Cuando el rumor en redes sociales marca la agenda: Angélica Recillas (Etcétera)


Cuando el rumor en redes sociales marca la agenda

Angélica Recillas, Etcétera

09 de febrero 2017

Hasta el 5 de enero, autoridades de la Ciudad de México detectaron más de mil cuentas de redes sociales desde las cuales se convocó a saquear comercios o se difundió información falsa en el marco de las protestas que iniciaron desde el primer día del año contra el incremento al precio de las gasolinas en el país.

Y es que a la par de las marchas y bloqueos que han tenido lugar en diferentes entidades de la República por el llamado gasolinazo, entre el 3 y el 6 de enero se desató una ola de actos de vandalismo en centros comerciales, que de acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) hasta el 6 de enero sumaban 370 establecimientos. Independientemente del resultado de las investigaciones sobre estos hechos, lo cierto es que en la primera semana del año las redes sociales literalmente se desbordaron en rumores sobre saqueos, “toques de queda” y “golpes de Estado”, que sembraron un clima de incertidumbre en la población y pusieron a prueba a los medios de comunicación para distinguir la información real de la que no lo era.

El caos y la psicosis

El atraco en una tienda de autoservicio en Villa Nicolás Romero, en el Estado de México, marcó la pauta la noche del 3 de enero. A partir de entonces y a lo largo del día 4, en Twitter, Facebook, WhatsApp y YouTube, no cesaron las alertas sobre saqueos en diferentes puntos del país; la rapidez con que fluían obligó a los medios de comunicación a realizar una cobertura inusual que por instantes se vio rebasada y no estuvo exenta de yerros y sesgos.

Aproximadamente a las 18:30 horas del 4 de enero, Grupo Fórmula publicó en su portal una nota sobre el saqueo de una tienda Coppel en Tultepec, Estado de México, misma que subió media hora después a Twitter con el título: “Jóvenes armados con tubos y cuchillos recorren calles de Tultepec”. Sin embargo, la fotografía que acompañaba el reporte resultó falsa, pues los establecimientos presuntamente atacados, mostraban letreros en árabe. Dos horas después, y tras los comentarios de los usuarios que se percataron de la pifia, la imagen fue retirada y la cadena ofreció disculpas.

Durante la tarde y noche del 4 de enero, los servicios informativos de radio y televisión estuvieron dominados por los reportes de actos de vandalismo en tiendas de autoservicio y comercios en diferentes ciudades del país. El alud informativo provocó una verdadera psicosis entre la población que a través de redes sociales o llamadas a los noticieros hacía preguntas, o bien, reportaba algunos eventos como desalojos intempestivos de centros comerciales o cierres prematuros de los mismos.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), tan sólo el miércoles 4, unos 20 mil pequeños negocios en la Ciudad de México cerraron como consecuencia de los falsos rumores de saqueos y violencia, lo que dejó pérdidas por 52 millones de pesos. Asimismo, la ANTAD reportó que hasta el jueves 5 contabilizaron 370 establecimientos afiliados que fueron saqueados, principalmente en Estado de México, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Quintana Roo y la Ciudad de México.

El jueves 5, autoridades de la Ciudad de México informaron sobre la investigación de más de mil cuentas de redes sociales desde las cuales se incitó a cometer bloqueos o se alertó sobre eventos falsos. Un día después, el subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros, dio a conocer la detención de más de mil 500 personas en todo el país por su presunta participación en actos vandálicos. Aún están en curso esas investigaciones, no obstante, desde la tarde del martes 10 de enero en algunos portales como Eje Central y Grupo Fórmula, se divulgó parte de un documento atribuido a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) en donde se menciona al dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador; el senador por el mismo partido, Mario Delgado, así como al exdiputado Gerardo Fernández Noroña, entre los promotores de las protestas. Un día después, El Universal colocó el tema en portada señalando a López Obrador como “promotor” de marchas y bloqueos contra el gasolinazo.

Hay antecedentes de todo esto.

Anuncios

Un comentario sobre “Cuando el rumor en redes sociales marca la agenda: Angélica Recillas (Etcétera)

  1. Es verdad que el protagonismo de las redes sociales ha aumentado, las consecuencias se reflejan en la proliferación de los periódicos digitales, así como en el deterioro de la calidad de la información periodística.
    Vemos en distintas redes tecnológicas, como son Twitter y Facebook, que son más accesibles para la difusión de contenidos con medias verdades, suposiciones, hechos o noticias sin verificar, y cuyo fin es captar la atención y no la obtención de veracidad, es decir, informar.
    La difusión y circulación de falsa información no había sido tan fácil gracias a las redes digitales. Tras este fenómeno, Facebook y Twitter tienen nuevas obligaciones; de la misma manera en que vetan determinados contenidos como desnudos o mensajes de odio, deben velar por noticias o contenidos que sean veraces.
    Ahora las redes sociales son uno de los principales medios, a través del cual se accede a las noticias, en donde el control de la jerarquía y difusión de la noticias se ha perdido. Asimismo, el mundo de la información ha pasado a ser horizontal, en donde los lectores han podido hacer frente al poder de los medios tradicionales que no facilitan el acceso de los ciudadanos
    Los medios noticiosos son conscientes de esto, y por ello han optado por los medios digitales. Sin embargo, la calidad de las noticias ha disminuido, en tanto que estos medios digitales llegan a regirse más por la viralidad, es decir, por los likes, el número de visitas, el número de notas compartidas, creando contenidos mucho más sensacionalistas u optan por la difusión de notas basadas en rumores sin verificar su autenticidad previamente.
    Asimismo, esto se vuelve un problema cultural, en tanto que la mayoría de los individuos no está acostumbrado a verificar un hecho, dando por hecho que si está en la red es un hecho veraz, llegando a compartir contenidos descontextualizados o falsos, acrecentando la psicosis colectiva y la difusión en cadena de un rumor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s