Otra batalla generacional: medios de comunicación y redes sociales: Francisco Abundis (Milenio)


Al observatorio de medios OMCIM le parece relevante el comentario siguiente:

 

Otra batalla generacional: medios de comunicación y redes sociales

Francisco Abundis, Milenio

Fundador y director de Parametría

03/03/2017 02:16 AM

México.- Cada vez más ciudadanos se enteran de acontecimientos públicos. Como público tenemos más información independientemente de nuestra capacidad para entenderla. De manera inevitable nos enteramos de más temas de vida pública por diferentes medios.

 

Para leer el comentario completo sigue el vínculo

Anuncios

4 Replies to “Otra batalla generacional: medios de comunicación y redes sociales: Francisco Abundis (Milenio)”

  1. Actualmente las emergentes fuentes de información denominadas Redes Sociales han influido en una nueva forma de información de la ciudadanía. Puesto que se han convertido en una parte importante en el quehacer de las personas a lo largo de su rutina diaria.

    Como bien se menciona en la nota el surgimiento de nuevas fuentes de información incitan a criticar los medios convencionales o medios masivos, los cuales tiempo atrás no se habían criticado con la misma rigidez como se critican hoy en día. Es por eso que podemos afirmar que “la confianza en los medios de comunicación convencionales va a la baja”, puesto que tenemos acceso a información de todo tipo y no solo información “elegida” verticalmente o el encuadre (framing) de los medios convencionales, sino información de fuentes que critican a los mismos medios, como es el caso de este portal.

    Por otro lado, también hay que tomar en cuenta la importancia de las fuentes de información que se consultan en Internet o en redes sociales, ya que, al tener fácil acceso a información, también podemos tener fácil acceso a desinformación. Lo importante aquí sería señalar a fuentes confiables para poder enriquecer nuestro punto de vista al respecto sobre un tema.

    Pero sin lugar a duda el surgimiento de una nueva fuente de información presiona a los medios convencionales a mantenerse al mismo margen de veracidad de la información, cosa que beneficia a los usuarios.

  2. Francisco Abundis habla de las brechas generacionales presentes dentro de la industria comunicativa con cierto escepticismo acerca de lo que una nueva manera de abarcar información puede hacer, refiriéndose a las redes tecnológicas.
    Si bien existe un porcentaje de la población que consume un medio físico como la televisión o el periódico bien puede considerarse a la capacidad digital de la información como algo bastante contrastante. ¿Uno puede vivir sin el otro o sencillamente son contrapartes como una moneda?
    La información, a ver del alumno, metamorfosea en la manera en la que puede ser asimilada. Los antiguos griegos, persas, egipcios, etc. se valían primordialmente de los sentidos para asimilar lo que ocurría a su alrededor. Lutero junto Gutenberg dieron un cambio significativo con la imprenta para volver a la información algo accesible. Si Marshall Mcluhan hablo de una “aldea global” la idea no resulta lejana para la actualidad.
    Las cosas no parecen ser sencillas frente a la información no procesable. La alternativa más sensata sería confiar en los medios comunicativos sin embargo al ver la falla de estos frente al mundo ¿La aldea digital es el refugio del ciudadano promedio?
    En una sociedad yuxtapuesta entre pasado, presente y futuro lo digital sigue impresionando a personas por lo tanto la respuesta bien puede encontrarse en la refinación del medio digital conocido como internet. Quizá, como respuesta secundaria, el problema se encuentra en el poco interés que la gente tiene frente a la información que ofrecen ambos medios.
    Ambas maneras de ver el problema (poco interés frente mala información) implican una raíz más profunda dentro de un sistema que parece resistente para aceptar un cambio por completo optando por una adaptación de lo nuevo a lo viejo en vez de que sea viceversa.
    El futuro combina la incertidumbre con la fe. Sin ámbito de predecir algo la inmediatez de los tiempos parece traer resistencia en los medios; la pregunta reside en cuanto más podrán aguantar frente a un cambio significativo.

  3. Y justamente por lo que sucedió en Estados Unidos de América donde muchas personas dejaron influir su voto por culpa de noticias falsas es por lo que se llenó, en su momento, Facebook de la campaña en contra de las páginas que solo creaban noticias.
    Intentando borrar y no dejando que se publicitaran estás páginas que solo sirven para desinformar y dar a conocer que las personas podemos llegar a creer cualquier cosa. ¿Es suficiente que borren las paginas? Si es tan sencillo crear una nueva y escribir lo que sea, subirla a alguna red social y compartir la publicación. Con los miles de páginas que existen, ¿hay posibilidad de que se eliminen todas?
    ¿Son los jóvenes los que aceptan con más facilidad las noticias falsas? ¿Por qué se conforman con que sus amigos o contactos de Facebook los hayan compartido o porque les da flojera investigar más el asunto?
    Las redes sociales usándose sabiamente llegan a dar una perspectiva diferente de una misma noticia, de un mismo hecho. Pueden a completar o cambiar todo, ¿pero de qué sirve eso si por cada página seria existen tres que dan noticias falsas?

  4. Uno de los grandes problemas en nuestro país, es que incluso con personas que rebasan la barrera de escolaridad mínima promedio en México (segundo de secundaria) no tienen interés en la política, por l tanto no están enterados de lo que sucede en su entorno, no son capaces de comprenderlo ni razonarlo, y se excusan de no creer en lo que acontece con los encargados del poder.
    Gracias a las redes sociales, la información, no solo política sino en todos los ámbitos, está más al alcance de los jóvenes, y esto es un arma de dos filos, ya que puede ser que debido a que podrían no comprenderla, resultaría fácil para cualquiera publicar datos falsos, exagerados o modificados para favorecer o perjudicar a algunas personas. Del grupo receptor de este mensaje, un muy pequeño porcentaje podrá captarlo, otro grupo mayor muy probablemente lo entienda mal, y otro grupo aun mas grande, ni siquiera se interesará.
    Los más cercanos a estos canales de comunicación tan actuales, son los jóvenes, si ellos estuvieran capacitados para hacer un análisis crítico de lo que ahí ocurre, sería un gran avance, sobre todo suponiendo que ellos son quienes deberían estar más interesados a cerca de decisiones tan importantes como las elecciones, aunque como ya se ha mencionado con anterioridad, ellos son quienes desean mantenerse el margen de esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s