Evolución, revolución y lanzamientos en la televisión: Carlos Urdiales (La Razón)


Por Carlos Urdiales, publicado en La Razón

Temporada de cambios, estrenos y renovadas ofertas en la televisión mexicana, que trata de alcanzar audiencias en fuga, sea por edad, sea por hábitos de consumo cambiantes, atraídas por la amplitud de opciones que la convergencia tecnológica ofrece, en un creciente abanico de carteleras que se confeccionan prácticamente a la medida de cada consumidor.

Televisión Azteca mueve ficha primero; lo hace luego de un intenso diagnóstico ordenado por su CEO, Benjamín Salinas Sada. Una nueva arquitectura empresarial para la producción y la gestión de contenidos que inicia con la creación de Estudio Trece y Estudio Siete, un modelo que permitirá mejores contenidos para la televisión abierta en su nueva era digital.

La decisión de Salinas Sada pasa por los nombramientos de Mauricio Majul Gabriel al frente de Estudio Trece y de Rodrigo Fernández Capdevielle en Estudio Siete, ambos con la encomienda de aprovechar potencial, experiencia y capacidades instaladas en Azteca, garantizar su viabilidad financiera y fortalecer la transformación de contenidos y formatos con los cuales pretenden que TV Azteca sea voz y pantalla que todos quieran y busquen y en la cual confíen.

Por su parte Televisa avanza preparando y ensayando su oferta de contenidos, subrayadamente en el área de noticias, que vive una plena remodelación. La presentación de Denise Maerker en el espacio, “diez en punto”, ocurrirá entre junio y julio, quizá con un mes de antelación al debut de Ciro Gómez Leyva en Cadena Tres, de Grupo Imagen, donde también siguen trabajando en el equipamiento de infraestructura de las nuevas instalaciones en donde durante años estuvo la tienda de muebles Hermanos Vázquez de avenida Universidad y Copilco.

Televisa también presentó Blim, su propuesta de servicio streaming equivalente a Netflix o Claro, y sistemas posicionados en expansión como Total Play, Dish y SKY con acento en contenidos propios acumulados en su acervo de décadas. Avanza igualmente en la integración de todos sus servicios de televisión por cable bajo la marca Izzi.

Al tiempo, a la compañía de Emilio Azcárraga el Instituto Federal de Telecomunicaciones le aprobó la compra de 50 por ciento de las acciones que le faltaban de Cablevisión Monterrey a Grupo Multimedios, siempre que se asegure que las empresas no tendrán vínculo estructural, ya que ello generaría riesgos para el mercado de televisión radiodifundida, en la cual ambas firmas (Televisa y Multimedios) compiten entre sí.

En plataformas de contenidos sobre Internet, Netflix está a dos de estrenar la tercera temporada de su exitosa serie House of Cards, la cual será lanzada de manera completa; es decir, habrá quienes puedan, o quieran, invertir el fin de semana entero para conocer los derroteros, mañas y logros de Frank Underwood. La saga llega en plena efervescencia electoral por el relevo presidencial en Estados Unidos, el primer lunes de noviembre próximo. Cualquier coincidencia con nuestra clase política es mera coincidencia.

Ver nota original

2 thoughts on “Evolución, revolución y lanzamientos en la televisión: Carlos Urdiales (La Razón)

  1. El internet vino a cambiar el estilo de vida de muchas personas y tras la aparición de plataformas como Netflix, la televisión se ha visto en problemas. Al menos eso creo yo.
    No es difícil darse cuenta que desde hace un par de años TV Azteca ha estado en constante cambio en cuanto a la programación, pues el público se aburre muy rápido. De tal forma que sus producciones dramáticas y sus programas de concursos no duran más allá de los tres meses. Es decir, ¿por qué habría de ver una telenovela larga cuando puedo satisfacer mi deseo de romance viendo una película por Netflix?, sin embargo, creo que su cambio de director y de su promesa de “innovación” y “renovación” para una televisora en agonía suena interesante de monitorearse.

    Una profesora solía decirme que con el avance de la tecnología, Televisa se vería en un aprieto tal que no duraría más allá de cinco años más… Claro que no contaba con la aparición de Blim.

    Y sobre Blim me pregunto… ¿es buena idea?. Por un lado, entiendo que si se logró sacar la plataforma es porque hubo una investigación de mercado antes, pero si lo pensamos un poco, las personas que suelen ver Televisa son en su mayoría gente que no se mete en el “complicado” mundo del internet o que lo que busca al llegar a casa es descansar mientras ve televisión.
    Por otro lado, Blim no sólo tiene series y telenovelas, sino también contenido para adolescentes, niños, y aquellos adultos para los que la nostalgia de su juventud se verá satisfecha con el acervo de Televisa.

    Sin embargo, conforme pasa el tiempo las nuevas generaciones irán creciendo en un mundo más que avanzado en cuanto a tecnología (a comparación de quienes nacieron de los 60 hasta finales de los 90), por lo que cuando las generaciones que ahora no utilizan internet mueran, el porcentaje de usuarios de este irá a la alza. Es ahí cuando la televisión podrá estar en un verdadero peligro, quedándose así para personas con incapacidad de pagar un servicio de internet.
    Por el momento, hace falta ver como los dos grandes llevan a cabo sus actividades y de esta forma ver si sus futuros son prometedores. Si esto fuera una apuesta, mi voto iría por Televisa.

  2. La nueva formación en los canales de televisión puede tomarse cómo buena ; sin embargo la industria no especifica que clase de programación es la que tiene una mejor calidad y será la que ofrecerá al público. Creo que lejos de esto el oligopólio entre Televisa y Tv Azteca sigue creciendo, y no dan más que esas opciones para el consumo de las personas.
    Las oportunidades para nuevos canales y programación mexicana son muy bajas pues generalmente sólo hay dos dirigentes a los cuales les interesa más el material extranjero que nacional. Los ciudadanos no estamos acostumbrados a una cultura diferente en dónde se nos ofrezca buena programación y sea de nuestro país sino que tendemos a preferir la de otros .
    En conclusión la población sí necesita nueva programación y nuevos servicios que puedan enriquecer sus ideologías y panorama de vida, pero también necesita de una televisión nacional que demuestre que somos competentes para lograr que nuestros niños se empapen de su cultura y tradiciones, sobre todo puedan tener ideas para abrir su mente a nuevos y mejores cambios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s