Los motivos del Bad Boy y de La Reina del Sur: Jose Carreño (El Universal)


Por José Carreño Carlón, publicado El Universal

Telenovela y realidad. Con la nuevas revelaciones publicadas por EL UNIVERSAL, Kate del Castillo ve alejarse un final feliz como aquel que vivió en el rol que la llevó a la celebridad en La Reina del Sur. Mientras tanto, Sean Penn pudo retomar el control de la escena, el domingo, esta vez como entrevistado, en un intercambio con Charlie Rose, el coanfitrión del programa 60 Minutos.

Tras los tratos de negocios con recursos de procedencia ilícita del Chapo Guzmán, difundidos por este diario, y tras la entrevista a la procuradora Arely Gómez, no parece que el protector que en la DEA tuvo la Teresa Mendoza de Kate a lo largo de más de 60 capítulos, le otorgue ahora un salvoconducto a una mansión playera. En cambio fue notable el contraste entre el protagonismo recobrado por Sean Penn en CBS, y el papel de subordinado que asumió como ‘entrevistador’ del Chapo Guzmán, sometido a sus condiciones en la ya célebre escenificación producida bajo el Copy Right de Kate del Castillo Productions y difundida por Rolling Stone.

Pero la de 60 Minutos fue una actuación de Penn tan sólo solvente, con mensajes cuidados, quizás a partir de un guión preparado por su asistencia legal, para evitar alguna incriminación por su equívoco encuentro con un fugitivo buscado por su propio país. Y probablemente no le faltó, tampoco, una asesoría de relaciones públicas para controlar los daños a su imagen ocasionados por su performance en la Sierra Madre Occidental mexicana.

¿Restauración de imagen? Es cierto que Penn pudo retomar en CBS el estilo duro de sus personajes, desde el adolescente de Bad Boys, que lo lanzó a los primeros planos de la cinematografía global, con algo de aquella magistral mezcla de dureza, angustia y momentáneos remordimientos de Dead Man Walking. Incluso pudo agregar algo del irreductible activista de causas sociales y liberales que encarnó en Milk, la cinta que le dio su segundo Oscar.

Pero eso sólo ocurrió en las formas. En el fondo, el control de daños de Penn siguió rutas tan retorcidas que parecieron una caricatura de las estrategias para mitigar daños a la imagen de personas y organizaciones en situaciones de crisis estudiadas por el profesor William Benoit en su ya clásico Accounts, Excuses, and Apologies: A Theory of Image Restoration Strategies. Los únicos mensajes apegados a este canon fueron su reconocimiento a lo fallido de su intento y su arrepentimiento por el resultado.

Sus demás mensajes fueron ironizados por los medios y las redes en Estados Unidos, como el que sostiene que la captura del Chapo arruinó su entrevista: casi un complot contra su hazaña informativa, cuando en realidad Rolling Stone pareció ponerla apresuradamente en línea un día después del arresto del capo, lo que pareció apenas una maniobra para darle una excusa periodística a una operación de relaciones públicas de la empresa de la reina.

Tough guy novateado. En otro mensaje expresado con la vehemencia del juvenil bad boy, buscó jactarse de que él encontró al jefe del Cartel de Sinaloa antes que el gobierno mexicano. Y, en otro más, trató de sustentar que la caída del Chapo distrajo al público de su buena intención de dar pie a la discusión de las políticas de drogas, algo así como buscar al padre Maciel para conversar sobre las políticas contra la pederastia. También se subió al filo de la navaja con su “fascinación” por el criminal, al que ya había reconocido en Rolling Stones como “hombre de negocios”.

Aquí importa subrayar la incongruencia del sector de los medios mexicanos que exaltaron la humillación al gobierno que significó la segunda fuga del Chapo, sólo para enseguida desdeñar su tercera captura como irrelevante. Pero acaso lo más ridículo fue su énfasis en la victimización del actor, que acusó a México de ponerlo en la mira del capo al informar que el seguimiento de los actores llevó a los marinos al encuentro del sinaloense. Esta vez fueron más precisos los motivos de la reina del sur. Sí. Pareció novatear al tough guy.

Ver nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s