Comunicación presidencial: Ruben Aguilar (El Economista)


Por Rubén Aguilar, Publicado en El Economista

Hoy en la XXXVII Feria Internacional del Palacio de Minería, en la Ciudad de México, se presenta el libro La comunicación presidencial en México: 1988-2012 (IIS-UNAM y Gobierno de Coahuila, 2015), escrito por Yolanda Meyenberg L. y Rubén Aguilar V. Lo comentan el académico y periodista Leonardo Curzio y la periodista Ivonne Melgar, que por tres sexenios cubrió Presidencia de la República.

Por primera vez un libro registra qué piensan los presidentes de la comunicación, el papel que ésta juega en su estrategia de gobierno y cuál era su relación con los medios. También por primera vez se registra, en voz de sus propios responsables, cómo organizaron la oficina de Comunicación Social de Los Pinos, cómo entendía su función y cuál era su relación con el presidente.

El libro se organiza en tres partes. La primera tiene tres capítulos de corte conceptual que explica qué es la comunicación gubernamental, qué se espera de ella y cómo se articula el mensaje. Hay también un aborde al desarrollo histórico de la comunicación gubernamental en México. A pesar de su contenido más teórico, los capítulos se leen con facilidad.

La segunda parte consta de cuatro entrevistas, con un mismo guión, a José Carreño, que fue el último coordinador de Comunicación Social del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994); a Marco Provencio, el último coordinador de Comunicación Social del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000); Rubén Aguilar V., el último coordinador de Comunicación Social del presidente Vicente Fox (2000-2006), y a Max Cortázar, el primer coordinador de Comunicación Social del presidente Felipe Calderón (2006-20012).

En las entrevistas, realizadas por los autores del libro, los coordinadores responden, entre otras, a preguntas como si tenía o no derecho de picaporte para ver al presidente; cuál era su papel en el staff presidencial; cuál era su relación con los otros integrantes del gabinete; quién decidía el dinero que gasta el gobierno en publicidad; cómo era su relación con los medios. También responden a cuál fue el momento más difícil de su gestión y cómo organizó su oficina.

La tercera parte consta de dos capítulos. El primero establece las semejanzas y las diferencias entre las cuatro oficinas. Algo que permanece es el número de integrantes de la coordinación que ha sido igual a lo largo de estos últimos 24 años. Una diferencia fundamental tiene que ver con el contexto y la concepción que se tenga de la democracia y de la comunicación. Y otra es la evolución de la tecnología.

El último capítulo es el funcionamiento de una oficina ideal de Comunicación Social, las 24 horas del día. Se construye a partir de lo que Yolanda y yo, que estuvimos en esta oficina en el gobierno del presidente Fox, consideramos fueron las mejores prácticas de las cuatro oficinas que estudiamos. Hay un epílogo con el análisis de la comunicación en los tres primeros años del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). La cita es a las 2 de la tarde en el Palacio de Minería. Están invitados. Los esperamos.

Ver nota original

One thought on “Comunicación presidencial: Ruben Aguilar (El Economista)

  1. Comunicación presidencial, comunicación social, comunicación gubernamental; estudiamos comunicación política y definir las fronteras de cada uno resulta complicado. He decidido comentar la nota sobre este libro porque pienso que para los profesionales en Comunicación Política este tipo de materiales resultarían de mucha ayuda para poder comprender no solo los limites conceptuales, las prácticas de esta profesión y cómo han sobre llevado esta área en México; sino que también es importante para tener un acercamiento (aunque sea textual) de cómo es el mundo haya afuera, en la política y cerca de quienes ejercen el poder.
    Retomo el punto respecto a cómo han desarrollado el área de comunicación social en México porque en uno de los textos de Maria José Canel retoma el caso del área de comunicación reformulada durante la presidencia de Nixon en Estados Unidos en donde le dio una importancia mayor. Asimismo su aportación consistió en darle un espacio en la casa blanca a esta área y el hecho de que los comunicados se grabarán con los propios recursos de presidencia.
    Este hecho es muestra de cómo la comunicación política no puede dejarse de lado y aunque en México la práctica ha sido distinta, Estados Unidos es un ejemplo del porqué no debe ignorarse esta área. Entonces, el hecho de que se explique en el texto una estrategia que se ha llevado en los últimos cuatro cargos de esta área en donde la oficina está al pendiente las 24 horas de lo que sucede para actuar en cualquier escenario es un referente de que las prácticas han cambiado y que la comunicación es una gran área de oportunidad, de gran relevancia, trabajo estratégico y de sólidos conocimientos pues deben conocer bien a la sociedad mexicana para llevarla a cabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s