¿La TV derrotó al PRI?: Javier Tejado (El Universal)


¿La TV derrotó al PRI?

Javier Tejado  /  El Universal

 

En mayo de 2014, el gobierno federal anunció con bombo y platillo un ambicioso plan de transición de la televisión analógica a la Televisión Digital Terrestre (TDT) con el reparto de 12.6 millones de televisores en todo el país. Estos venían en sendas cajas con la leyenda del gobierno federal “Mover a México” y un logotipo tricolor, idéntico a los colores del PRI.

La oposición política y, particularmente, el PAN, MC y Morena impugnaron ante las autoridades electorales el reparto de cajas y sus logotipos tricolores, esto con la intención de frenar la distribución de televisores previo a la elección de la Cámara de Diputados del 2015, pero las autoridades electorales decidieron que continuara la entrega de éstos.

 

Para cuando llegó la elección de junio de 2015, el gobierno federal había repartido 2.8 millones de televisores —en sus cajas tricolores— haciendo feliz a igual número de familias. Esta medida ayudó a que muchos hogares tuvieran un televisor adicional (y digital) en adición a los televisores analógicos que ya tenían y que continuaban sirviendo. El resultado de la elección del 2015 fue una contundente ventaja para el PRI-PVEM que subió de 241 a 250 diputados federales. Con esto, el PRI logró mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

 

Para las elecciones del 2016 el efecto de la entrega de los televisores pareció jugar en contra al gobierno federal y particularmente en contra del PRI, al quedarse millones de hogares sin señal en sus televisores analógicos. En concreto, antes del apagón de la TV analógica en México se contaba, en promedio, con 2.4 televisores por hogar, pero luego de éste, en diciembre del 2015, el promedio de televisores, según datos de Nielsen-Ibope, bajó a 1.68 televisores por hogar. Esto, porque ya únicamente sirvieron los equipos digitales o aquellos que estaban conectados a algún sistema de TV de paga.

 

Lo anterior significó que en millones de hogares, desde principios de este año, el control del televisor se tuvo que compartir entre varios integrantes de la familia y que muchas otras familias —particularmente de escasos recursos y que no son de interés comercial para anunciantes— incluso se quedaran sin señal alguna de televisión.

 

En este contexto se inscribe un estudio elaborado por el Comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Adolfo Cuevas, quien señala —con base en el cruce de información a partir de encuestas realizadas por Inegi, el padrón de Sedesol y el reporte del gobierno federal sobre TVs entregadas por localidad— como conclusiones que: I) el 22.3% de los hogares (6.7 millones) que antes podían ver televisión se quedaron sin poder hacerlo al momento del apagón, pues no les fue entregada una TV digital por parte del programa de reparto de SCT y Sedesol, indicador que se eleva a 32.1% cuando se observa solamente el caso de los hogares que se ubican en los deciles de ingreso I a V, es decir, los hogares de menor ingreso; y, II) que se entregaron muchos televisores a hogares que no los necesitaban (el estudio señala que 5.5 millones).

 

En esta coyuntura, vale la pena recordar que desde el Senado de la República también se señaló que el padrón de televisores entregados por la SCT y la Sedesol no cuadraba con el padrón de beneficiarios de programas sociales. Y es que en el padrón se identifican a 14.3 millones de hogares beneficiados, pero sólo se repartieron 10.1 millones de televisores.

 

Así, varios datos empiezan a apuntar que un programa diseñado para otorgar televisores a las familias de escasos recursos fracasó. Y dado que el gobierno federal hizo a lo largo de un año una campaña masiva de comunicación sobre los nuevos equipos que estaría regalando —y que ahora parece que no recibieron millones de hogares necesitados— se empieza a vislumbrar una causa adicional de voto de castigo contra el PRI este 2016 en donde perdió seis gubernaturas.

 

Tanto la SCT, como la Sedesol y el propio presidente del IFT han rechazado las conclusiones del comisionado Cuevas, pero al hacerlo aún no aportan datos que sirvan para contrastar la información.

 

El tema sin lugar a dudas requiere de más estudios. También hay que señalar que el reto que afrontó el gobierno federal para realizar el apagón analógico a finales del 2015 fue enorme, pero pudiendo haber diferido la fecha de éste unos meses (porque se vislumbraba que habría mucha gente afectada) no lo hicieron. El argumento fue que Televisa y Tv Azteca saldrían beneficiadas, mientras que Cadena Tres se vería perjudicada. Ahora sabemos, también por encuestas del IFT, que Televisa y Tv Azteca tienen los canales más vistos de todas las opciones televisivas —nacionales y extranjeras— en el país, mientras que Cadena Tres sigue sin salir al aire.

