AT&T y Time Warner, la megafusión que afectará mercado mexicano: Jenaro Villamil (Homozapping)


AT&T y Time Warner, la megafusión que afectará mercado mexicano

Jenaro Villamil  /  Homozapping

De aprobarse por los reguladores norteamericanos la fusión entre la compañía telefónica y de internet AT&T, la segunda más grande de Estados Unidos, y Time Warner, el mayor productor de contenido audiovisual en las distintas plataformas (cine, video y televisión), afectaría no sólo al mercado norteamericano al crearse “el primer gran consorcio de telefonía que combina contenidos” sino también al mercado mexicano.

AT&T pretende adquirir por 85 mil 400 millones de dólares a Time Warner, incluyendo una abultada deuda que superaría los 100 mil millones de dólares. En meses pasados los reguladores vetaron la fusión entre Comcast Corp y NBC Universal, que pertenecía a General Electric, por una serie de condiciones que no fueron cumplidas.

El análisis de The Wall Street Journal sobre la fusión entre AT&T y Time Warner indica que una de las ventajas es que “no se trata de una fusión horizonal”, como ocurrió antes con el intento de AT&T de absorber T-Mobile en 2011, dos compañías telefónicas móviles.

Aquí se trataría de fusionar una red de distribución (AT&T) a través de internet y telefonía móvil, junto con una generadora de contenidos (Time Warner).

Sin embargo, la organización Free Press considera que estas megafusiones afectan la libertad de expresión y de contenidos porque se crean incentivos para negar la programación de otros distribuidores y favorecer el contenido de una sola.

El vocero de la campaña Stop Big Media, Matt Wood, afirmó que estas grandes fusiones “inevitablemente” significarán un precio más alto para los usuarios de telefonía móvil y una menor pluralidad.

Impacto en México

La fusión impactará inevitablemente en el mercado de telecomunicaciones y de contenidos audiovisuales en México, ya que AT&T se convirtió en el tercer mayor operador de telefonía móvil tras adquirir por 4 mil 400 millones de dólares en 2015 a Iusacell y Nextel, las dos compañías que antes intentaron fusionarse con las empresas televisivas Televisa y TV Azteca.

La reforma de telecomunicaciones abrió las puertas hasta un 100 por ciento para la inversión extranjera y de esta manera AT&T se convirtió en la tercera mayor red, por debajo de América Móvil, la compañía preponderante de Carlos Slim que tiene el control del 70 por ciento del mercado de telefonía móvil, y de la española Telefónica, que tiene poco menos del 20 por ciento del mercado mexicano.

Al tercer trimestre de 2016, según el informe de AT&T, llegó a tener 10.7 millones de suscriptores en México, con lo cual habría ganado alrededor de 2 millones de usuarios que le quitaron al gigante de América Móvil.

Por otro lado, AT&T también adquirió a DirecTV, la empresa de televisión restringida que antes compitió con Sky. Ahora, Sky México es propiedad en un 51 por ciento de Televisa mientras que AT&T, vía DirecTV, posee el 49 por ciento restante.

Televisa se vería beneficiado si se crean las sinergias en los contenidos para televisión restringida, pero la otra posibilidad es que AT&T termine por adquirir el 100 por ciento o la mayoría de SkyMéxico, la subsidiaria que mayores ingresos le genera a la compañía de Emilio Azcárraga Milmo.

Por otro lado, el especialista Gabriel Sosa Plata afirmó en su artículo de este martes que “las concentraciones no han beneficiado ni a los usuarios de telecomunicaciones ni a las audiencias”.

Time Warner tiene todos sus principales canales en los sistemas de televisión de paga mexicanos. Ahí están los casos de TNT y Space, señalados en la encuesta de consumo del IFT como los más vistos por la población adulta, así como Cartoon Networks, el más visto por la audiencia infantil mexicana (14 por ciento). En segundo lugar están los canales de Disney con 10 por ciento y Nickelodeon, de la compañía Viacom.

Además, Time Warner tiene los canales CNN, CNN Internacional y CNN en Español, además de HBO, Cinemax, Fashion TV, TBS, Turner Classics Movies, Boomerang y otros de menor audiencia.

Según The Wall Street Journal, Time Warner pretende “combinar activos de medios e internet después de su desastrosa unión con AOL en 2000, que pasó a ser un ejemplo digno de estudio de todo lo que puede salir mal en una fusión ambiciosa”.

La diferencia fundamental es que ahora lo más importante en la época de la convergencia entre audio, video, internet y telefonía móvil son las redes de distribución con paquetes de contenido más flexibles y segmentados para las distintas audiencias.

Netflix y Disney Co.

El anuncio de la megafusión entre AT&T y Warner se produce tres semanas después que en los medios bursátiles se especuló sobre la posible compra de Disney Co. De la plataforma Netflix, por 2 mil millones de dólares.

Netflix, una poderosa red de distribución de contenidos audiovisuales vía internet (OTT), ha desplazado a compañías de televisión restringida y le plantó la cara a Grupo Televisa al anunciar en días pasados que retiraba de su oferta las series y telenovelas de la empresa de los Azcárraga.

Disney ha estado en un proceso de fusión con la compra de Pixar, Marvel y LucasFilm.

En paralelo, también la compañía Viacom está en pláticas para adquirir CBS e integrarla en una sola plataforma de distribución.

Por lo pronto, AT&T que facturó en 2015 un total de 146 mil 801 millones de dólares, se sumará al club de las empresas telefónicas y de internet como Comscat y Verizon que se han apropiado de las empresas de contenido audiovisual.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s