Apoyemos a La Jornada: Federico Arreola (SDP Noticias)


 

Apoyemos a La Jornada

FEDERICO ARREOLA / SDP Noticias

16 ene 2017 19:23

“Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”. Esta es una frase del periodista polaco Ryszard Kapuściński. Aplica a todas las empresas periodísticas de cualquier tipo y a todas las personas que colaboramos en las mismas.

En realidad, la expresión no aplica a todas las empresas periodísticas ni a todos los periodistas. Hay excepciones: La Jornada y toda la gente que trabaja en el gran diario mexicano de izquierda.

La información es un negocio, bueno o malo, para los siguientes medios, empresarios y periodistas:

1.- Alejandro Junco de la Vega, de Reforma, un diario que ha logrado niveles de rentabilidad impresionantes y que es una de los grandes motivos de orgullo para la sociedad de Monterrey.

2.- Juan Francisco Ealy Ortiz, de El Universal, líder indiscutible en el periodismo digital.

3.- Carmen Aristegui, exitosa empresaria ella misma en su portal de internet, que tuvo uno de los ingresos más altos que ha ofrecido la radio mexicana mientras conservó su espacio en MVS Noticias.

4.- Ciro Gómez Leyva, que está triunfando en lo periodístico y en lo económico en Radio Fórmula e Imagen TV.

5.- Emilio Azcárrga Jean, de Televisa, la empresa de medios más importante en el idioma español.

6.- Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca, que ha usado correctamente a su televisora para consolidar su poderío empresarial.

 7.- Olegario Vázquez Aldir, de Imagen, que en muy poco tiempo ha construido el tercer grupo de medios más grande de México.

 8.- Francisco González, de Milenio, que ha hecho crecer en todo el país sus empresas mediáticas surgidas en Monterrey

 9.- Carlos Slim, que no se ha conformado con tener un imperio en telecomunicaciones y otros sectores económicos, sino que ha invertido con valentía en proyectos informativos.

 10.- Enrique Krauze, el empresario cultural más destacado de México, verdadero paradigma de la posibilidad de reunir en una misma persona talento para el desarrollo de proyectos y pasión por la historia de México.

 11.- Joaquín López-Dóriga, que no se rinde, a pesar de algunos tropiezos recientes en su carrera: sigue con su actividad muy bien remunerada en Radio Fórmula y, como Aristegui, ha desarrollado un proyecto de internet bastante bueno que lleva su nombre.

 12.- Joaquín Vargas, de MVS, que pudo reemplazar sin pérdidas mayores a su estrella de tantos años.

 13.- Manuel Arroyo, de El Financiero, que ha levantado en poco tiempo a un diario especializado en negocios, algo que curiosamente ha hecho con muy buena información política.

 14.- Óscar Mario Beteta, que conduce uno de los espacios radiofónicos más rentables en México.

 15.- Carlos Mota, de El Financiero, que en sí mismo es una marca de periodismo de negocios de calidad.

 16.- Jorge Nacer, de El Economista, un empresario atrevido y talentoso con planes para potenciar al máximo su proyecto de comunicación.

 17.- Jaime Azcárraga, de Radio Fórmula, el más importante grupo radiofónico mexicano.

 18.- Carlos Álvarez del Castillo, del diario más influyente de Guadalajara, El Informador.

 19.- Patricia González-Karg de Juambelz, del periódico líder en La Laguna, El siglo de Torreón.

 20.- Rafael Rodríguez Castañeda, de Proceso, que está haciendo algo que el legendario fundador de este semanario, Julio Scherer, no logró generar: un negocio.

La Jornada y su verdad tan alejada de los negocios

El diario de izquierda dirigido por Carmen Lira –periodista extraordinaria que es una gran persona– ha estado absolutamente ocupado buscando su verdad, y desde luego difundiéndola por su convicción de que el conocimiento de la misma beneficia a México y a los mexicanos.

Por esa razón, porque para La Jornada su verdad es más importante que el negocio, nadie ahí ha tenido tiempo de dedicarse por completo a las tareas de planeación, organización, ventas, desarrollo de nuevos proyectos, etcétera, sin las cuales no puede crearse una empresa comercial en forma, es decir, que gane mucho más dinero del que gasta.

Hoy La Jornada está en problemas

Un editorial de este lunes narra con toda crudeza la difícil situación por la que pasa ese periódico:

1.- “En días recientes la empresa Demos SA de CV, editora de este diario, comunicó a sus trabajadores la impostergable necesidad de ajustar el contrato colectivo de trabajo a fin de dar viabilidad a la organización y a su producto informativo en las circunstancias actuales, caracterizadas por una crisis generalizada del periodismo impreso, una difícil e incierta situación económica nacional y una distorsión en las finanzas de la propia Demos que ha llevado a destinar más de 90 por ciento de sus ingresos al pago de salarios y prestaciones”.

2.- “Como es del dominio público, desde su fundación, hace 32 años, La Jornada ha tenido, como uno de sus ejes fundamentales, la determinación de otorgar a su personal las mejores condiciones salariales posibles, así como un alto nivel de prestaciones, incluso a costa de no repartir utilidades a sus accionistas y de sacrificar oportunidades de crecimiento”.

 3.- “Hoy ya no es el crecimiento, sino la viabilidad misma de la empresa y del periódico lo que está en juego”.

 4.- “Se ha hecho indispensable, por ello, formular al Sindicato Independiente de Trabajadores de La Jornada (Sitrajor) una propuesta para ajustar la totalidad de las percepciones y prestaciones a lo que establece la Ley Federal del Trabajo, manteniendo los mismos niveles salariales”.

 5.- “La empresa no sólo busca, con ello, preservar el periódico, su independencia y su línea editorial, que resulta particularmente necesaria en el momento actual de México, sino también la totalidad de las fuentes de trabajo, de las que dependen alrededor de 500 familias”.

 6.- “En el espíritu de La Jornada no ha estado, ni estará, la fórmula de los despidos masivos como vía para superar las dificultades financieras, y sí la mejor disposición de llegar a acuerdos con la comunidad de trabajadores en general y del Sitrajor en particular”.

La Jornada, fundamental para México

A la Academia de Platón no entraba nadie que no supiera geometría. A La Jornada no entra nadie que ignore el valor del periodismo entregado a una causa, no política y ni siquiera ideológica, sino simple y sencillamente la entregar el periodismo a los intereses de la gente que en nuestro país menos tiene.

Todos debemos aportar, no solo apoyar, a La Jornada

Un proyecto ejemplar no debe seguir sufriendo por la crisis de los diarios impresos. Todos debemos aportar a La Jornada. Aportar, en efecto: no solo apoyar moralmente. Con apoyos morales no se supera ninguna crisis.

Algún fiscalista creativo habrá que diseñe un plan viable de donaciones o contribuciones de dinero que no alteren absolutamente en nada la estructura accionaria de La Jornada.

Hay situaciones en las que la solidaridad no solo puede, sino debe ponerse en práctica. Los mexicanos, todos, en especial los que nos dedicamos al periodismo, debemos considerar una obligación ética actuar para que La Jornada se fortalezca.

Incluyo en esa obligación a los que se consideren enemigos del diario espléndidamente dirigido por la señora Lira.

Los otros medios deben tomar la iniciativa: Alejandro Junco delegar en sus contadores la tarea de apoyar a La Jornada; Emilio Azcárraga en Bernardo Gómez; Olegario Vázquez Aldir en Ernesto Rivera; Ricardo Salinas Pliego en Jorge Mendoza, y así todos ellos con la generosidad que en el fondo de sus corazones sin lugar a dudas les caracteriza.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s