Un golpe más para la televisión mexicana; Álvaro Cueva (El Financiero)


Un golpe más para la televisión mexicana

Álvaro Cueva, Milenio

19/02/2017

Estoy preocupado por los nuevos “lineamientos de clasificación de contenidos audiovisuales de las transmisiones radiodifundidas y del servicio de televisión y audio restringidos” que se publicaron el 15 de febrero en el Diario Oficial de la Federación.

Dicho en otras palabras, acaban de cambiar las reglas de lo que podemos ver en la televisión.

¿Y? ¿Qué tiene esto de malo si la televisión se estaba pasando de lista con la transmisión de sexo, violencia y groserías?

Tiene de malo que los menos afectados van a ser los programas con sexo, violencia y groserías. Son unos ajustes muy raros.

¿Por qué? Por dos poderosísimas razones.

Primero, porque no coinciden con la realidad. Se nota que fueron hechos más para quedar bien con ciertos sectores que para contribuir a la búsqueda de calidad, competencia y respeto a las audiencias.

Y, segundo, porque lo que estos lineamientos van a provocar va a ser una verdadera catástrofe a nivel industria.

Profundicemos. Sí, hay contenidos muy delicados en nuestras pantallas que de una manera u otra contribuyen a cuestiones negativas.

Usted sabe, a perder la sensibilidad respecto a determinadas situaciones de sangre y a faltarle al respeto a las mujeres, a los discapacitados y a los homosexuales.

Pero no están ni en todos los canales ni en todos horarios.

Paralelamente a esto, hay producciones que llevan años abordando muchos de nuestros peores conflictos sociales para ayudar a las multitudes a encontrar soluciones.

Los lineamientos que acaban de ser publicados, en lugar de invitar a las televisoras a mover a horarios menos familiares las emisiones delicadas, van a perjudicar a las producciones que ayudan a las multitudes.

Conceptos como La rosa de Guadalupe, Lo que callamos las mujeres, Como dice el dicho, La doble vida de Estela Carrillo y La fiscal de hierro ya no van a poder abordar temas de interés general.

Nuestras familias, ahora, en lugar de sentarse a discutir sobre el consumo de drogas, la trata de personas y el odio hacia los migrantes, van a tener que chutarse puros asuntos light y sin importancia.

¡Los van a matar! ¡Van a acabar con lo poco que todavía funciona en la industria de la televisión mexicana!

¿Ahora entiende cuando le digo que esto va a provocar una catástrofe?

Usted nada más imagínese que está produciendo algo, que está grabando a marchas forzadas, que está peleando por un rating y que su competidor le acaba de meter un susto.

No va a poder reaccionar porque le va a tener que mandar a las autoridades sus escenas para que ellas determinen si son aptas o no para transmitirse en ese horario.

Y entre que las graba, y entre que las manda, y entre que se les devuelven, ya perdió la oportunidad de competir.

Esto, en el remoto caso de que las personas encargadas de dar los permisos para la difusión de esta clase de contenidos digan que sí, porque si dicen que no, ¿qué va a hacer?

Y ni nos metamos con el tema de los enlatados como Dragon Ball, The Walking Dead o Los Simpson, porque entonces sí vamos a llorar. Nada va a ser apto para nada.

Qué triste historia. Tal parece que el objetivo, en lugar de apoyar a la televisión, es acabar con ella. ¿O usted qué opina?

¡atrévase a opinar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s