La vida de los otros periodistas: Rubén Cortés (La Razón)


La vida de los otros periodistas

Rubén Cortés  /  La Razón

28 de septiembre de 2016

Es una pena de ida y vuelta: que estén muertos y sean noticia por eso. Son los periodistas que convierten a México, según organizaciones internacionales, en el país de América más peligroso para ejercer la profesión: en la última década, 102 fueron asesinados.

En especial, nuestros periodistas empezaron a perder la vida a partir de 2006, cuando el expresidente Felipe Calderón recrudeció la lucha contra el crimen organizado y se desató la ola de violencia que casi alcanza 50 mil muertos, por lo que sus fallecimientos son atribuidos al narcotráfico.

Sin embargo, existen en el país otros periodistas que, por fortuna, siguen vivos, pero sobre los cuales pesan amenazas muy a tener en cuenta, aunque no llaman la atención con la magnitud de los asesinatos mencionados, debido a dos cuestiones:

1.- En unos casos no está demostrado totalmente el sello del crimen organizado, porque son producto de llamadas telefónicas de voces sin identificar su procedencia; o provienen de las redes sociales.

2.-Las intimidaciones son directamente de la CNTE, sobre todo a los periodistas que cubren sus actos de vandalismo y bandolerismo en Oaxaca.

La semana pasada fueron advertidos de muerte en la Ciudad de México los escritores y periodistas Rafael Pérez Gay (columnista de Milenio) y Héctor de Mauleón (columnista de El Universal), este último por segunda ocasión en los últimos meses.

“No sabes con quien te viniste a meter, puto’, ‘no te la vas a acabar, voy a pedir una camioneta y te vamos a dar un levantón, puto, a ti y a toda tu familia, pero antes te vamos a coger. Ya valiste. Te atreviste a tocar en mi casa”, escribió Pérez Gay su caso de aviso, dado verbalmente por un sujeto.

El amago a De Mauleón fue producto de una entrega de su columna En tercera persona titulada “Perdieron La Condesa”, acerca de una balacera en la calle Pachuca, en esa colonia capitalina, a la que describió como un centro de delincuencia, extorsiones y asaltos a la orden del día.

Oye hijo de perra @hdemauleon te metiste con las personas equivocadas. El Patrón ya dió la orden a los plomazos, le conminó enseguida al periodista el usuario Little Machi (@little_machi)

Sobre los periodistas oaxaqueños la CNDH debió emitir la Recomendación General 24 sobre agravios a periodistas por observar “un alto grado de impunidad”. El episodio más reciente fue la amenaza de la CNTE de quemar viva a la fotógrafa embarazada Citlalli Granados.

Pero, desde enero, van 31 amenazas de muerte, intimidación, agresión física y verbal y despojo de equipo de trabajo por parte de organismos sindicales contra periodistas oaxaqueños, 25 de ellas realizadas por la CNTE. Sí, todos están vivos.

Pero no los olvidemos.

2 thoughts on “La vida de los otros periodistas: Rubén Cortés (La Razón)

  1. En alguna ocasión, hace pocos años, en clase de filosofía, el profesor comenzó a hablar de la escritura. Una de las frases que retumbó mayoritariamente en mi cabeza fue, más o menos, la siguiente: “no hay creación más bella que el lápiz y el papel. Es bajo su unión como las mejores ideas quedan plasmadas”. El hecho de que esas ideas puedan compartirse hace del escribir una fuerte arma comunicativa cuyo estudio no pasa desapercibido.
    Muchas veces se ha hablado de que uno de los “beneficios” de escribir, a diferencia de otras formas de comunicarse es una mayor “libertad de expresión”. Sin embargo, a lo largo de la historia ha resultado cada vez más difícil que ésta se logre: el incendio de la Biblioteca de Alejandría, las polémicas suscitadas por la iglesia para la gente, o los asesinatos de aquellos supuestamente protegidos para dar a conocer algún hecho, o su opinión, son un claro ejemplo.
    Hablar de 102 asesinatos, en una década, en un solo país (México), es mucho más alarmante. Si lo concentramos en cifras, apenas el año anterior Alejandra Padilla, periodista de El Universal publicaba en un artículo que, de acuerdo con la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF), México se encontraba en el lugar 148 de 180, en donde el número uno (Finlandia) es el país con mayor libertad de prensa.
    Aún recuerdo aquella vez que, hace tiempo, escuché por primera ocasión la frase: “En México hay talento, solo falta apoyarlo”. Por un lado pensé que era muy cierta, pero ahora también pienso que, con hechos como este, ese talento teme desempeñarse aquí, y no lo culpo.
    He de decir que lo anterior no es solo mera especulación, pues no solo he leído notas reportando estos acontecimientos, sino que lo he oído de personas cercanas que quisieran dedicarse a esta profesión. He de añadir también que hasta cierto punto yo también he temido, pues es a lo que quiero dedicar el resto de mi vida y por lo cual estoy estudiando.
    Ha sido una década, pero, insisto, hay muchos más años y muchos más casos, por supuesto. El leer, el escribir, el pensar, no debe estar sometido a lo que diga un gobierno, o la iglesia, o cualquier institución que se diga “influyente” o “importante”, mucho menos si es lo que nos ha traído de las cavernas a los seres racionales que, se supone, somos hoy.
    Es por ello que propongo, no una marcha, no medios violentos, sino que seamos lo totalmente racionales y eduquemos. Prestemos libros, despertemos inquietudes, plasmemos nuestras ideas en cualquier lugar y, en lugar de criticarlas o hacerlas menos, enriquezcamos éstas y alentemos a seguir plasmándolas. El conocimiento no debe verse sometido sino se permite, pero, insisto, de forma racional, coherente.

  2. En nuestro país ser periodista es una labor de pocos y de valientes, la mayoría de ellos se juegan la vida al cubrir notas que involucran al narcotráfico y al Gobierno Federal, si se exhibe o denuncia a dichas entidades se corre el riesgo de ser amenazado, intimidado, agredido, desaparecido y en el peor de los casos, asesinado.

    Es inverosímil que los periodistas sean asesinados por hacer su trabajo, por ir al lugar de los hechos, recolectar información y publicar con toda la veracidad posible la verdad de lo que ocurre a lo largo y ancho de nuestro país. El 11 de septiembre del año en curso, la organización Artículo 19 presentó su segundo informe trimestral que revela que un periodista es asesinado cada 26 días en México, no obstante, este documento omite las decenas de agresiones, intimidaciones y violaciones a la libertad de expresión que padece el periodismo nacional.

    En los últimos años Oaxaca ha sido la entidad en la que, pareciera, hay mayor represión contra la actividad periodística por la presencia de la CNTE, sin embargo, esta situación persiste en todo el país ya que decir la verdad puede costar la vida; medios y periodistas difunden la información que no comprometa su integridad y seguridad. Es importante mencionar que el informe de Artículo 19 también destacó que Oaxaca no es el estado con más agresiones hacia la prensa, es el número tres, la Ciudad de México y Veracruz son el primer y segundo lugar, respectivamente.

    Ahora bien, el asesinato de los comunicadores, en la mayoría de los casos, queda impune y, el gobierno no hace nada por frenar esta lamentable situación, no se preocupa por salvaguardar a las personas que mantienen al día a la sociedad con lo que ocurre dentro del país, que indagan y sacan a la luz el narcotráfico, la inseguridad, la impunidad y la corrupción que corrompe a nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s