Falta tiempo en medios para deliberar: Raúl Trejo Delarbre (R Fórmula)


 Ciro Gómez Leyva (R Fórmula) conversó en el estudio con Raúl Trejo Delarbre sobre su libro “Alegato por la deliberación pública”.

Trejo Delarbre: Tenemos sociedades muy complejas, no hay un solo tema en que todos estemos de acuerdo, los grandes consensos ya no existen, quizá nunca existieron y para ponernos de acuerdo, para tomar decisiones necesitamos no solo información, sino intercambiar ideas.

En el espacio público, que son todos los territorios donde circulan los mensajes, tenemos muchos dichos, pero poco intercambio. Hay mucha polémica mucho estruendo, pero poco reconocimiento de unos hacia otros.

No tenemos una sociedad acostumbrada al debate. Por ejemplo en el Congreso pocas veces hay auténtica discusión y cuando la hay poca gente le da importancia, porque no la pasan los medios. Lo que los medios cubren es la estridencia, no las ideas.

Este libro es resultado de una preocupación por la precariedad de ideas y sobre todo por la falta de cauces para discutirlas.

Gómez Leyva: Cómo puede recuperar un diario o noticiero recuperar un debate que se dio en Cámara de diputados y que duró 11 horas.

Trejo Delarbre: Un problema es la falta de espacio. Los medios electrónicos son muy difíciles e impermeables a la discusión porque ésta requiere tiempos y espacio, pero la premura de la radio y tv, hace comprimir las ideas.

Entiendo que hace falta, pero también hay que reconocer que en los tiempos breves de los medios no alcanza el tiempo.

Gómez Leyva: Es la naturaleza de los medios

Trejo Delarbre: Pero no tendría por qué ser así.

Gómez Leyva: En este programa tenemos 3 horas que es muchísimo tiempo, cómo recuperamos un debate de 11 horas en el Congreso. Le dedicamos una hora, hora y media y aun así quedan muchas ideas afuera.

Trejo Delarbre: Con dos reporteros que entiendan el tema, porque los reporteros en México son muy abnegados, pero no entienden muchas cosas porque no tienen la especialización que se requiere. Entonces se debe enviar a alguien que entienda de temas parlamentarios y del tema en cuestión, para que pueda dar una buena explicación. Entonces tiempo, especialización y actitud, permiten que la gente entienda lo que pasa.

Gómez Leyva: Me queda la duda sobre la diferencia ente ciudadano y lector, ciudadano y escucha; y ciudadano y televidente, porque no son la misma cosa. El ciudadano tiene una serie de derechos y obligaciones, pero un televidente es un tirano que con cambiarle al control, te desaparece y no tiene que darle explicaciones a nadie.

Trejo Delarbre: Es un atributo de un ciudadano, que efectivamente le puede cambiar al canal, pero depende del menú que le ofrece la opción para informarse.

Un ciudadano accede a muchos medios, mi alegato es sobre la falta de alegatos que los medios están dando al ciudadano para enterarse y para presenciar discusiones y poder participar en ellos. Hoy hay medios digitales que permiten debatir, pero en los medios tradicionales sigue habiendo una fuerte concentración y un trabajo vertical, porque así funcionan los medios.

Gómez Leyva: Es que este es un programa para dar noticias, para informar, para construir una producción presuntamente informativa-noticiosa, no es un programa pensado como un debate o dialogo con la sociedad. En ocasiones lo hemos hecho, pero la esencia del programa es dar, comentar noticias.

Trejo Delarbre: Qué pueden hacer los medios entonces, dar cauce del debate sin perder su naturaleza comercial, sin perder su brevedad. Entonces se debe tener otros espacios que sirva para el debate, como en la prensa que es espacio de discusión, salvo algunos casos en donde los de un periódico, no discuten con los de otro.

Gómez Leyva: Tengo un punto a comentar. Estoy en contra de algo que dices en el libro de que textos cortos son menos analíticos. Puso como ejemplo a Héctor Aguilar Camín en Milenio, donde el espacio es más breve y hay que deliberar para hacer textos más cortos.

Corte comercial

Gómez Leyva: Raúl plantea la necesidad de deliberar ideas y confrontar puntos de vista. De deliberar.

Trejo Delarbre: Deliberar requiere ideas, no solo veredictos o imprecaciones, sino propuestas. Se  requiere espacios para ellos, lo que actualmente los medios no tienen y por ellos hay que recurrir a medios no comerciales, espacios en línea y de la prensa convencional que ha sido un espacio para discusiones.

Gómez Leyva: En la prensa, cuestionas los textos breves.

Trejo Delarbre: Los critico más como un síntoma que como un hecho en sí mismo. Por supuesto que en medio cuartilla alguien puede presentar una sentencia muy tajante, es como hacer una serie tuits, algún buen escritor podrá hacerlo. Pero eso no sirve para transmitir ideas, pero no para deliberar.

Gómez Leyva: Creo que los diarios ganan con los textos breves. Me tocó hacer ese diseño en Milenio y creo que un Héctor Aguilar Camín reflexiona y delibera.

Trejo Delarbre: No estoy muy seguro. Haz escogido un ejemplo que no priva en la prensa mexicana. Extraño las épocas en que la gente podría escribir en los diarios 3 o 4 cuartillas. El mismo Aguilar Camín en UnomásUno o La Jornada, tenía oportunidad de presentar una hipótesis, de demostrarla, acudir a los argumentos de otro responderles, lo que no se puede hacer en una cuartilla, quizá tratar un tema de actualidad, pero no ir al fondo.

