Reto a Tv Azteca, reto a ‘MasterChef México’: Alvaro Cueva (Milenio)


Por Alvaro Cueva Publicado en Milenio

Después de haber visto tantos programas tan horrorosos en tantos canales tan malos y de enterarme de que este domingo se va a estrenar la nueva temporada de MasterChef México, créame que estoy furioso.

¿Quién nos garantiza que Tv Azteca no nos va a salir con la misma gata revolcada?

¿Quién le dice a usted o a mí que los responsables de ese reality show no se van a conformar, como los de La academia o La voz… México, y que no van a acabar haciendo una mugre?

A como están las cosas, no me extrañaría que la primera transmisión abriera con Gina, con Alan o con cualquiera de los integrantes de la temporada pasada, haciéndola de co-conductor al lado de Anette Michel para garantizar rating.

E, igual, conociendo a los señores de Azteca 13, ¿a usted no se le haría lógico que después del éxito de participantes como la hermana Flor a esos ejecutivos no se les ocurriera la genial idea de meter a otra monja o a algún sacerdote?

Tengo miedo de que aquello, más que una nueva temporada del que alguna vez fue el mejor reality show de México, sea el refrito del refrito del refrito.

Me da pánico que volvamos a ver a María, la niña de MasterChef Junior, o, en su defecto, a su versión adulta para efectos de comercialización.

La burra no era arisca, la hicieron a palos. Acuérdese de lo que hacían en Desafío de estrellas: se ganaban el cariño de las multitudes con alguien como Erasmo Catarino.

¿Y qué era lo que veíamos a la siguiente temporada? ¡A otro muchacho exactamente con el mismo perfil de Erasmo Catarino!

¡Bueno, hasta con el mismo tipo de ropa! ¡El colmo de la falta de creatividad! ¡Lo peor de lo peor!

¿Qué sigue? ¿Que la chef Betty se pelee con el chef Adrián al aire?

¿Que el chef Benito finja un desplante y abandone la cocina para conmocionar a las redes sociales a través del escándalo?

Este negocio es más sucio de lo que parece y como yo ya estoy harto de que me vean la cara reto públicamente a Tv Azteca a que no haga el ridículo con la segunda temporada de MasterChef México.

Reto a la producción de este programa a que en lugar de repetirse, nos sorprenda, a que nos ofrezca un producto de calidad, a que nos vuelva a poner de buenas con un formato fresco, edificante y creativo.

¿Podrán? ¿De veras sus responsables van a poder superar el casting de gente tan maravillosa que tuvieron en la temporada una?

¿Cómo le van a hacer para dejarnos con la boca abierta?

¿Cómo le van a hacer para poner en alto el nombre de México con cocineros que en verdad representen a los hombres y a las mujeres de todas las generaciones de toda nuestra nación?

Quiero ver eso porque no es lo mismo salir al aire por primera vez en un mercado tan complicado como el nuestro a volver a hacerlo cuando la gente ya los conoce, cuando todas las personas que aspiraron a salir ahí conocieron a detalle las dinámicas y, lo más importante, la personalidad de cada uno de los jueces.

Sí es un reto porque, ¿qué garantía vamos a tener de que los nuevos integrantes de esa cocina, como ya saben, por ejemplo, que a la chef Betty no le gusta el picante, no le van a preparar puras cosas dulces para quedar bien con ella?

¿Qué garantía vamos a tener de que alguien no va a querer copiar a la güera de rancho o de que no se van a repetir las recetas o los emplatados?

No sé usted pero yo estoy cansado de ver siempre lo mismo y más cuando es algo que ya funcionó y regresa a la pantalla.

 

No se trata de traicionar el formato, de cambiar por cambiar. Se trata de, a partir del formato, llevarnos a nuevas emociones, de evolucionar.

¿Usted cree que esta gente sea capaz de volver a hacernos reír, de volver a hacernos suspirar y de volver a emocionarnos como lo hicieron el año pasado?

