‘Panama Papers’, Aristegui, Televisa y Azteca: Fernando Mejia (Milenio)


Por Fernando Mejía Barquera, Publicado en Milenio

Difícilmente el escándalo mediático mundial provocado por la revelación hecha el domingo a propósito de la creación, a través de la firma panameña Mossack Fonseca, de compañías offshore por parte de empresarios y políticos de diversos países, tendrá en México consecuencias similares a las que generó, por ejemplo, en Islandia, donde el primer ministro Sigmundur Gunnlaugsson, incluido en la lista, renunció al cargo, o las que podría tener en Argentina o Rusia cuyos presidentes, Mauricio Macri y Vladimir Putin, respectivamente, figuran entre el grupo de 100 líderes que habrían adquirido ese tipo de empresas en paraísos fiscales.

LARGA INVESTIGACIÓN

Entre los mexicanos involucrados no hay gobernantes y la mayoría de los empresarios mencionados tiene experiencia en el manejo de escándalos relacionados con sus actividades económicas, por lo que el Panama Papers podría ser, para ellos, “uno más”.

Según el director del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, “se investigará” si los mexicanos incluidos en la lista adquirieron las offshore en el Caribe para evadir impuestos en México, o bien si las utilizaron “como protección de sus activos o medida de confidencialidad” en cuyo caso no habrían incurrido en delito. Ayer, entrevistado por Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, Núñez aseguró que la investigación podría durar dos meses y después tendrían que realizarse auditorías que tardarían de 12 a 24 meses. Para entonces, quizá, pocos se acuerden del caso.

ENTORNO MEDIÁTICO

Es interesante la manera en que el contenido de los Panama Papers se distribuyó simultáneamente en 100 países mediante una red encabezada por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung e integrada por un centenar de medios adscritos al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés).

En el caso de México, la revelación —que coincidió con la llegada de abril, mes en que los causantes cautivos hacemos la declaración anual de impuestos y por lo tanto generó molestia entre los contribuyentes— corrió a cargo del semanario Proceso y del portal Aristegui Noticias, lo cual provocó reacciones variadas en el entorno mediático.

ANIMADVERSIÓN Y FANS

La noticia, por su importancia, entró inevitablemente a la agenda: todos los medios tuvieron que incluirla en sus espacios, pero no todos aludieron a la fuente mexicana, varios prefirieron citar la internacional. Entre los consumidores de información hubo quienes se molestaron porque uno de los medios locales que difundieron la noticia fue el portal que encabeza Carmen Aristegui.

De nuevo la animadversión hacia ella y su equipo se hizo presente en redes sociales, columnas periodísticas y comentarios en sitios de internet para negarles cualquier mérito periodístico en la develación de este caso. En contrapartida, los fans de Aristegui volvieron a exaltarla como “la única periodista que lucha contra el poder”

PARAÍSOS FISCALES

También fue interesante la manera en que las dos televisoras mencionadas en los Panama Papers reaccionaron. Televisa, cuyo vicepresidente Alonso de Angoitia fue mencionado como propietario de una offshore en Bahamas, se deslindó rápido, declaró que el caso “no es relevante para la empresa” y decidió que De Angoitia se defendiera solo. El mensaje fue claro: como empresa Televisa no está involucrada y quien va a dar la cara es Alonso de Angoitia. ¿Tendrá este ejecutivo, considerado el estratega financiero de Televisa, consecuencias adversas dentro de su empresa? Se verá en el futuro.

 

En contraste con Televisa —cuyo presidente Emilio Azcárraga Jean no ha sido mencionado en los Panama Papers—, Ricardo Salinas Pliego, dueño de Tv Azteca, sí está en la lista de mexicanos que dirigieron recursos a paraísos fiscales; en su caso la compra de una empresa en Islas Vírgenes con el objetivo de adquirir obras de arte e involucrarse en el negocio de las subastas internacionales de ese tipo de bienes. El Grupo Salinas no ha emitido comunicados, aunque sí respondió a requerimientos de información realizados por medios específicos, siempre con una postura escueta: “Se trata de operaciones legales”.

¿NUEVAS REVELACIONES?

Salinas Pliego, cabe recordarlo, tiene experiencia en el manejo de escándalos relacionados con empresas offshore, por ejemplo Silverstar, en Panamá, usada en asociación con Raúl Salinas de Gortari para financiar la compra de Tv Azteca en 1993; o Codisco, en 2003, una offshore creada en EU para realizar la “recompra” de la deuda de Unefon, que le costó una sanción por parte de la Comisión de Valores de ese país.

Veremos si el tema se mantiene en la agenda con nuevas revelaciones o si se va diluyendo; o si, dentro de 24 meses, cuando se supone que el SAT concluirá sus investigaciones y auditorias, resurge como parte de la coyuntura electoral y de final de sexenio.

Ver nota original.

