Televisa, el “cuento” de Azcárraga Jean: Jenaro Villamil (Homozapping / Proceso) – Segunda Parte


Televisa, el “cuento” de Azcárraga Jean – Segunda Parte

Jenaro Villamil  /  Homozapping

Reportaje original publicado en Revista Proceso No. 2077

Televisa, Crisis Sistémica

Ni en el manual México Rifado ni en las sugerencias tecnológicas que entregó la consultoría de Lee Hunt y menos en la entrevista de Emilio Azcárraga Jean con López Dóriga se mencionó uno de los problemas más fuertes al que se enfrenta Televisa en esta etapa: la percepción de esta empresa como parte del sistema político y, sobre todo, su vínculo con el gobierno de Enrique Peña Nieto, al que escasamente critican en las pantallas.

La crisis de Televisa no es sólo de plataformas tecnológicas y de formatos de contenidos. Su crisis también se relaciona con la baja abrupta de sus ingresos publicitarios, la disminución consistente del rating, destacadamente en los géneros que eran más vistos como las telenovelas, los noticieros, los reality shows, los deportes y las comedias, y las constantes críticas en redes sociales a sus contenidos políticos claramente alineados al gobierno federal.

 

Dos días antes de la entrevista con Emilio Azcárraga Jean, López Dóriga presentó una conversación en dos partes con el primer mandatario Enrique Peña Nieto al estilo clásico de Televisa: preguntas cómodas al presidente de la República, ausencia de crítica a fenómenos de corrupción tan mencionados en las redes sociales como La Casa Blanca o el caso reciente del departamento de Miami de la primera dama, publicado por The Guardian, y menos sobre la caída al 23 por ciento de aceptación de su gobierno, según la encuesta de Reforma, y los incrementos a los precios de las gasolinas y a las tarifas de energía eléctrica.

 

Ante la Bolsa Mexicana de Valores y ante las autoridades bursátiles norteamericanas, Televisa ha admitido que pasa por una abrupta crisis económica. En el segundo trimestre de 2015, Televisa reportó una baja de 16.4 por ciento de sus ventas publicitarias y para el tercer trimestre del mismo año se confirmó una disminución del 9 por ciento, en comparación con los mismos periodos de 2014.

 

Televisa trató de incrementar las tarifas publicitarias de televisión abierta, entre 40 y 50 por ciento, y terminaron negociando con grandes compañías incrementos de sólo 10 por ciento, ante la resistencia de los corporativos más importantes que siguen siendo sus anunciantes más fuertes.

 

En sus informes bursátiles, Televisa atribuyó la disminución de los ingresos publicitarios al efecto del Mundial de Futbol 2014, a la campaña electoral federal de 2015 que los obligó a ceder espacios no comercializables a los partidos, a las medidas adoptadas por el gobierno federal para eliminar 55 por ciento de un total de 139 horas anuales de comerciales de comida chatarra para las audiencias infantiles e, incluso, a la política conocida como “apagón analógico” que aplicó el gobierno federal de Peña Nieto.

 

A finales de abril de 2016, en el informe 20-F que Televisa presentó ante la Securities and Exchange Commission (SEC), la autoridad reguladora del mercado bursátil norteamericano, Televisa afirmó que la disminución de casi 60 por ciento de sus utilidades en el primer trimestre de este año se debió a las reformas del gobierno de Peña Nieto, que la propia compañía ha apoyado en la pantalla: la reforma fiscal, la depreciación del peso frente al dólar, la reforma de telecomunicaciones y hasta la reforma laboral.

 

Por ejemplo, Televisa admitió una “disminución de una parte de nuestras audiencias” a causa del “apagón analógico” que se concretó en diciembre de 2015. Reconoce también que una parte de sus anunciantes y de sus audiencias se han movido “a otras estaciones de televisión” o a “otras plataformas tecnológicas” y “una parte de nuestras audiencias ha disminuido”.

 

Según el Tercer Informe Estadístico Trimestral 2015, elaborado también por el IFT, el rating en televisión abierta disminuyó 15.25 por ciento entre septiembre de 2013 y el mismo mes de 2015. La mayor disminución se registró entre los jóvenes menores de 29 años y, paradójicamente, entre los sectores de menores ingresos.

 

El IFT se basó en los datos del IBOPE-Nielsen, compañía dedicada a medir índices de audiencias, para afirmar que la población de menor ingreso disminuyó su consumo de programas de televisión abierta en 6 por ciento, mientras que las audiencias infantiles de 4 a 8 años bajaron 11 por ciento; los adolescentes de entre 13 y 18 años disminuyeron 8 por ciento y los jóvenes entre 19 y 29 años bajaron 10 por ciento su consumo de televisión abierta.

