Sobre Maquiavelo, @MFBeltrones y @lopezobrador_ en la columna de @NietzscheAristo: Federico Arreola (SDP noticias)


Por Federico Arreola, publicado en SDP noticias

lun 07 mar 2016 21:56

1.- Debatir con insultos

Dice @NietzscheAristo: “Un perfecto acto de exhibición demagógica ha sido el discurso con que Fabio Beltrones, como su presidente, celebrara el 87 aniversario del PRI (PNR-PRM-PRI) el pasado 4 de marzo”.

Mi comentario: Si Héctor Palacio pretende dialogar correctamente con Manlio Fabio Beltrones (Palacio le dice “Fabio”, nada más), no lo va a conseguir si empieza cada uno de sus comentarios con ofensas que no vienen al caso. @NietzscheAristo es una persona realmente talentosa que ganaría bastante credibilidad si se abstuviera de recurrir a las descalificaciones vulgares, como esa del “perfecto acto de exhibición demagógica”.

2.- Partido anciano en el que militaron los políticos que Héctor Palacio apoya

Dice @NietzscheAristo: “Partido anciano y decrépito (el PRI) que ha encontrado la manera de ostentar y permanecer en el poder de México durante todas esas décadas y ofrecerse hoy como alternativa ‘revolucionaria de nuevo rostro’; (la revolución ha significado el rasurado del bigote o el tinte del cabello, han señalado algunos). Una suerte de Dorian Grey de la política”.

Mi comentario: En ese “partido anciano y decrépito” se formaron los principales líderes de Morena, que es el instituto político al que Héctor Palacio tanto apoya en sus artículo. ¿Ejemplos de dirigentes de izquierda que estuvieron en el PRI? De Morena, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal y Alfonso Durazo, entre muchos otros. Y, fuera de Morena, prácticamente todos los fundadores del PRD, como Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo. La escuela de Manlio Fabio, sin duda, es la misma en la que se formó Andrés Manuel.

3.- Más insultos y por qué sigue el PRI en el poder

Dice @NietzscheAristo: “No se diga lo obvio, que tal discurso es la encarnación del cinismo, dígase que la demagogia le alcanza a Beltrones, Peña, equipo y seguidores para explicar en la superficie el hecho de continuar con el control del poder”.

Mi comentario: La argumentación de Palacio mejoraría si se dejara de ofender a sus rivales. Por lo demás, ¿es cinismo y demagogia que el PRI siga en el poder? Más bien es la consecuencia de la incapacidad del PAN y, sin duda, de la división de la izquierda. Si el PRI gana en 2016 y, sobre todo, en las presidenciales de 2018 se deberá a que los panistas no son políticamente eficaces y al hecho, lamentable, de que el PRD y Morena no han podido ponerse de acuerdo para buscar juntos el voto de los mexicanos.

4.- El PRI en la oposición o alternancia

Dice @NietzscheAristo: “Porque ni siquiera durante el tiempo que llaman alternancia perdieron el control (se trató sólo de cambiar un partido conservador por otro; además, existen estados y municipios donde nunca se ha registrado un cambio al menos formal de partido). Porque, ¿qué diferencia hay entre Fox, Calderón y Peña cuando se trata del proyecto de país?: Ninguna; hasta los hombres y los puestos se han intercambiado”.

Mi comentario: Si no hay diferencias, como dice Palacio, entre panistas y priistas, menos aún las hay entre los dirigentes del PRI y los de Morena, ya que tanto los que mandan en el priismo como en el partido de AMLO (incluido el propio Andrés Manuel) se formaron en el mismo partido, el “anciano y decrépito” Revolucionario Institucional. Por lo demás, si el PRI no perdió el control cuando el PAN estuvo en la Presidencia se debió a la habilidad de los dirigentes priistas, sobre todo la de Manlio Fabio Beltrones, que no tiene la culpa de estar mejor formado que muchos de sus adversarios.

5.- El PRI y la revolución del siglo XXI

Dice @NietzscheAristo: “Y en el espasmo de la celebración sin autocrítica, a la vez que se colmaba de elogios al señalar que el PRI es el partido que encabeza la revolución del siglo XXI (dicho que debe aceptarse si se habla y pueda hablarse de revolución derechista o conservadora e incluso reaccionaria en vez de involución; sobre todo en relación al origen nacionalista de ese grupo), Beltrones descalificaba a sus adversarios y aun aliados: ‘Sólo los conservadores y los timoratos no cambian y aún retroceden, es que son retrógradas autoritarios. Con verdad y entrega venceremos a los conservadores de siempre (es decir, el PAN) y a los nuevos conservadores de una falsa izquierda que se disfrazan de demócratas (quiso decir, MORENA)’…”.

