El compromiso, con la verdad: Savater  (El Universal/México)


Por Alida Piñón Publicado en El Universal

Todos los inventos del hombre han sido recibidos con alharacas de terror, recordó Fernando Savater a decenas de jóvenes y periodistas. El ferrocarril, durante el siglo XIX, provocó que siquiatras aseguraran que todo aquel que viajara a una velocidad vertiginosa de 40 kilómetros por hora se volvería loco. El mundo clamó ante el teléfono porque supuso el principio de la deshumanización.

El periodista y escritor Juan Villoro coincidió con el filósofo, y aseguró que se suele creer que la tecnología supone siempre un avance, pero advirtió que también implica una gran paradoja. “Reactiva cosas que considerábamos abandonadas. Twitter, por ejemplo, ha fomentado los aforismos. Aunque no todo lo que está en esa red social es digno de un aforismo”, dijo.

En este sentido, el periodismo, ante la revolución tecnológica, no está exento de estas discusiones y predicciones que avizoran el fin de un ciclo. Por eso, coincidieron en que el periodismo enfrenta nuevos retos ante el impacto del mundo digital, pero también en que es una oportunidad para continuar contando historias que atañen a la sociedad y seguir en la búsqueda de información que se pretende ocultar.

Savater y Villoro encabezaron la primera mesa del Encuentro Internacional de Periodismo, realizado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, en el marco de los festejos por el centenario de EL UNIVERSAL.

Durante la mesa ¿Los periódicos han muerto? ¡Viva el periodismo!, moderada por Federico Reyes Heroles, Savater aseguró que el periodismo tiene un compromiso con la verdad, pero no cree en la verdad absoluta. “El periodismo es descubrir la verdad relevante de cada caso (…) el periodista busca la verdad digna aunque no convenga.

“El periodismo ha evolucionado con la tecnología y en esta época se encuentra con el impacto de internet. Antes todos buscaban el periódico, luego la radio, la televisión y hoy todos están en internet. El problema no es llegar a la información, sino aprender a nadar entre el mar de información que hay porque no toda es cierta ni relevante. El problema de internet es que no hay informaciones contrastadas y no pasan por el filtro del periodista”, aseguró el escritor Fernando Savater.

Añadió que “el periodista es el espía del mundo al servicio de la democracia, la noticia es algo que alguien quiere acallar. El periodismo es una ética y estética de la transición de la noticia, y el periodista no sólo acarrea información, sino que tiene un olfato para saber qué vale y qué no, nos sirve de orientación. El periodista tiene que tener el respaldo de la sociedad democrática, la sociedad debe ver al periodismo como un bien precioso”.

Por su parte, Villoro mencionó que sí se puede estar ante el fin de una era y que todavía no sabemos adónde vamos, “pero es claro que necesitamos historias para soportar el peso del mundo. Al mundo le damos coherencia a través del relato de los hechos. No podemos renunciar a contarnos a nosotros mismos. El periodismo tiene un deseo de clausura: si algo acaba queremos evaluar lo que ha ocurrido y saber qué es lo que viene, pero el presente ha cambiado. El acontecer ocurre al parejo de los hechos y ha cambiado la relación que tenemos con el tiempo y con el espacio. Nos ha llegado a una velocidad extrema y nuestra capacidad de reacción es diferente. La realidad parece alejarse un poco, porque está en todos lados”.

El escritor puntualizó que la información nos llega en cada momento. “Es un fenómeno que da velocidad de datos y nos aleja del mundo tangible y cognitivo. Hay tantas cosas que pasan. El periodismo impreso ya es siempre el periódico de ayer. La marea de información es totalmente útil, pero como dice [Fernando] Savater, necesitamos los filtros. Somos los bárbaros de una nueva era, estamos a la orilla de un océano que todavía no hemos navegado”, aseguró.

Los intelectuales dialogaron también sobre las imágenes instantáneas que provocan una fuerte reacción en las sociedades.

“El mundo se conmovió ante la imagen del pequeñito sirio ahogado en la playa de Turquía. Es impactante por sí misma, pero lo es más porque conocemos cómo fue que llegó hasta allí y la cadena de sufrimientos y atrocidades, pero si sólo viésemos la fotografía sin ninguna explicación o con una información errónea el impacto pudo ser otro. La imagen es importante si ayuda a entender un texto”, aseveró Fernando Savater.

Finalmente, Juan Villoro aseguró que el peso del presente reclama otro tipo de periodismo.

“Debemos poner a la vida en el centro de las noticias, conocer qué pasa con la vida que corre”, señaló.

Ver Nota Original

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s