Nada más de imaginarme otro arranque en el Centro Ceremonial Otomí, con los mismos chistes, con los mismos comentarios y con las mismas reacciones, me da una flojera infinita.

Se me hace tan complicado que un proyecto de una televisora mexicana vuelva a generar las pasiones del primer MasterChef México a estas alturas de la evolución de los medios y justo cuando todos los canales están cambiando sus parrillas de programación.

Me parece tan difícil que uno, como televidente, se vuelva a encariñar con los participantes como nos encariñamos en 2015.

Por eso los reto. ¿Aceptan? ¿Se atreverían a demostrar que la televisión abierta nacional, contrariamente a lo que se dice en internet, sigue viva, sirve para efectos de comercialización y tiene futuro?

Los veo el domingo a las 20:30 por Azteca 13, justo antes del final de Hasta que te conocí.

Y a usted le suplico que no se vaya a perder el arranque de MasterChef México.

Le juro que si sus cabezas nos quedan mal, como las de otros programas de la misma Tv Azteca o de otras frecuencias, no se la van a acabar la próxima semana. ¿O usted qué opina?

Ver nota original.

7 thoughts on “Reto a Tv Azteca, reto a ‘MasterChef México’: Alvaro Cueva (Milenio)

  1. Es cierto que en México estamos acostumbrados a que año con años las grandes televisoras nos repitan los mismos programas, o por lo menos con conceptos iguales o muy parecidos, una y otra vez. Es cierto que el incesante intento de los “creativos” de TV Azteca y de Televisa por tomar programas exitosos en otros países, como Master Chef, La Voz…, Big Brother, etc., ha sido fallido al momento de querer innovar de más y que no parezca una vil copia, cuando lo que en verdad ha funcionado en otros países ha sido eso, un formato igual al original. Y es cierto que, como menciona Álvaro Cueva, es muy complicado llegar a nuestro país y tener éxito como el conseguido por TV Azteca con Master Chef México porque los mexicanos somos muy difíciles de complacer, cuando nos referimos a “reality shows”.

    Yo creo que el miedo a no conseguir el mismo rating con un formato igual pero con nuevos protagonistas, como lo propone el autor, es lo que orilla a las televisoras a recurrir a personajes con éxito reconocido para que sus programas se mantengan en lo más alto del entretenimiento nacional. Por años la sociedad mexicana hemos permitido tal atropello al ingenio natural mexicano, y más con programas que nos regalan la esencia pura de lo diverso que es nuestro país. El seguir consumiendo el contenido que por décadas nos han repetido, es lo que orilla a quienes ofrecen entretenimiento a mantenerse en la zona de confort y no dejar que lo nuevo atraiga al público por el interés y bajo la pregunta: “¿y esta temporada qué habrá de nuevo?”.

    Considero que no es algo de retar sólo a la televisora, sino de retar a todo el público que consume “reality shows” a ser crítico y castigar con bajos niveles de rating cuando el programa se torna en una repetición del año pasado. Es ahí donde la televisora deberá entrar y pensar más en que el programa es un éxito por el formato y porque permite que año con año lleguen nuevos protagonistas y den nuevas historias que llenen de interés y misterio a los espectadores, no tanto porque el año anterior “equis” cosa fue exitosa y por ello se debe repetir hasta el cansancio.