Mi comentario: Beltrones dijo con toda claridad, pero Palacio no lo entendió, que el PRI por ser el partido de las reformas estructurales es un único instituto político alejado del conservadurismo. El gran problema de la izquierda es que se volvió conservadora con su defensa dogmática del nacionalismo revolucionario, que nació en el priismo y se convirtió en la ideología oficial de dos partidos de izquierda, el PRD y Morena.

6.- El abuelo de 87 años

Dice @NietzscheAristo: “Pero hace falta algo más que euforia y bravuconería para celebrar a un abuelo de 87 años. Si bien el organismo inventado por Plutarco Elías Calles a través del gobierno de sus presidentes (que eran y han vuelto a ser la misma cosa: el encargado del ejecutivo es el primer priista) logró en principio desplegar cierto desarrollo nacional en la creación de instituciones, la educación, la salud, el reparto de la tierra, la expropiación petrolera, el desarrollo de fuentes de producción energética y agropecuaria, en contraparte carga con la densa sombra de la violencia, la corrupción y la impunidad. ¿Cuántos ejemplos existen en esos casi 90 años? Siguen contabilizándose hoy con tesón.

Mi comentario: En México, a todos los gobiernos, de todos los partidos, se les puede hacer esa crítica: que el gobernante es el jefe del partido. Miguel Ángel Mancera manda en el PRD de la Ciudad de México, sin duda; Gabino Cué en el de Oaxaca, como se acaba de probar; Felipe Calderón en su periodo en Los Pinos dio las órdenes en el PAN, claro que sí; Andrés Manuel López Obrador, cuando fue jefe de gobierno capitalino hizo lo que quiso en el perredismo nacional y es el único que da instrucciones en Morena. Se trata de una práctica política perfectamente normal en nuestro país y en otros. Ahora bien, de todos los partidos que han sido gobierno en México se dice, con razón, lo mismo: que cargan con la sombra de la corrupción, la violencia y la impunidad. Ninguno se salva. La prensa de la época de AMLO en el GDF está llena de acusaciones de ese tipo.

7.- Maquiavelo y el PRI

Dice @NietzscheAristo: “Por casualidad he emprendido la relectura de la obra cumbre de Maquiavelo por estos días. Y me parece que la estructura teórica de Il Principe ofrece el plan perfecto para abordar el estudio y la comprensión del PRI o cualquier fenómeno de poder. Al presentar su ‘ofrenda’ a Lorenzo II de Medici –a falta de riquezas y en cautiverio–, el autor señala el procedimiento para llegar a ella; que trata en verdad de una propuesta teórica. 1. Conocimiento del objeto: ‘mi conocimiento de la conducta de los mayores estadistas que han existido’. 2. Experiencia y estudio: ‘una dilatada experiencia de las horrendas vicisitudes políticas de nuestra edad y… una continuada lectura de las antiguas historias’. 3. Análisis y conclusión: ‘haber examinado por mucho tiempo las acciones de aquellos hombres, y meditándolas con la más seria atención, he encerrado el resultado de esta penosa y profunda tarea en un reducido volumen’…”.

Mi comentario: No tiene sentido cuestionar a Maquiavelo ni a ningún genio universal por haber buscado el favor de los poderosos. Leonardo Da Vinci también lo hizo: el duque Ludovico Sforza lo contrató para pintar cuadros, pero sobre todo para diseñar armas de guerra; Leonardo tuvo igualmente tratos con el inmoral César Borgia. Palacio se ve mal al buscar juzgar a un personaje histórico como Maquiavelo.

8.- Beltrones y Maquiavelo

Dice @NietzscheAristo: “A partir del resultado, Niccolo Machiavelli propone entonces ‘el modo con que es posible gobernar y conservar los principados’; o el poder. Y para ello descarta, en favor de esa conservación, toda inclinación ética, moral o religiosa. Se trata de prevalecer de manera exitosa a cualquier precio. Un equivalente a la cruda y violenta vulgaridad que sobre la moral cincelara como premisa política uno de los fundadores del PRI de ingrata memoria para su tiempo: ‘La moral es un árbol que da moras o sirve para una chingada’…”.

