La Agenda Aristegui: Ramon Alberto Garza (Reporte Indigo)


Por Ramón Alberto Garza Publicado en Reporte Índigo

El pasado domingo 21 se filtró a través de las redes sociales una alerta: a las 10 de la noche la periodista Carmen Aristegui publicará en su sitio digital nuevas revelaciones sobre el presidente Enrique Peña Nieto.

El anuncio sacudió a los millones de fans de la popular comunicadora. Después de todo, su equipo de investigaciones fue el que reveló los pormenores del escándalo de la  famosa Casa Blanca de la familia presidencial.

A la hora pactada, se hizo presente en las redes la esperada noticia: la tesis con la que Peña Nieto se graduó como licenciado en Derecho en la Universidad Panamericana registra citas de otros famosos autores, sin que quien la escribió les asignara el debido crédito.

Conclusión: El ahora Presidente fue acusado de plagiar textos y violentar derechos de autor.

Para algunos, la noticia fue impactante considerando que,  aunque no es de nuestros días, la nueva denuncia se inscribe en el contexto de los libros leídos que en la Feria del Libro en Guadalajara 2011 el entonces candidato no pudo recordar.

El acusado plagiarismo presidencial volvió a colocar en el tocadero la cultura, pero sobre todo la ética del inquilino de Los Pinos.

Para otros, que esperaban algo más próximo, inmediato, estruendoso, de la magnitud o más de la Casa Blanca, la revelación fue calificada como decepción.

La lectura que pocos dieron al anuncio de Aristegui es que la revelación era dada a conocer precisamente en la víspera de que Televisa estrenara su tan anunciado cambio de imagen en sus noticieros.

 

Un cambio de imagen que incluía el enroque de comentaristas, la promoción de rostros expertos con nuevos y refrescantes aires, pero sobre todo la promesa de ser foros para el debate sin cortapisas.

Y quizás haya sido “sin querer queriendo”, como diría el popular “Chavo del Ocho”, pero Aristegui acabó colocando un petardo informativo en medio de la fiesta de la renovación de Televisa.

¿Se atreverían en el renovado matutino de Carlos Loret o en la nueva estelar nocturna Denisse Maerker a levantar la nota, como se dice en el slang periodístico?

No lo hicieron. El silencio de los informativos solo fue perturbado por una parodia que sobre el tema hiciera el lunes el actor cómico Arath de la Torre en el estreno de su programa “Esta Noche con…”

Con intención o sin ella, Aristegui dejaba en evidencia, dentro de una agenda de cuestionamiento presidencial, que el renovado Canal de las Estrellas era más del mismo silencio.

Por lo pronto, y mientras son peras o manzanas, el asesor de la tesis de Peña Nieto ya salió a defender la comida de las comillas. Y desde las entrañas de la Universidad Panamericana se promueven firmas para una revocación del título al presunto plagiario.

¿Aparecerán nuevas revelaciones cuando en unos días más debute la nueva cadena televisiva de los Vázquez Raña, con Ciro Gómez Leyva al frente? Aristegui tiene la agenda… y hasta ahora, la última palabra.

Ver nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s