  2. Alvaro Cueva acierta en esta ocasión al hablarnos de la falta de creación de contenido en cuanto a los Reality Show’s mexicanos los cuales no se cansan además de no tener pena en presentar personajes, incluso estereotipos en éstos mismo de forma repetida. La televisión mexicana hoy en día atraviesa por una decadencia que jamas me había tocado ver, refritos catastróficos, retransmisiones de programas con más de 10 años de haber terminado (Dragon Ball Z), programas sin criterio alguno de lo que manejan además de contar incoherencias, errores narrativos, (La Rosa de Guadalupe), uso de estereotipos que se debieron de haber dejado de emplear ante la época que se vive.
    Al hacer este pequeña reflexión me doy cuenta que en realidad vemos lo mismo de hace diez años, sólo con el hecho de que se cambian nombres, títulos, presentaciones. Esto nos habla de una sociedad atrapada en refritos y retransmisiones, pero lo peor es que nos gusta, nos tiene satisfechos. Dormida esta nuestra nación hasta la manera de percibir programas de entretenimiento y no sólo en este ámbito sino en las cadenas de difusión cultural y más específicamente, TV UNAM. Al mencionar a esta canal quiero hacer hincapié en el hecho de que esta televisora gran parte de su programación se la transmisión de contenidos viejos y su retransmisión. La falta de calidad no sólo se encuentra en el entretenimiento sino también en la cultura.

  3. Desde que tengo memoria, en la televisión abierta mexicana siempre han existido realities shows copiados del extranjero, la mayoría de las veces sin el mismo éxito, para intentar acaparar el rating en los horarios estelares. Asimismo, las adaptaciones mexicanas no se apegan al formato original y esto provoca que se pierda gran parte de la esencia original del contenido.
    Ahora bien, en nuestro país las dos cadenas televisivas que acaparan el mercado, durante los últimos diez años, han dejado de crear nuevos contenidos y se han dedicado a hacer refritos de programas anteriores (series y telenovelas) o hasta han preferido comprar material de otros países, como ha hecho Tv Azteca, cuando anteriormente era al revés, México era quien vendía.
    Con respecto a lo anterior, Televisa en la última década, año tras año, ha transmitido realities shows diferentes (por lo menos en nombre porque las temáticas son similares) y no se ha estancado con el mismo como ocurrió con Tv Azteca y los diez años (y temporadas) de la “La academia”, de la cual las primeras dos generaciones fueron un éxito y las demás sólo fueron la sombra de sus predecesoras; sin embargo, el refrito no terminó ahí, se postergó dos temporadas más con “La academia kids”, la versión integrada por niños.
    MasterChef le devolvió el rating perdido, en años anteriores, a Tv Azteca pero la gloria se le puede ir de las manos (otra vez) si no reinventa el contenido de la primera temporada pues es aburrido volver a ver más de lo mismo: jueces, pruebas, calificaciones, presentadores y hasta personajes similares a los anteriores; no sería sorprendente que esta nueva etapa salga otra madre o un padrecito con dotes de cocinero gourmet.

  4. La televisión abierta mexicana se ha caracterizado en los últimos años por ofrecer contenido de muy poca calidad. Adaptando las grandes producciones extranjeras al estilo mexicano, con actores preferidos de los televidentes para no perder los puntos de raiting.

    A mi parecer, cualquier refrito me parece malo. Ya que se siguen las fórmulas que en otros países funcionaron; porque se creo ese contenido de acuerdo a los intereses de la población de esa región. ¿Pero por qué insisten transmitir en México algo que no es de acuerdo a las necesidades o intereses de este país?.

    No me cabe la menor duda que México es un país con una gran diversidad, ya sea de flora,
    fauna, territorio, población, entre una infinidad más. Partiendo esto, ¿por qué las televisoras no se arriesgan a contratar a nuevos talentos con grandes capacidades creativas, para crear contenido fresco y de acuerdo a nuestra situación como mexicanos.

    Tampoco estoy radicalizando con que dejen de existir los reality shows o magazine; simplemente sugiero que se adapten a lo que ahora es México en sociedad. Me llega a la mente el ejemplo de “El Chavo”; representó la clase baja mexicana de los años 70 con humor. Fue un programa que marcó una época en la televisión nacional, y que sigue siendo un referente en nuestra época.

    Espero que la transmisión de esta nueva temporada sea todo un fracaso, para ver si de esa forma TV Azteca se atreve a arriesgarse y tomar otros caminos en sus contenidos para la innovación de la Televisión mexicana.