Gómez Leyva: Quizá la deliberación no está en esas páginas del periódico.

Trejo Delarbre: En la prensa del mundo hoy hay un regreso a este tipo de textos como en El País, NYT, porque saben que hay lectores para este tipo de textos y hay una necesidad social de ir más allá de los textos exprés que no bastan para explicar lo que está sucediendo.

Gómez Leyva: Qué difícil después de defender los textos breves, decir que me siento más cómodo en El Universal, no me refiero al medio, sino a escribir casi el doble de lo que escribía en Milenio.

Trejo Delarbre: A veces es muy saludable y el lector lo agradece. Mi alegato no es solo con la extensión, sino con la falta de condiciones para un intercambio de puntos de vista, el tiempo en los medios, la falta de espacios públicos, los intereses comerciales, la falta de vocación de políticos. Hay una crítica al afán de los partidos políticos de difundir muchos spots y nada de reflexiones en sus campañas.

Gómez Leyva: Hay una crítica muy dura sobre la forma de discutir de la izquierda de hoy.

Hay otra cuestión, la televisión no debe tener espectacularidad siempre.

Trejo Delarbre: Lo que sostengo es que la televisión es antes que nada espectáculo. No sirve para educar y sirve poco para explicar. Sirve mucho para informar. La explicación, la televisión no la puede recoger por cuestiones de tiempo, la explicación debería estar en radio, sobre todo en prensa y medios en línea, los medios se complementan.

La televisión non sirve para hacer debate porque es espectáculo.

Gómez Leyva: Muy interesante la revisión que haces de EPN como personaje de televisión. Dices que es absurdo decir que la tv lo hizo presidente, pero el estereotipo ahí quedó y finalmente toda la acción de EPN hacia la tv y viceversa, parecerían probarlo.

Me quedo con eso de que los periodistas no debaten entre sí, porque cuando se hace, les va como feria. No hay mucho espacio para polemizar medio con medio o periodista con periodista.

Trejo Delarbre: Hoy no hay contexto para eso ni entre el público, ni entre periodistas, ni entre medios. Esto es parte de la cultura política muy atrasada que tenemos, esa parte de que los periodistas deben ser imparciales, porque no existe, todo mundo tiene un sesgo al dar una noticia. Todos tienen juicios y no debe engañarse a la gente diciendo lo contrario.

Gómez Leyva: Sí, se aplican técnicas de imparcialidad, pero el punto vista está ahí y yo soy de los que dice que qué bueno que está ahí.

Corte comercial

Gómez Leyva: Mal momento este para el país, para la deliberación pública, conclusión de tu libro.

Trejo Delarbre: Sí, porque en momentos críticos como este es difícil tener espacio, pensar temas, todos estamos crispados por el asunto de El Chapo. Hoy no se puede deliberar al respecto, en algunos días habrá más contexto para discutir temas como la seguridad en penales, el narcotráfico, el funcionamiento o no del GF, pero este momento es un ejemplo perfecto de cómo hay situaciones donde es difícil dialogar.

Gómez Leyva: Sobre el mensaje de anoche, hablando de medios de comunicación, fundamentalmente de Osorio, cómo lo ves.

Trejo Delarbre: Me voy a contradecir porque he insistido en que hay que apostar a las ideas, pero el mensaje de ayer fue una serie de adjetivos, me pareció lamentable. Me da preocupación y tristeza tener un gobierno que no articula respuestas rápidas y convincentes. El asunto es complicadísimo, nadie quisiera estar en la situación de Osorio, pero hacía falta una demostración de contundencia, de más capacidad para agarrar los hilos del asunto. Vimos un Secretario que no convence, es preocupante sobre todo tratándose del ministerio de Gobernación.

Gómez Leyva: Qué tiene de complicado el asunto de El Chapo, se fugó un criminal.

Trejo Delarbre: Hay que explicar cómo se fugó y no ofrecer disculpas no pedidas sobre las condiciones del penal. Que hay muchas certificaciones internacionales, pues no sirvieron. Hacía falta más precisión, no puede decir el gobierno lo que no sabe. Es un golpe para el gobierno, para el estado para la sociedad mexicana, la fuga de este delincuente.

Me preocupa la idealización en redes sociales de El Chapo, ese señor es un criminal, no es un procer público, por mucho que a algunos les alegre que ponga en ridículo el gobierno.

Gómez Leyva: No es Chucho el roto tampoco.

Trejo Delarbre: Y aunque lo fuera, es un delincuente.

Gómez Leyva: Termina el libro con un elogio a Miguel Ángel Granados Chapa. Muy de razón y de corazón.

Trejo Delarbre: Muy de corazón, Miguel Ángel fue un periodista muy discutido y discutible. Me tocó discutir con él en público en varias ocasiones difíciles. Era un periodista y un ciudadano que apostaba al intercambio de ideas, sus artículos eran una serie de razones con datos, además con un estilo muy respetuoso, es algo que ya no tenemos en la prensa mexicana.

Gómez Leyva: Suerte con este libro buenísimo, para todos los interesados en discusión pública en medios de comunicación, en crítica a los medios de comunicación, tú dices que es deliberación, yo digo que es un libro de crítica muy dura a medios de comunicación, con muchas cosas que nos ayudan a reflexionar, en algunas estoy en contra, otras las tomaré. Pero sin duda un gran ejercicio para obligarnos a preguntarnos qué de lo que estamos haciendo es realmente indebido, incorrecto y mal hecho.

9:09

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s