Sin humildad @DeniseDresserG y la respetada @lovrega y las mentiras de Proceso: Federico Arreola (SDP Noticias/México)


Por Federico Arreola, publicado en SDP Noticias

Sí, David Korenfeld usó indebidamente un helicóptero oficial. Nada le autorizaba a volar en tal aeronave en compañía de su familia. Ni razones de seguridad relacionadas con su cargo –no es de los funcionarios más relevantes del gobierno federal– ni ninguna otra circunstancia justificaban lo que él hizo. Ya la Secretaría de la Función Pública investiga al titular de CONAGUA, que si no renuncia tendrá que ser despedido. En cualquier caso, Korenfeld deberá terminar inhabilitado para el servicio público.

Como muchas otras personas, la periodista Denise Dresser cuestionó en las redes sociales de internet al señor Korenfeld. Pero ella quiso extender sus críticas a la familia de Enrique Peña Nieto. Así, dio por buena una versión infundada: que la hija del presidente de México utilizó un helicóptero para acudir a la universidad. Cuando todo el mundo supo que su comentario era calumnioso, ella dejó el tema, pero no aclaró nada ni se disculpó.

Hoy lunes, en su artículo de Reforma, la señora Dresser insistió en el tema del helicóptero de Korenfeld y habló de los excesos de las élites mexicanas que compran y van al cine en los centros comerciales de lujo, algo que me consta hace la apasionada columnista que he mencionado, y qué bueno que lo haga: ella con su trabajo se ha ganado el derecho de pertenecer a las clases altas de nuestro país.

Pues bien, en Reforma no se atrevió Denise Dresser a mencionar a la hija de EPN, pero debió haberlo hecho, si no por otra cosa, para disculparse por haberla deshonrado con mentiras.

Ahora bien, en la misma lógica de hacer “periodismo crítico” censurando lo que hace la familia del presidente de la República, la revista Proceso, en su página de internet, atribuyó al hijo de Peña Nieto un comentario ofensivo contra el gobierno de Venezuela. Pero ningún editor se fijó que no fue el verdadero Alejandro Peña Pretelini el que llamó “ignorante” a Nicolás Maduro, sino que lo hizo alguien más en una cuenta falsa de Twitter, de las que abundan.

Horas después de que se le probó a Proceso que se había ido “con la finta” y que calumniaba al hijo de EPN, la nota mentirosa seguía como si nada en la página de internet de la revista fundada por Julio Scherer. Fue hasta que se emitió un comunicado de Los Pinos que Proceso añadió a su nota una frase: “Presidencia rechaza versión”. Proceso no reconoció su error ni se disculpó. De plano, a sus directivos y periodistas la verdad les vale gorro.

En su edición impresa de esta semana, Proceso ha hablado de que estamos ante una catástrofe económica. En la portada hasta foto de Luis Videgaray incluyo. ¿Prueba sus dichos la revista Proceso? No, desde luego. De hecho, hoy mismo, en dos medios especializados en economía y finanzas, se afirma lo contrario.

En El Economista con toda claridad se lee que la economía de México “tiene buenos registros” en el arranque de este año. El título de su nota principal no puede ser más claro: “Señales positivas dominan el escenario económico del 2015”.

El reporte firmado por Alejandro Caballero afirma que “el Indicador Global de la Actividad Económica, que aproxima la evolución del PIB, destaca entre los indicadores que tienden a mejorar en el corto plazo, tras un avance de 2.58% en enero, muy por arriba del 1.25% del mismo mes de un año antes”. Y el señor Caballero apunta otra señal positiva, el número de asegurados al IMSS: “En febrero creció 4.6%, contra 2.7% del mismo mes de un año antes”.

Hay problemas, y muchos, como queda claro en la citada nota de El Economista: “La Inversión Fija Bruta parece comenzar a perder fuerza, lo mismo que el Índice de Confianza del Consumidor, y otra variable que habla del mercado interno, el financiamiento vía tarjeta de crédito, se mantuvo por octavo mes consecutivo en terreno negativo”. Pero de que se percibe el avance económico, se percibe.