 

También se dijo que el reparto de televisores ayudaría al PRI para obtener votos, pero al parecer sirvió para justo lo contrario al haber generado enormes expectativas para luego dejar a millones compartiendo televisor y a otros tantos de plano sin televisor.

 

Más allá de televisoras y de resultados electorales el tema es, ¿cuántas personas se quedaron sin su única opción de información y entretenimiento gratuito: la televisión?, ¿quién era el responsable de velar por estos millones de mexicanos?, ¿puede el gobierno federal soportar con datos que no hubo afectaciones masivas? Ojalá y sí puedan. Y si no, que se las ingenien para mitigar las afectaciones generadas pues hay elecciones a la vuelta de la esquina y esto parece ser lo único relevante para los políticos.

 

Cambiando de tema: A fines de este año se apagarán las contadas estaciones de TV analógica que transmiten en zonas rurales, las llamadas “estaciones complementarias”. Toda la TV pública y privada está lista para apagar estas señales que cubren a poco más del 1% de la población. Este 1% suena a poca gente, pero equivale a 1.1 millones de mexicanos en zonas rurales. ¿Alguien ya revisó que estas personas sí tengan acceso a un televisor digital?

 

La pregunta es válida pues en los Estados Unidos, el primer país que hizo el apagón de televisión analógico (2009) en el continente, siguen encendidas las estaciones complementarias para no dejar a su población rural sin señal de televisión, pero en México se decide por decreto bajarles el switch.

 

4 thoughts on “¿La TV derrotó al PRI?: Javier Tejado (El Universal)

  1. En el artículo podemos notar las distintas estrategias de los partidos políticos para obtener votos, en este caso el PRI, aprobando el plan de transición de la televisión analógica a la televisión digital, dejando de lado la afectación a la población que tiene un bajó nivel socioeconómico, debido a que un gran porcentaje de la población de este sector perdería el acceso a este medio de comunicación.
    El cual en países en vías de desarrollo como el nuestro es uno de los principales, desde mi punto de vista no solo afecto a la imagen del partido político si no la del gobierno el cual en los últimos años del sexenio ha tenido que lidiar con los problemas de la delincuencia por parte del narcotráfico, las desapariciones de los estudiantes y. el aumento a los impuestos.

    Aunque no todo es malo, aumentaron los empleos por parte de las compañías que ofrecen servicio de la televisión de paga, dado que la población mexicana es una de las más adaptables a las injusticias de su gobierno y rápidamente buscaron la manera de contratar el servicio con cualquiera de estas empresas.

    En general el plan para cambiar la televisión analógica a la digital, no tendría tantas repercusiones en el sector rural, ni en los sectores socioeconómicos más bajos, si se hubiera considerado la estrategia de otros países en la implementación de dicho plan, de continuar con la señal analógica en esas zonas, sin embargo el gobierno decidió dar de baja el ese servicio en todo el país y tratando de solucionar dicho problema regalando televisores.

    “El gobernó intentó comprar el voto” eran los rumores que se escuchaban, dado a la implementación de un programa social para la regalar televisores en todo el país, a los sectores más necesitados, la idea era ayudar a la población pero debido a que después del inicio del programa se darían las elecciones de los diputados las personas lo tomaron a mal.

    En general el gobierno del PRI en México a cometido muchos errores en los últimos años, pero estos continuarán si la población los sigue aceptando sin protestar y adaptándose a ellos.

  2. Considero que el uso de este “método” por parte del PRI en un principio pensó que sería para su ayuda y así lograría tener una gran cantidad de simpatizantes a este partido. Y como estrategia política fue bastante buena, ya que como se sabe la televisión era uno de los medios más utilizados por la población mexicana, ya que podría decirse, era de fácil acceso. Puesto que bastaba con tener una televisión del tamaño que sea para poder estar informados, así como también por medio de ésta se tenía un medio de entretenimiento para la gente en los tiempos libres.
    Sin embargo, todo esto cambio cuando se dio el apagón analógico y ese medio con el que todos contaban se hizo escaso, por decirlo así. Puesto que solo la gente que tenía una televisión digital podía disfrutar de este servicio, la cual era una minoría. Como se menciona en el texto, cierta población se vio beneficiada por el programa del gobierno el cual consistía en regalar televisiones, esto con el fin de tener mayor población a su favor y así poder tener el voto de las mismas.
    El PRI jamás pensó que esta decisión en cierto tiempo afectaría para su “crecimiento” pues fue una gran cantidad de personas las que se vieron afectadas, sin antes tener una televisión por parte de este partido. Los mexicanos cuando no tienen algo, de inmediato alzan la voz y se van contra las personas que los afectaron, en este caso el PRI que no considero que esto podría llegar a pasar al no repartir una televisión a cada mexicano.