 

Frente a la crisis de ingresos, utilidades y audiencias, Televisa decidió emprender un recorte de plazas laborales muy extenso. En promedio, reducirá entre 20 y 30 por ciento su planta laboral de 43, 964 empleados. Los menos afectados serán los 77 altos ejecutivos que forman parte de la élite directiva conducida por Los Cuatro Fantásticos de la era de Azcárraga Jean.

 

Entre los recortes más importantes están los corresponsales en los estados de Noticieros Televisa, los técnicos, ya que prácticamente todos los estudios se han automatizado y están despidiendo a floor managers, camarógrafos, personal logístico y administrativo. También se han recortado plazas en las áreas creativas, bajo la idea de que ahora los productores y los nuevos contenidos vendrán de afuera.

 

La Nueva Era Azcárraga Jean

 

En 2001, Azcárraga Jean y sus principales colaboradores, autodenominados Los Cuatro Fantásticos (Bernardo Gómez, Alfonso de Angoitia, José Bastón y el propio Azcárraga Jr) presumieron que habían remontado la crisis de una deuda de 1,800 millones de dólares heredada de la era delTigre, y que ahora iban tras el mercado de las telecomunicaciones, especialmente de la televisión de paga y de la telefonía móvil.

 

Tres lustros después, Azcárraga Jean admitió con López Dóriga que Televisa vive una nueva crisis y que está dispuesto a asumir los riesgos. Por primera vez, el presidente de Televisa no mencionó en esta entrevista a sus amigos Los Cuatro Fantásticos y menos al cerebro financiero de la compañía, Alfonso De Angoitia, señalado recientemente por presuntos malos manejos en un anónimo enviado a autoridades reguladoras de Estados Unidos y cuyo nombre apareció en los Panamá Papers.

 

Azcárraga Jean puso como ejemplo de los cambios de contenido a la telenovela, el género más importante de Televisa desde hace casi 60 años. Azcárraga Jean admitió que harán telenovelas con capítulos más cortos, con diferentes diálogos y temáticas. También mencionó revivir los programas cómicos.

 

La telenovela del relanzamiento se llama Yago, el Hombre de la Venganza, que se estrenará el 23 de agosto, con formato de serie, de 65 capítulos, que trata de acercar a la audiencia masculina a este género.

 

Según el portal informativo de Televisa, la apuesta de la empresa es hacer biopic (biografías seriadas) como la que está transmitiendo sobre la vida del cantante Joan Sebastian, dirigida por Carla Estrada. En rating TV Azteca ha rebasado a Televisa con su serie Hasta que Te Conocí, biografía de Juan Gabriel, coproducida con Disney y Telemundo. Esta serie rebasó, incluso, a la final de La Voz México, de Cana 2: tuvo 11.1 puntos de ratingfrente a 10 de este reality musical que vino de más a menos para Televisa.

 

En la comedia, ha anunciado el estreno de Los González, producido por Jorge Ortiz de Pinedo, y se dejará de transmitir el programa Sabadazo, el programa de concursos cómico que no elevó el rating.

 

En deportes, la crisis de Televisa es más profunda. En medio de versiones de presuntos malos manejos financieros, Azcárraga Jean decidió despedir a Javier Alarcón, director editorial de Televisa Deportes, en octubre de 2015, pero no ha podido remontar los bajos índices de audiencia.

 

Por si fuera poco, Azcárraga Jean tuvo una agria confrontación con Javier Vergara, dueño del equipo de futbol Chivas, que anunció su rompimiento con Televisa en mayo de este año al no ponerse de acuerdo en la renovación de los contratos de derechos de transmisión del “Rebaño Sagrado”, uno de los equipos con más audiencia en el futbol. Vergara anunció el lanzamiento de Chivas TV. Televisa se ha quedado sólo con los derechos de transmisión del América, Monterrey, Tigres, Cruz Azul, Pumas, Toluca y Jaguares. TV Azteca transmite los partidos de Atlas, Monarcas, Querétaro, Tijuana, Veracruz, Santos Laguna y Puebla.

 

América Móvil, de Carlos Slim, ha minado a Televisa y a TV Azteca en el terreno deportivo. Les ganó los derechos de transmisión de las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016. Por primera vez, ninguna de las dos televisoras privadas mexicanas transmitió en televisión abierta las competencias, pero tampoco mencionaron en sus espacios informativos la cobertura de los Juegos Olímpicos, como si al hacerles la “ley del hielo” la audiencia disminuiría.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s