El extraño retorno de Joaquín López-Dóriga: Alvaro Cueva (Milenio)


Por Alvaro Cueva Publicado en Milenio

El martes, con el regreso de Chapultepec 18, confirmé algo: Joaquín López-Dóriga es uno de los mejores periodistas de este país.

¡Qué manera de demostrar de qué está hecho! ¡Qué manera de darle una lección a Televisa!

¿Por qué? Porque si alguien estaba condenado a aparecer como el gran perdedor en esta historia de cambios era él.

Por su edad, por su larga lista de enemigos, por la entrevista de despedida que le hizo a Enrique Peña Nieto, porque lo sacaron del noticiario más importante de Las Estrellas.

Y en lugar de hundirse, se colocó por encima de todos. ¡De todos!

Déjeme le explico qué fue lo que pasó, por qué funcionó y por qué fue tan importante. Esto es una cátedra de televisión.

Chapultepec 18 fue el programa periodístico con el que López-Dóriga volvió a Televisa en los años 90.

Usted sabe: reportajes, entrevistas, debates. Lo que hacen todos, pero con una peculiaridad: el estilo de su conductor.

A partir del martes pasado, a las 23:30, Joaquín volvió con ese mismo concepto en frecuencia de martes y jueves.

¡Fíjese nada más cuánta inteligencia!

En lugar de que el señor se hubiera hecho el revolucionario, de que hubiera copiado a los gringos o de que hubiera querido inventar el hilo negro, se apegó a una de las tendencias más relevantes de la televisión: volvió al origen.

¿Qué tiene de maravilloso volver al origen si se supone que hoy todo tiene que ser diferente?

Porque eso no es cierto. El origen es certeza, seguridad, poder. El origen es lo que le da sentido al mundo en la actualidad.

Obviamente hay maneras de volver al origen y López-Dóriga lo hizo con una maestría divina.

En lugar de partir, como sus compañeros de los nuevos noticiarios, del supuesto de que todo el mundo lo debía admirar y conocer, fue el más humilde de los comunicadores.

Apareció en la más pinche de las escenografías que Televisa pudo haber concebido, con la cámara muy cerca y se puso a atender a los jodidos, a los trabajadores, a las madres solteras, al verdadero público de Las Estrellas.

No, pero espérese, se pone mejor. Lo hizo con una sencillez admirable y aplicando la estrategia más importante que se tiene que aplicar en este negocio: la construcción de personajes.

¿Usted sabe quién es Denise Maerker? ¿De dónde la sacaron más allá de Punto de partida y Tercer grado? ¿Por qué le dieron el noticiario que le dieron? Por supuesto que no.

En cambio, gracias a la inteligencia de López-Dóriga, usted, mirando Chapultepec 18 descubrió y se involucró con un gran personaje, con él.

Ese momento en que el señor nos explicó quién era, qué había hecho y las aportaciones del original Chapultepec 18 fue como para colgarle una medalla.

Eso es lo que se tiene que hacer siempre. Y que lo haga él, el reportero más conocido de México, manda un mensaje.

¿Cómo es posible que él haya justificado su presencia al aire y los nuevos conductores de noticias, no?

¿Cómo es posible que él se haya presentado y Arath de la Torre, no?

 

¿Y qué me dice de los resultados? Joaquín, en contraste con sus compañeros, dio nota, ofreció un programa nacional, jugó con las redes sociales y hasta se burló de él mismo.

Desde la investigación que Carmen Aristegui publicó la noche del domingo pasado, nadie había hecho algo a nivel mediático que generara cosas.

López-Dóriga puso a México a girar alrededor del Comité Olímpico, le hizo justicia a los despachadores de gasolina. ¡Marcó agenda!

¿Y por qué lo hizo? Porque a diferencia de casi todos los demás comunicadores de ese canal que siente vergüenza de llamarse canal, él es el “dueño” de su espacio.

Joaquín, ahora, no está haciendo televisión corporativa. Está haciendo televisión de autor.

Por lo mismo, se siente una autoridad, un estilo.

Y mire lo que pasa cuando alguien que ejerce esa autoridad, ese estilo, sabe de comunicación: ¡Éxito total!

Chapultepec 18 no solo estuvo excelente por su conductor y por sus contenidos.

