Las fake news y la retórica antimedios: Hannia Novell (Eje Central)

Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comenario siguiente:

Las fake news y la retórica antimedios

Hannia Novell, Eje Central

El presidente de Estados Unidos es el mayor proveedor mundial de las #FakeNews o las informaciones falsas, y al decirse víctima de ellas, las utiliza para empujar una retórica contra los propios medios.

Para leer el comentario completo sigue el vínculo

Anuncios

Periodismo 101: David Páramo (Excélsior)

Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comentario siguiente:

Periodismo 101

David Páramo, Excélsior

28 ABR, 2017

En septiembre de 1984, hace casi 33 años, inicié mis estudios de periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y a finales de ese mes ya había aprendido los principios fundamentales que debe tener una noticia: Destacadamente una fuente de información.

Este fundamento es que se debe tratar de algo que se pueda corroborar, ya sea un documento o una persona.

Para leer el comentario completo sigue el vínculo

Los medios mexicanos, ¿a la altura de lo que demandan los ciudadanos?: Juan Carlos Romero Puga (Letras Libres)

Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el reporte siguiente:

Los medios mexicanos, ¿a la altura de lo que demandan los ciudadanos?

La cobertura de los medios durante la campaña y tras el triunfo electoral de Donald Trump en Estados Unidos ha planteado a las empresas de comunicación el desafío de revisar su peso real en la conformación de la opinión pública. Por meses, el discurso del republicano fue sometido al escrutinio de un sector de la prensa que exponía sus mentiras y mostraba que sus afirmaciones no tenían ninguna relación con la realidad.

Si una de las funciones de la prensa es jugar un rol de contrapeso del poder, varios medios lo hicieron hasta el final. Sin embargo, Trump fue capaz de crear burbujas, donde los ciudadanos se confirman a sí mismos en torno a lo que quisieran que fuera real, donde el discurso sin sustento se convierte en “hechos alternativos” y quien denuncia la deshonestidad es un enemigo del pueblo.

Letras Libres reunió a cuatro periodistas para que hablaran de su oficio: Raúl Trejo Delarbre –investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la unam y columnista de La Crónica–, Peniley Ramírez –reportera de la Unidad de Investigación de Univisión–, José Pérez-Espino –colaborador de El Diario de Ciudad Juárez, exeditor del semanario Día Siete y autor de El periodismo del futuro (Endebate/Penguin Random House, 2012)– y Mario González –conductor de Perspectivas y del programa semanal México Opina en cnn en Español.

Letras Libres, Juan Carlos Romero Puga

Para leer el reporte completo sigue el vínculo

La hipocresía de los medios: Fernando García Ramírez (El Financiero)

Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comentario siguiente:

La hipocresía de los medios

Fernando García Ramírez, El Financiero

Durante mucho tiempo la prensa pretendió ser objetiva y neutral. No se dirigía a un público específico sino a todos los lectores. Aparentemente aspiraba a no inclinarse ante ninguna opción específica. Ahora sabemos, en retrospectiva, que la prensa de aquellos tiempos sí tomaba partido, que su mirada era sesgada –por sus intereses de clase, por su ideología, por sus creencias– y que por serlo no era objetiva. Hoy ya no hablamos de prensa sino de medios.

Para leer el comentario completo sigue el vínculo

Verdad, democracia y periodismo: Antonio Caño (El País)

Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comentario siguiente:

Verdad, democracia y periodismo

EL PAÍS comienza hoy una serie de contenidos especiales sobre la libertad de prensa para mostrar la realidad de una labor en constante amenaza

ANTONIO CAÑO, El País

10 ABR 2017

La libertad de prensa está en peligro, y con ella, toda la arquitectura de libertades y derechos que conforman una democracia. Conocimos una época en la que la falta de libertad se identificaba, justamente, por el miedo a hablar. Hoy, casi en el extremo contrario, es el exceso de palabras, la verborrea desatada, lo que, en buena medida, se utiliza para negarle al ciudadano el acceso a la verdad.

Para leer el comentario completo sigue el vínculo