasados– al insinuar que el jefe editorial del rotativo neoyorquino estaba de acuerdo con su opinión paranoica acerca de los medios informativos, a los que ha descrito en conjunto como el enemigo del pueblo.

Pocas horas después, en un comunicado, el periodista aclaró que en el encuentro le advirtió al jefe de Estado que sus crecientes ataques a los medios son divisionistas, peligrosos y dañinos, y su discurso incendiarioestá provocando un incremento en las amenazas a los periodistas que podría derivar en agresiones violentas.

Este desmentido, enésima confirmación de la manera inescrupulosa en la que Trump maneja sus relaciones públicas, es un episodio más en la cruzada que el presidente republicano ha emprendido en contra de los informadores.

La semana pasada ordenó que se prohibiera el acceso a una conferencia de prensa en la Casa Blanca a la reportera de la cadena CNN Kaitlan Collins, porque previamente había formulado preguntas inapropiadas, en un hecho que indignó a la comunidad periodística de Washington.

Sigue leyendo “Trump, dictador en ciernes (Editorial de La Jornada)”