Cubrir a Trump: Pascal Beltrán del Río (Excélsior)


Cubrir a Trump

Pascal Beltrán Del Río, Excélsior

02/03/2017

Hoy se cumplen apenas dos semanas de que Donald Trump asumiera la Presidencia de Estados Unidos.

Por la avalancha de hechos que han sucedido en este breve lapso –apenas 1% del tiempo por el que fue elegido para ocupar la Casa Blanca– parece un tiempo mucho más largo.

El mandatario ha abierto tantos frentes de conflicto simultáneos que, a ratos, resulta imposible seguir puntualmente la información.

Pero si hemos de encontrar algún denominador común de sus acciones es la forma en que se ha enfrentado con los medios y la manera en que éstos han devuelto los golpes.

En medio de la guerra entre Trump y las empresas de comunicación, parece haberse olvidado el papel que debe cumplir el periodismo en toda sociedad democrática: ser una fuente de información veraz contra la cual los ciudadanos pueden contrastar la actividad de los gobernantes.

Por eso celebro el memorándum que Steven J. Adler, presidente y editor en jefe de la agencia Reuters, escribió el martes pasado a sus colaboradores respecto de cómo cubrir a Trump.

“Los primeros días de la Presidencia de Trump han sido memorables para todos y especialmente retadores para el negocio de la información”, dice en el texto el exsubdirector de The Wall Street Journal.

Adler se pregunta cuál debe ser la respuesta de la agencia ante un Presidente que considera que los periodistas están entre la gente más deshonesta del mundo y cuyo principal estratega califica a los medios como el partido de la oposición.

“¿Debemos oponernos al gobierno? ¿Apaciguarlo? ¿Boicotear sus conferencias? ¿Usar nuestras plataformas para reunir apoyo a los medios? Todas esas ideas han sido mencionadas, y pueden ser correctas para algunas empresas informativas, pero no tienen sentido para Reuters.

“Nosotros ya sabemos qué hacer, porque lo hacemos todos los días y en todo el mundo.

“A riesgo de ser obvio, Reuters es una empresa informativa que reportea de manera independiente y equilibrada en más de cien países, incluyendo algunos donde los medios no son bienvenidos y frecuentemente están bajo ataque.

“Siempre estoy muy orgulloso de nuestro trabajo en lugares como Turquía, Filipinas, Egipto, Irak, Yemen, Tailandia, China, Zimbabue y Rusia, naciones donde hemos encontrado alguna combinación de censura, fiscalización penal, denegaciones de visa e incluso amenazas físicas a nuestros periodistas.

“Respondemos a todo ello haciendo nuestro mejor esfuerzo por proteger a nuestros periodistas, confirmando nuestro compromiso de reportear de manera equilibrada y honesta, buscando incansablemente información difícil de obtener y manteniendo nuestra imparcialidad.

“Rara vez escribimos sobre nosotros mismos y nuestros problemas, y muy a menudo sobre los temas que marcan la diferencia en las actividades y la vida de nuestros lectores y televidentes.

“No sabemos qué tan filosos se volverán en el tiempo los ataques del gobierno de Trump ni hasta qué punto esos ataques serán acompañados por restricciones legales hacia nuestro trabajo. Pero sabemos que debemos seguir las mismas reglas que mandan sobre nuestro trabajo en todos lados”.

Continúa Adler: “Ésa es nuestra misión, en Estados Unidos y en todas partes.

“Marcamos la diferencia en el mundo, porque practicamos un periodismo profesional que es tanto intrépido como imparcial. Cuando nos equivocamos –cosa que llega a suceder–, corregimos los errores rápido y en su totalidad. Cuando no sabemos algo, lo decimos. Cuando escuchamos rumores, los seguimos e informamos sólo lo que nos consta”.

Da gusto que en estos tiempos de incertidumbre haya colegas que recuerden los fundamentos de este oficio que muchos en ocasiones olvidan.

El periodismo tiene una sola misión: informar. No se propone hacer el cambio social ni tumbar a un partido del poder y poner a otro en su lugar.

Y ante fenómenos de estos tiempos digitales que tienden a engañar y tergiversar los hechos –como la llamada posverdad–, su respuesta ha de ser una sola: reportear, ir en busca de los datos duros y revelarlos tal cual son, sin motivos ocultos y sin importar a quién complacen y a quién no.

BUSCAPIÉS

Josefina Vázquez Mota no definirá su participación en la elección a gobernador del Estado de México mientras no se resuelva la impugnación al proceso de nominación del PAN presentado por el diputado Ulises Ramírez Núñez, quien está inconforme con que la designación por parte de la dirigencia nacional sea el método de selección del candidato o candidata a la gubernatura.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s