La pesadilla continúa…: Óscar Mario Beteta (El Universal/México)


Por Óscar Mario Beteta, publicado en El Universal

En no pocos lugares de reunión de empresarios y políticos, se escuchan diversas opiniones sobre el caso Radio Centro-Francisco Aguirre.

Todo, porque el empresario ofreció 3 mil 58 millones de pesos por una cadena de televisión y ahora, al parecer tiene dificultades para pagar.

Mientras Olegario Vázquez, a quien se adjudicó la otra cadena el 11 de marzo, ya cubrió mil 808 millones de pesos como contraprestación, Aguirre no sabe para dónde hacerse.

Olegario Vázquez tendrá su título de concesión en unos días para operar 123 frecuencias de televisión abierta en cobertura nacional durante 20 años, que será renovable. Francisco Aguirre, por contraparte, pierde y/o no consigue posibles socios. Nadie quiere aventuras.

La semana pasada, Promotora y Operadora de Infraestructura, de David Peñaloza, rechazó cualquier relación de inversión con Radio Centro. A partir de eso, otros posibles coinversionistas le dan la vuelta al tema, según se sabe.

Radio Centro y Pinfra son empresa públicas. Están obligadas a informar a sus accionistas a través de la BMV de cualquier evento inusual o extraordinario.

Hay quien dice que Aguirre empezó a conocer a sus verdaderos “amigos” ahora que le cerraron la puerta o se negaron a contestar sus llamadas.

Se ha hecho público que buscó cobijo en Nafin. La respuesta a su petición de que el gobierno le preste para comprar un bien administrado por el gobierno que vende el gobierno, fue contundente: ¡No!

Se encuentra atrapado y el tiempo corre.

De hoy al 10 de abril, que tiene como fecha límite para pagar, cuenta con sólo cinco posibles días efectivos para reunir… ¿cuánto? ¿Podría acreditar como fortuna propia al menos la mitad de lo que comprometió?

El 13 de marzo se apuntó en este espacio el coraje, desconcierto e ira que habría causado al empresario radiofónico enterarse de que tendría que pagar más de mil 250 millones de pesos por lo mismo. Se asentó:

“En el peor de los escenarios, debe pagar lo que ofreció. A lo que tendrá que agregar otros 600 o 700 millones de pesos de inversión en infraestructura. Pero vistas las cosas, no es de dudar que sus eventuales socios se retracten y ya no le entren al negocio…

“De acuerdo con la norma, debe dar por descontada toda posibilidad de que le ‘igualen’ el precio, como empezó a sugerir uno de sus ‘asesores’.

“Otra opción podría ser dejar que transcurra el tiempo y no cumplir con el pago, a fin de que el Ifetel resuelva lo conducente. Quizá esa licitación se tendría que reponer con nuevos interesados. La situación entraña un problema. La solución no es fácil…”.

Voces de la experiencia, la lógica y la conveniencia le ofrecen “la solución”: “Es más fácil pagar 400 millones de pesos de sanción, que mil 250 millones que no tiene… Y que muy probablemente no podrá conseguir”.

SOTTO VOCE… Zeferino Torreblanca seguramente no hizo lo que debió cuando fue alcalde de Acapulco y gobernador de Guerrero. Por eso quiere ser otra vez presidente municipal del Puerto. Su falso argumento —como el de muchos otros insaciables de poder y de dinero—, de que aún le quedan cosas por hacer, no pasa de ser una patraña. Pero como los acapulqueños y muchos medios de comunicación que lo conocen dicen que sólo quiere regresar “por lo que no pudo llevarse”, seguramente en vez de votar por él, lo botarán. Es lamentable que, una vez más, Gustavo Madero muestre su falta de principios y valores ofreciendo la plataforma de su partido a un personaje que ha sido ultracuestionado por la prensa local y nacional. Zeferino Torreblanca enfrenta actualmente un juicio de carácter civil que ya perdió en primera instancia y otro en el ámbito penal que está por resolverse en tribunales federales. ¿Cómo puede postular el PAN a quien la PGR consideró presunto delincuente? El líder de ese partido y sus directivos muestran, otra vez, que no tienen calidad moral para criticar a los demás órganos políticos. Estos, sean grandes o pequeños, tienen como principal objetivo enriquecerse por medio de la política, traicionando a la ciudadanía. Es a través del voto, ignorante y sonámbulo, que seguro muchos llegarán al poder con un historial manchado de dinero mal habido e incluso de sangre. ¿Por qué después se quejan del rechazo o falta de interés de la ciudadanía en la cosa pública y en los comicios?

Ver original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s