Estuvo excelente por su tono, por su ritmo, por eso que casi nadie más está manejando en los cambios de Televisa.

¿Cuáles serían las conclusiones del regreso de Chapultepec 18?

Primero, la grandeza de Joaquín López-Dóriga.

Segundo, la ironía de que los productos más exitosos de Televisa no están saliendo de los jóvenes sino de las personas más maduras, más humildes y más dispuestas a trabajar con las audiencias.

Si no me cree, solo échele un ojo a La rosa de Guadalupe, producción del inmenso Miguel Ángel Herros.

Y tercero, ¿a usted no se le hace sospechoso que las mejores aportaciones periodísticas de la televisión abierta de hoy, en lugar de salir de los noticiarios, estén saliendo de este tipo de programas?

¿Qué está pasando de malo en los noticiarios que ya no brillan? ¿Qué está pasando de bueno en estas otras producciones, que sí?

Se lo dejo de tarea. Mientras, a gozar con López-Dóriga. ¡Felicidades!

Ver nota original.

 

2 thoughts on “El extraño retorno de Joaquín López-Dóriga: Alvaro Cueva (Milenio)

  1. La televisión se ha erigido como el medio de comunicación dominante durante las últimas décadas, pero este poder que parecía del todo perpetuo, se ha ido menguando cada vez con mayor rapidez debido al surgimiento de los contenidos digitales que se acomodan más a las nuevas, e incluso viejas, generaciones, el ver lo que quieras cuando quieras, sin necesidad de estar sujeto a contenido preseleccionado por las grandes compañías televisivas como es el caos de Televisa, ha revolucionado la forma en que se consumen la información.
    En cuanto al periodismo también ha surgido muchos cambios, las noticias se dan al instante y por lo tanto los tiempos de producción se reducen y la competencia crece. En aras de “reinventarse” Televisa presenta un cambio en su estructura periodística con el fin de retener a una audiencia expuesta a un mercado saturado de contenidos digitales. Desafortunadamente la propuesta resulta “pan con lo mismo”, pero acomodado de manera diferente, lejos de ser una refundación se aproxima más a un mero revoltijo.
    Se podría decir que es un mero cambio de escenografía, pero manejado como la tan esperada revolución periodística, a pesar de esta situación renovadora, un departamento de noticias que se asume como la noticia no puede estar bien ¿Porque todo tiene que girar sobre los mismos comunicadores que llevan más de una década al aire? Carlos Loret de Mola y Denis Maerker son los “nuevos” pilares del periodismo de las estrellas, pero incongruentemente de que son tan buenos, también se les vera menos.
    El que de un inicio parecía el más afectado, Joaquín López Doriga, al ser removido del noticiero más importante de la compañía, se presentó y construyo su personaje ante las cámaras a pesar de ser uno de los periodistas más conocidos en México, le dio vida a un nuevo programa donde da cabida a quienes sostienen la empresa de las estrellas, la gente común.
    ¿Por qué el sí logro un verdadero cambio y sus compañeros no? Es de esperarse que un personaje con tanta trayectoria goce de ciertos privilegios, pero el mérito es suyo ya que logro combinar los factores y ponerse al alza de los demás al brindar verdaderas aportaciones periodísticas, será interesante analizar con el transcurso del tiempo que nuevas medidas se implementaran en el departamento periodístico del gigante del entretenimiento, para no quedarse estancados e incluso lograr la tan anhelada revolución de contenidos televisivos.

  2. La opinión respecto al regreso de Joaquín López Dóriga, es muy pertinente y curiosa por la situación del conductor con la salida del noticiero de la empresa Televisa, y ahora su regreso en el medio. Al salir del programa de televisión salió sin una despedida y sin anunciar una jubilación, cosa que podríamos tomar como pista de que no era el final de su carrera, sino que ya tenía planes de continuar en el periodismo.

    Me parece interesante la forma en que menciona que regresa al Origen, es verdad que tiene otra autoría del contenido en el programa, sin embargo sigue siendo parte de la misma televisora. Entonces sí es importante el regreso de López Dóriga pero hay que esperar a ver de qué forma maneja el periodismo, en cuanto a colaboraciones y notas que se presenten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s