De telenovelas y radio noticias: Maricarmen Medina Mora (Arena Pública/México)


Por Maricarmen Medina Mora, publicado en Arena Pública

La pobreza, la inseguridad y la corrupción permean en la sociedad mexicana, lo que se refleja mes a mes en los medios internacionales. Marzo no fue la excepción, sin embargo, otros temas del país que perfilaron a nivel mundial fueron la visita de Peña Nieto a Reino Unido, duramente criticada por la prensa internacional, y la salida de Carmen Aristegui de MVS.

“Insensible” es la palabra que mejor describe la última visita de Estado de Peña Nieto, la cual estuvo caracterizada por una comitiva de más de 200 personas – que incluía al estilista personal de la Primera Dama – y vestidos de cientos de miles de pesos. En relación a los costosos vestidos de diseñador utilizados por Angélica Rivera y sus hijas, The Huffington Post afirma que “estos gastos no tienen coherencia, ni crean empatía con la población que goza de un salario mínimo de 70.1 pesos”. Es decir, a un mexicano que gana el salario mínimo (suponiendo que no tenga otros gastos), le tomaría más de 5 años poder comprar el vestido que utilizó una de las hijas de la Primera Dama. Entre tanto escándalo, pareciera que la familia presidencial está determinada a hacer de este sexenio una telenovela.

Por otro lado, The Guardian reprocha al gobierno británico por recibir al presidente mexicano “con los brazos abiertos” cuando México atraviesa por una grave crisis de derechos humanos. El artículo agrega que, con respecto a los 43 estudiantes, el combate al narcotráfico y los asesinatos de periodistas, Peña Nieto ha sido “totalmente incompetente y lento para reaccionar”.

En una publicación menos crítica el Financial Times realizó un reportaje especial con motivo de la visita de Peña Nieto, titulado “México Moderno”, el cual reúne varios artículos que analizan la situación actual del país desde diversos temas y ópticas. El primer artículo expone las realidades contrastantes de México; por un lado está el atractivo destino turístico y la potencia económica, cuya clase media está creciendo 3 por ciento anual, pero por el otro están los escándalos de corrupción y los miles de muertos y desaparecidos. El diario británico asegura que el país está experimentando una transformación excepcional gracias a las reformas, no obstante, agrega que éstas todavía tienen que “demostrar ser tan importantes e históricas en la realidad como lo son en papel”, y es que el gran desafío para la implementación de las reformas es la falta de confianza.

Un claro ejemplo de esto es la reforma educativa. Narrando los desencuentros entre el gobierno y la CNTE, The Economist señala que ésta última está ejerciendo fuerte presión para derribar la reforma más popular de esta administración. Agrega también que los miembros militantes de la CNTE están debilitando la reforma y es difícil para el gobierno recuperarse debido a la pérdida de credibilidad que ha sufrido en los últimos meses como resultado de los escándalos de corrupción.

A mediados del mes de marzo los medios internacionales se olvidaron de la reformas y de la visita de Peña Nieto a Gran Bretaña, y los reflectores apuntaron hacia un solo tema: la salida de Carmen Aristegui de MVS. Las palabras “México” y “libertad de expresión” aparecieron de la mano en más de una veintena de artículos alrededor del mundo, los cuales analizaron y criticaron el cese de la periodista y la censura en el país.

El New York Times llama a la periodista “un emblema del acoso a la libertad de prensa”, mientras que Forbes califica el cese como “una mala noticia para México.” Casi todas las publicaciones asocian el conflicto de Aristegui y MVS con los reportajes de la Casa Blanca realizados por la periodista y su equipo, y varias insinúan que el gobierno está involucrado de alguna manera en su despido.

Independientemente de si el cese haya sido orquestado por el gobierno o no, una de las periodistas más críticas del gobierno, responsable de las investigaciones y reportajes más importantes y reveladores de los últimos años, ya no está al aire. La libertad de expresión que se había ido forjando poco a poco con un periodismo más crítico y plural ha retrocedido en gran medida con la desaparición de Carmen Aristegui de la radio, y es que, como bien lo dice el Washington Post, el programa de Aristegui era “un ejemplo prominente de cómo los medios estaban siendo más combativos e independientes”. Esto nos deja a la tarea de encontrar un análisis objetivo sobre la realidad de México y pareciera que la opción más sensata es mirar a los medios internacionales.

Ver original

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s