Periodismo 101: David Páramo (Excélsior)


Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comentario siguiente:

Periodismo 101

David Páramo, Excélsior

28 ABR, 2017

En septiembre de 1984, hace casi 33 años, inicié mis estudios de periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y a finales de ese mes ya había aprendido los principios fundamentales que debe tener una noticia: Destacadamente una fuente de información.

Este fundamento es que se debe tratar de algo que se pueda corroborar, ya sea un documento o una persona.

Para leer el comentario completo sigue el vínculo

Anuncios

One Reply to “Periodismo 101: David Páramo (Excélsior)”

  1. David Páramo, autor de la columna “No tires tu dinero” (una de mis favoritas), critica la facilidad con la que la prensa cayó en la trampa del rumor sobre el abandono del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no sólo en los Estados Unidos, sino también en México. Indistintamente de las razones para propagar un hecho desmentido por las declaraciones del Presidente de los Estados Unidos, horas después, el efecto buscado al esparcir dicho rumor se consiguió, según el autor.
    Cuando uno estudia Ciencias de la Comunicación y ve que los medios reproducen la información sin verificarla, no puedo evitar preguntarme ¿Qué no llevaron géneros periodísticos?, en esa clase nos explican que la información que presentemos debe ser verificable, si bien es cierto que las fuentes pueden permanecer en el anonimato, los datos presentados deben siempre contar con un sustento, la información no sólo se presenta.
    Parece que los medios de ahora no tienen tiempo de corroborar y lo que dice un portal debe ser cierto, y debe además, reproducirse. Las redes sociales facilitan esta propagación de información, misma que tiene como resultado lo que algunos llaman desinformación.
    El ejemplo es claro, Páramo lo resalta en su columna, habla de un rumor sobre la salida de USA del TLCAN, cuando se dio a conocer esa información (falsa) los medios lo reprodujeron de manera tal que el peso se vio sumamente afectado, los mercados comienzan a volverse locos y a tener efectos negativos. En cuando se desmintió esa información, todo pareció volver al ritmo normal y ahora es como si eso no hubiera pasado, sin embargo, pasó. Y eso permite poner en entredicho la labor de los medios y la credibilidad de los periodistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s