Mi comentario: Beltrones es un gran político porque, como López Obrador, ha hecho del pragmatismo su ideología. A ambos lo que les importa es el poder por el poder mismo. ¿Beltrones estaba a favor de la reforma energética? Nunca lo estuvo, pero cambió de opinión cuando un presidente de la República priista decidió sacarla adelante. ¿Andrés Manuel defiende los valores de la izquierda? De ninguna manera si siente que le quitan votos. Por eso, Andrés es el más conservador defensor del catolicismo, el matrimonio solo entre personas del mismo sexo y la prohibición del consumo de marihuana. ¿Manlio pacta con cualquiera? Sí, si ese cualquiera lo apoya en sus proyectos. ¿Andrés Manuel acepta a cualquiera en Morena? Sí, sobre todo si se trata de gente formada en el PRI, es decir, políticamente eficaz, con la única condición de que abjure de su pasado priista. Son iguales Beltrones y López Obrador, es decir, ambos son maquiavélicos.

9.- Comprender al PRD y a Morena para comprender al PRI

Dice @NietzscheAristo: “Comprender al PRI puede comenzar con un preámbulo literario, La sombra del caudillo, de Martín Luis Guzmán; proseguir con el enfrentamiento entre Plutarco y Lázaro; abreviar del paso del poder militar al civil, de Ávila Camacho a Miguel Alemán; alimentarse con Gustavo Díaz Ordaz y el dos de octubre de 1968; acumular con Echeverría Álvarez, 1971 y la demagogia populista; agregar con López Portillo y la demagogia del primer mundo que acaba en el llanto del perro defensor del peso; paréntesis con las Memorias de Gonzalo N. Santos (‘el alarde de crímenes y fraudes, el canje de la demagogia por el cinismo y la provocación, el desfile de personajes que los lectores encuentran pintorescos porque ya no tienen oportunidad de ser sus víctimas’, ha escrito Carlos Monsiváis en Letras Libres; diciembre, 2000); detenerse en el largo episodio que según adversarios, críticos y analistas aún continúa hasta el presente (existen evidencias, datos, praxis de que ello es así), el del salinismo y el popular fenómeno del Chupacabras; anexar la pesadilla de la hipocresía, la simulación y la violencia panista y sus ligas con el priismo, teniendo como telón de fondo los pronósticos de Daniel Cosío Villegas en 1947; y arribar al fin al presente que tanto Peña como Beltrones ven con tan buenos ojos, cuando los problemas del país hunden sus raíces en lo más profundo de la crisis de legitimidad, credibilidad, injusticia, desigualdad, corrupción e impunidad que encuentran hoy su símbolo en la saga de El Chapo Guzmán, entre otras. Naturalmente, esta es sólo una estructura ligera como propuesta inicial de estudio”.

Mi comentario: Héctor Palacio, si de verdad quiere comprender al PRI, debería empezar por estudiar a los hijos más destacados del priismo, el PRD y Morena. Porque el PRI no es una ideología, sino una cultura, como dice con sabiduría un dirigente de Morena que fue priista, Alfonso Durazo. Solo un hombre es culturalmente tan priista como Beltrones: López Obrador, que sigue vigente porque aplica invariablemente las formas priistas en su estilo de hacer política.

10.- Dictadura perfecta

Dice @NietzscheAristo: “Y como apéndice regresar al debate que parece eterno: ¿partido hegemónico de dominación o dictadura perfecta? Aunque las circunstancias políticas hayan cambiado un poco, Octavio Paz esté muerto y Vargas Llosa parezca haber retirado ya su calificativo y exonerado al sistema político mexicano encabezado por el cumpleañero que todo lo ve con felicidad y con un futuro prometedor y pletórico de éxito. Y mientras, la sociedad mexicana mayoritaria, inane, no da señales de cuándo saldrá por fin –si es que ha de hacerlo alguna vez– de su pesado letargo acrítico”.

Mi comentario: Es tan perfecta la dictadura priista que del propio PRI ha salido su más fiera oposición, la de izquierda, antes la del PRD, hoy la de Morena.

Ver nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s