  5. El ingenio que caracteriza a la sociedad mexicana no alcanza a su industria televisiva.Tanto Televisa como TV Azteca han preferido realizar refritos de producciones exitosas en el extranjero o incluso comprarlas que apostar por la creación de algo innovador. Como dicen por ahí “mejor malo por conocido, que bueno por conocer”.

    Ahora comienzan a darse cuenta de que los refritos ya no están dando tan buenos resultados como lo hicieron en un principio, un buen ejemplo de ello fue la última generación de Big Brother, que además de ser algo ya visto, tuvo una pésima calidad. Es por este tipo de contenidos que la televisión mexicana se ve inmersa en una fuerte crisis.

    Para fortalecer a nuestra industria televisiva, es necesario que las televisoras salgan de su zona de confort y comiencen a hacer cosas nuevas y de calidad, quizá tomando los formatos extranjeros pero dotarlos de lo mexicano, es decir adaptarlos a las necesidades de entretenimiento e intereses que tiene la población.

    Si bien la primera edición de Master Chef México fue un éxito, sin embargo deben abandonar la fórmula que les funcionó la primera vez y crear algo nuevo y de mejor calidad. Coincido con Álvaro Cueva en que es necesario dar a conocer nuevos personajes que estén fuera de los estereotipos, que propongan muestren nuevas platillos y generen situaciones distintas. Espero que TV Azteca asuma el reto y al final nos de una grata sorpresa.

  6. Estoy de acuerdo con lo que escribe el autor pues pienso que los mexicanos estamos acostumbrados a ver año con año programas con conceptos parecidos, un ejemplo que me viene a la mente son las telenovelas y el éxito que tienen a pesar de que las tramas son recicladas.
    Es muy cierto que la programación de las televisoras mexicanas muchas veces está formada por programas que funcionaron en el extranjero; prueban con estos formatos televisivos y si logran entretener a los televidentes a la vez que alcanzan un puntaje alto de rating lo adoptan y “trabajan” con él para seguir transmitiéndolo cada cierto tiempo, eso lo podemos ver reflejado con el programa “Master Chef”.
    La televisora Tv Azteca también ha integrado a su programación telenovelas extranjeras, iniciando con una telenovela brasileña la cual era transmitida en horario estelar, esto les funcionó pues lograron mantenerla en ese horario y se ganó el gusto del público, supongo que fue por eso que siguieron transmitiendo novelas del extranjero.
    Álvaro Cueva reta a la producción de Master Chef a dejar de reciclar y que en lugar de eso nos ofrezca un producto nuevo y de calidad, pero eso lo veo lejano porque como televidentes ya estamos familiarizados con esos programas con contenido basura, por ende no obligamos a las televisoras a probar contenido fresco y éstas siguen en su zona de confort.
    Es por eso que no toda la culpa es de las televisoras sino de nosotros como televidentes al preferir consumir programación fácil de digerir y que no nos haga pensar que solo nos mantenga entretenidos, que nos distraiga para salir un poco de la rutina, son contadas las televisoras que ofrecen una programación completa en la que haya programas con contenido científico, cultural, político, social, y de entretenimiento por ejemplo TV UNAM, Canal Once o Canal 22.

  7. Si bien es acertado pensar que siempre se hace un refrito de lo que ya se ha visto, también existe un público al cual va dirigido dicho programa, los espectadores que regularmente son los que consumen este tipo de material se encuentran acostumbrados a que cada programa aunque sea de diferente tema tengan la misma esencia, por ende las grandes televisoras (como lo es TV azteca) deciden continuar en la zona de confort dedicándose a lo que se ha hecho durante varios años siempre y cuando los resultados de raiting se mantengan.
    Exigir televisión de calidad es como si se exigiera algo irreal, pues al ser un sector pequeño del público televidente es arriesgar sus ingresos.
    No dudo en lo absoluto que la nueva temporada de master chef sea diferente a lo que se ha visto en ediciones anteriores, sin embargo es incoherente exigir programas con distinto o mejor contenido cuando la mayoría de los consumidores de dichos programas se encuentran satisfechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s