  3. En cuanto a los resultados que se dieron en las pasadas elecciones donde el PRI perdió varios estados de la República, en especial aquellos que consideraba bastiones como Veracruz, es importante recalcar que el estudio que se hace referente a que tuvo que ver con el apagón analógico es bueno y muestra una parte del porqué de las cosas, pero también hay que tomar en cuenta la baja en popularidad que ha tenido el partido, pues con los escándalos por conflicto de intereses y las empresas fantasmas por algunos gobernados ha influido en que se hayan tenido el peor resultado en la historia del partido.

    Por otra parte, el análisis que se hace sobre el apagón analógico es una perspectiva que poco se había observado y que, sin duda, sí se nota el impacto que tuvo en las elecciones intermedias y las de 2016; en 2015 con la entrega de televisores, por parte de SEDESOL, se incentivo el voto a favor del PRI (aunque esto es claramente un delito electoral), pero también desde mi perspectiva fue un apoyo hacia Meade Kuribreña para una posible candidatura en 2018, pues es él quien siempre salía en las conferencias de prensa anunciando la entrega de los aparatos electrónicos.

    Antes de concluir el año pasado se dio el apagón analógico y con él, el medio de comunicación que más es utilizado por la población mexicana. Realmente sí creo que haya influido del todo esto, sí dejó a mucha población sin acceso a la televisión, pero (desde una perspectiva muy personal) lo que más influyó fueron los escándalos y la poca popularidad que tiene la imagen del presidente. Es la primera vez que observo a un presidente con una pésima imagen y que los asesores dejen que siga actuando de esa manera; siempre me he preguntado si el viejo PRI hubiera permitido actuaciones como las que vemos.

    Ya que se acerca el día del informe presidencial, el cual antes era una tradición verlo por televisión, ahora sólo quedará observa las acciones a través de redes sociales, eso para la población que tiene acceso a esta forma de comunicación. Lo preocupante es saber que a menos de un año de que se cumpla el apagón analógico, muy pocas personas (fuera de las urbes) sabrán qué ha pasado en los últimos cuatro años de mandato.

    Habría que replantear cuál es el futuro de los medios de comunicación en el país, en especial de la televisión, pero más importante: el PRI se debe replantear la forma de modificar su imagen, pues con las acciones que está teniendo y la poca popularidad que trae consigo, aunado a la pérdida de televisiones, tiene muy altas posibilidades de perder la presidencia en los comicios de 2018.

  4. Este fue un tema que causó mucha controversia en la sociedad mexicana, pues la mayoría de las personas tenían altas expectativas en cuanto a la entrega de televisiones nuevas con las cuales pudieran disfrutar de los programas de televisión que normalmente veían, aunque algunas de ellas no supieran en realidad cuál era el propósito del apagón analógico; sin embargo, nadie sabía las consecuencias que todo esto traería.
    La entrega de estas televisiones ayudó claramente a un partido en específico, el PRI, pues al momento de darlas a las personas correspondientes, las cajas contaban con una estampa que dejaba en claro los tres colores que representan al partido; por lo cual las personas asumían que la entrega de las televisiones era algo exclusivo este. Todo lo anterior, sirvió, de cierta manera, como estrategia, pues en las elecciones de junio del 2015, el partido salió triunfante.
    Sin embargo, esto le duraría muy poco, pues una vez entregadas las televisiones y hecho el apagón analógico, los problemas comenzaron a florecer. Había personas a las que no les había sido entregada televisión y que en verdad las necesitaban, quedándose así sin el único medio que tenían para informarse, aunque fuera viendo los canales más populares como lo son Televisa y TvAzteca.
    Lo antes mencionado es considerado como un gran fracaso por parte del gobierno, el cual tal parece no realizó las investigaciones suficientes que dejaran saber las consecuencias que el apagón y la entrega de tan pocas televisiones traerían. Pretendía poner en marcha un modelo, por así decirlo, que había sido llevado a cabo en países primermundistas que cuentan con las características para sostenerlo y satisfacer a toda la población; en cambio en México, las personas que se vieron más afectadas y sin tener ninguna solución ni ningún medio con el cual poder informarse han sido quienes viven en zonas rurales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s