Lo dijo también, en El Financiero, Ernesto O’Farril Santoscoy. Este analista encuentra razones para sostener que la economía mexicana podría haber crecido 3.4% en febrero. Es importante lo afirmado por el director de Análisis y Estrategia de Actinver y presidente del Grupo Bursamétrica:“Después de un dato de crecimiento del IGAE de enero de 2.0% real anual, en base a cifras originales, que publicó el pasado 25 de marzo el INEGI y de acuerdo al Indicador Bursamétrica Anticipado de la Economía de México, IBAM, es posible que México haya crecido arriba del 3.4% en el pasado mes de febrero”.

Como explica el señor O’Farril Santoscoy, “el IBAM permite realizar una estimación muy cercana al siguiente dato del IGAE y de la producción industrial, con varias semanas de anticipación”.

En febrero el indicador IBAM se ubicó en 164.13 unidades (índice general) contra 150.32 unidades de enero (cifra revisada), reflejando un incremento del 8.16% nominal anual, contra 6.99% anual del mes de enero, “lo que implica que la economía aceleró su dinamismo respecto al ritmo de variación observado en enero”.

En febrero, “tuvimos aceleración del subíndice de servicios que aumentó en 4.84% vs. 4.35% de enero, y en el subíndice industrial, que aumentó en 4.65% vs. 3.57% del mes de enero, lo que refleja la mejoría en la producción automotriz, y un ligero menor deterioro en el ingreso de hidrocarburos”.

La variable más negativa en febrero “siguió siendo el valor de la exportación de Pemex, aunque fue menos negativa que en el mes previo… En la balanza comercial la combinación de precio y volumen nos dio una reducción en las exportaciones petroleras del 46.9% mientras que un mes antes caían en 47.3% anual”.

La variable “más positiva fueron las ventas domésticas de automóviles, que crecieron en 22.0% vs. un incremento del 21.3% anual del mes previo”.

El caso es que los expertos contradicen a Proceso. Pero, ni hablar, si no se disculpa con el hijo de EPN por haberlo calumniado, y si ni siquiera elimina su error borrando con humildad la nota basada en una cuenta falsa de Twitter, menos va a aceptar que su análisis económico es, por decirlo suavemente, una vacilada.

Por cierto, Verónica A. Islas, @lovrega en Twitter, que muchas veces publica comentarios en mis columnas –algo que le agradezco bastante, por supuesto– da por buenas tanto la nota falsa de Proceso sobre el hijo de EPN como el pésimo reportaje de esa revista sobre la economía mexicana. Seguro estoy de que ella, si viene aquí a polemizar conmigo, lo que invariablemente hace con muy buena educación, insistirá en que todo lo dicho por Proceso es verdad, aunque no sea así. Un abrazo a doña @lobrega.

Ver original

Anuncios

Un comentario sobre “Sin humildad @DeniseDresserG y la respetada @lovrega y las mentiras de Proceso: Federico Arreola (SDP Noticias/México)

  1. Algo innegable es que México es un país con funcionarios públicos ricos y una sociedad civil pobre. En ocasiones sobradas hemos visto como los servidores públicos hacen uso excesivo del dinero de la población mexicana y, aunque, no esté confirmado el uso del helicóptero por parte de la hija de Enrique Peña Nieto ya hemos percibido diversos ejemplos del derroche excesivo del erario público, así que, no sería extraño que situaciones como la de un ex titular de CONAGUA se repitan dentro de la familia presidencial.
    Respecto al comentario hecho o no a través de la cuenta de Twitter del hijo de Enrique Peña Nieto, considero que este forma parte de una trayectoria que como familia se han forjado, pues en dos ocasiones ya se escuchó de viva voz lo que dos las hijas de la familia presidencial opinan sobre la población mexicana y sobre sus reservas a opinar de temas trascendentales.
    Como periodistas se debe de ser lo más ético, profesional y objetivo posible en el tratamiento de la información y no deberían publicarse cosas que no están confirmadas. Pero es un tanto obvio y bien sabido que cada medio de comunicación y cada colaborador del mismo tienen sus propios intereses e ideología. Algunos podrán dar argumentos de sobra para defender a la familia presidencial, algunos otros tratarán de manchar su nombre simplemente es cuestión de ideologías y de posiciones políticas.
    Lo indiscutible es que aunque los medios (sean los que sean) mencionen el crecimiento económico, las personas que no somos ni funcionarios públicos, ni tenemos ningún cargo importante dentro de cualquier dependencia significativa sabemos bien y vivimos las carencias de los salarios que resultan poco reveladores de la mala economía del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s