The Washington Post, redituado por engañar lectores con noticias falsas: Glenn Greenwald (Etcétera)


The Washington Post, redituado por engañar lectores con noticias falsas: Glenn Greenwald

Etcétera

06 de enero 2017

Como medios de comunicación, caer en la trampa de las noticias falsas (creerlas y difundirlas como legítimas), es embarazoso, más, si colegas o el mismo público nos deja en evidencia. Sin embargo, Glenn Greenwald, fundador del portal estadounidense The Intercept, dice que hay diarios que, incluso las promueven porque resultan “gratamente recompensados”.

El reconocido periodista y ganador de diferentes premios aseguró en un artículo publicado el 4 de enero, que grandes medios vuelven virales este tipo de contenidos para convertirse en empresas aún más redituables (mayor tráfico en su portal, más venta impresa y publicidad gratis).

“Saben que no es un comportamiento ético, pero no hacen nada por evitarlo”, critica Greenwald, y “si se trata de Rusia es inmediatamente tratada como real y no siempre es así”, agrega.

Esto, en relación a dos noticias falsas que The Washington Post divulgó sobre los ciberataques rusos: la primera (publicada en noviembre), aseguraba que Rusia difundía noticias falsas para perjudicar el proceso electoral en Estados Unidos; después fue desmentida por los editores.

La segunda (fechada el 31 de dieimbre), afirmaba que hackers rusos habían penetrado en la red eléctrica estadounidense a través de una computadora de una empresa de servicios públicos en Vermont. Un hecho falso, ya que, tras ser cuestionados sobre la veracidad de la nota, reconocieron que no contaban con pruebas.

“Los periodistas que las difunden se retractan con discreción. Como resultado, sólo una pequeña parte de la población termina por conocer la información real”.

En el artículo coloca como ejemplo de la poca voluntad de algunos “profesionales de la información” por erradicar los bulos que inundan Internet y las redes sociales, un tuit del director del Washington Post, Marty Baron, donde sigue promocionado una de sus noticias falsas, a pesar de haber admitido que estaba exagerada.

“Después de haber publicado esas noticias falsas que fueron vistas por decenas de miles de personas, si no más, Baron no tomó ninguna medida para asegurarse de que esos individuos supieran acerca de la rectificación, al menos de las partes más escandalosas del contenido”, cuestiona.

Para Greenwald, son varios los medios que se olvidan de su responsabilidad periodística y comparten lo que parece una noticia sin el más mínimo escrutinio crítico.

(Con información de The Intercept)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s