 

4 thoughts on “‘Panama Papers’, Aristegui, Televisa y Azteca: Fernando Mejia (Milenio)

  1. A pesar de que la noticia sobre los Papeles de Panamá se diera a conocer en México, los periódicos y demás plataformas de internet que la han difundido sólo se han encargado de reproducir la no ta y los datos junto con la lista de los nombres de las personas que aparecen ahí.
    Lo que ha faltado es una apropiación de la información acerca de los fraudes y cuentas offshore por parte de personas mexicanas que aparecen en la lista.
    Una verdadera investigación del origen del dinero de estás personas y no sólo quedarnos con las últimas declaraciones que ha emitido el SAT que al parecer no tienen intención de abrir una investigación en cada nombre.

  2. Es lamentable que la labor periodística de los reporteros del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación haya sido tan poco laborada en México. Sí, se ha mencionado sobre el tema en radio, televisión y otros medios; sí, se ha nombrado que es una investigación sin precedentes pero realmente poco a poco se ha disminuido el tiempo dedicado a esta nota en diferentes portales de noticias.
    Por otro lado, Fernando Mejía hace mención de que la noticia fue abordada en el país sobre todo por la revista Proceso y por Aristegui Noticias, siendo este último medio el que “provocó reacciones variadas”. Es bien sabido ya que Carmen Aristegui es una periodista que levanta pasiones: o la odian y critican, o la aman y son seguidores de cada noticia que presente.
    Pero considero que si está presentando una noticia con tal grado de relevancia como la de Panama Papers es necesario pensar de manera un tanto objetiva acerca del medio que la presenta y mejor enfocarse realmente en lo que se comparte, no en quién lo hace; es cierto que a la nota se le añade cierta carga simbólica pues se narrará de acuerdo con la postura del medio pero es necesario ver más allá.
    La información acerca de Panama Papers no está tan al alcance de todos pero suponiendo que lo estuviera ¿habría pasado algo diferente? Considero que hay una falta de interés por temas como éste. Hablando del caso de Islandia, diferentes personas compartieron en su perfil de Facebook la nota sobre la renuncia de Sigmundur Gunnlaugsson juzgando la falta de reacción de los mexicanos y muchos respondían y se justificaban mencionando sobre la falta de información que hay aquí.
    Y no digo que no sea verdad, es cierto que la difusión de esta noticia en nuestro país deja mucho que desear pero repito la pregunta ¿se va a hacer algo si se va difundiendo más información? ¿Algo como las protestas de islandeses? ¿O simplemente vamos a esperar a que el tema salga de la agenda para sólo recordarlo en algunos momentos en la posterioridad con indignación?

  3. Excelente la información que emite Fernando Mejía como especialista en medios de comunicación, sabe partir desde un punto general hasta los más específicos.
    Concuerdo en que la investigación será larga, habrá que esperar para saber qué personaje pondrá de nuevo en los medios este tema de “PanamaPapers” cuando se esté en tiempos electorales, puesto que es indudable que con el paso del tiempo su exposición mediática se irá perdiendo como todos los conflictos que aparecen en medios de comunicación.
    El tema relevante dentro de la opinión de Mejía Barquera es evidenciar como hay medios que desprecian a Carmen Aristegui y a su equipo, así como a Proceso al considerarla de izquierda. ¿Como es que dentro del país no se dé crédito al trabajo periodístico? Dos medios dieron a conocer el tema de los papeles de Panamá y los demás, por no considerarlos aliados, simplemente no les dieron el crédito de su investigación, al preferir citar medios extranjeros. ¿En México hay compañerismo periodístico o lo que impera son los intereses políticos y económicos? Sin dejar de lado que, como lo dice Mejía Barquera, las dos televisoras más importantes del país aunque estén dentro del escándalo de paraísos fiscales, no les ha causado ni pena ni gloria.

  4. Pertenecer a una empresa offshore no constituye, como tal, un delito. No es una situación que esté por encima de la ley; incluso, uno de los argumentos más sonados en los últimos días con respecto al escándalo de los Panama Papers radica en que alguien, en la búsqueda de su seguridad, puede integrar sus recursos dentro de este tipo de organizaciones.
    Lo anterior no implica que la ciudadanía crea ingenuamente en la rectitud de los objetivos que motivan a alguien a acudir a la ayuda de offshores. Se debe tomar en cuenta que uno de los aspectos negativos de estas asociaciones se relaciona con la evasión fiscal o de impuestos.
    Quizá la verdadera gravedad del asunto radique en el tiempo que la autoridad mexicana tardará en determinar si los connacionales involucrados en el tema lo hicieron de forma ilícita o no, pues en este país la memoria es de corto plazo, es coyuntural: indigna en la inmediatez, pero causa indiferencia con el pasar del tiempo.
    Sería realmente lamentable que este caso sea sepultado entre otros tantos, polarizado en la actuación de “buenos” y “malos”, convertido en algo que no trascienda a la acción civil organizada y que se quede en la simple queja o conocimiento de este tipo de asuntos por parte de la opinión pública.
    Entre tanto, cabe destacar la importancia de los medios y plataformas a través de los cuales se viralizó la información. Como menciona el autor de la columna, la revista Proceso y Aristegui Noticias se encargaron de difundir la noticia, misma que luego fue retomada por otros medios. Otra gran parte de la información se distribuyó a través de Internet, a lo que sólo 51% de la población del país tiene acceso, según la AMIPCI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s