Carta dirigida a EzraShabot (los perros ladran): Carlos Alazraki (La Razón/México)


Por Carlos Alazraki, publicado en La Razón

Estimado Ezra:

Estoy muy apenado por lo que te ha pasado en las redes por escribir tu punto de vista sobre el affaire Carmen Aristegui. Sin duda otra muestra de cobardía de los que se esconden en las redes para insultar. Esa clásica cobardía de los intolerantes que se proclaman por la libertad de expresión sin respetar la verdadera libre expresión. Sí, esos tipejos que proclaman que la libertad de expresión es una… la suya.

Ezra:

Entiendo muy bien cómo te sientes. A mí me ha pasado lo mismo en varias ocasiones, especialmente cuando he escrito mis cartas contra los intereses de estos intolerantes (y lo más seguro es que me volverá a pasar por esta carta). Son una bola de cobardes y poco hombres que se esconden en el anonimato de las redes sociales para despotricar. Son unos ignorantes que no entienden de ética y menos de educación. Pero, en fin, Ezra… así son y así serán.

Los insultos que nos propagan por ser judíos son lo más retrógada e imbécil del mundo.

Son tan chiquitos que no se dan cuenta de que ser judío es una religión como cualquier otra. Son tan tontos que confunden la religión con la nacionalidad. Y lo digo porque no están enterados de que somos mucho más mexicanos que ellos. Y no nada más mexicanos, sino que adoramos y aportamos lo mejor de lo nuestro al mejoramiento de nuestro país. Son un grupo comandado por gente conocida por nosotros.

Gente del mundo del entretenimiento y la cultura. Estos “jóvenes“ son unos borregos que hacen lo que sus jefes les ordenan. No tienen opinión propia. Generalmente son una bola de ignorantes. Son personas de entre veinte y treinta y cinco años. Toman los temas que lesionan sus intereses y descalifican por descalificar.

Son cobardes que tienen una sola verdad… la suya… Porque para ellos los demás seres humanos estamos equivocados. Tienen el cerebro tan vacío que no tienen la capacidad de dialogar y menos de pensar. En fin, Ezra, ni vale la pena fumarlos.

A mí me dan compasión. Compasión por lo retrasados que son. Imagínate:

¡Insultarte por pensar!

¡Insultarte por expresar una idea!

¡Qué pena me dan!

En fin, Ezra, no nos queda de otra más que levantar la cara y seguir expresando nuestras ideas.

Seguir queriendo a México como lo queremos. Y seguir adelante. Darle las gracias a todos nuestros colegas y amigos que han levantado la voz expresando brillantemente en sus artículos la intolerancia de estos tipejos.

De verdad, mi querido Ezra, lo siento mucho. Sigamos viendo el vaso lleno, como siempre lo hemos visto. Sigamos amando a nuestro México como siempre lo hemos amado y sigamos estando orgullosos de ser judíos como lo estamos.

Y mientras tanto, como decía el gran Quijote:

“Los perros ladran, seguimos avanzando, Sancho.“

Ver original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s