El gobierno argentino acusa a Clarín de mentiroso

Por  Stella Calloni, publicado en la Jornada

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich al referirse a dos noticias del diario Clarín sobre las investigaciones en el caso de la muerte del fiscal Alberto Nisman, desmentidas por funcionarios judiciales en las últimas horas, denunció una confrontación urdida por los medios de comunicación y diciendo hay que hacer esto, rompió las dos páginas donde estaban esas notas del matutino.

Esto sucedió durante su habitual conferencia de prensa de las mañanas en la que se refirió a la publicación de Clarín, que el domingo aseguró que se habían tachado renglones en la denuncia que presentó Nisman, en la que se solicitaba la detención de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, del canciller, Héctor Timerman y de otros participantes de un presunto pacto con Irán para encubrir a los culpables del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido en 1994.

Capitanich denunció que hay medios opositores que ofrecen críticas absolutamente infundadas porque no tienen entidad ni base territorial ni capacidad de construcción política, y desmintió a algunos editorialistas de Clarín, que,dijo, le han atribuido frases que nunca ha dicho.

Es todo el tiempo mentira y basura, por eso es importante que el pueblo argentino sepa quién le miente, sostuvo al romper las páginas del ejemplar de Clarín.

El juez federal Ariel Lijo, que investiga la denuncia -sin pruebas-presentada por el fallecido Nisman, desmintió dese el mismo domingo la versión de Clarín al asegurar que su juzgado tachó los renglones donde figuraba la solicitud referida a pruebas pedidas por el fiscal, que necesitan ser preservadas, y dijo que no existe petición alguna referida a los presuntos imputados.

La fiscal que investiga la muerte de Nisman, Viviana Fein aclaró la mañana de este lunes en un comunicado que no fue hallado en el departamento del fiscal ningún borrador de la denuncia oportunamente presentada por Nisman, y que no figura en el expediente algún registro de los aludidos en los artículos publicados en este caso por Clarín. En esa nota se mencionaba un supuesto borrador encontrado en un basurero en el departamento del fallecido fiscal, lo que nunca sucedió.

Toda documentación secuestrada al momento durante el procedimiento se encuentra filmada y fue remitida a la Unidad Fiscal (UFI) -AMIA, señaló Fein.

 

El pasado domingo, en un programa televisivo conducido por el periodista Roberto Navarro, en el canal no oficial C5N, se mostraron una serie de notas y titulares de Clarín y otros medios con falsificaciones y mentiras, que está creando un clima golpista. Incluso donde se comparaba a la presidente Fernández de Kirchner con Isabel Perón (derrocada por el golpe militar de 1976) . Navarro analizó el contenido como un verdadero llamado a un golpe de Estado. Un golpismo mediático, como se continúa denunciando en diversos sectores. En el mismo programa, Navarro tomó esas páginas de Clarín y las arrojó al basurero.

Varios juristas consideran de extrema gravedad que los medios intenten dirigir y “direccionar la causa de Nisman solamente con la intención de golpear al gobierno e incidir en la opinión pública, recurriendo a mentiras y desinformación, lo que consideran una presión amenazante contra la verdad que intenta establecer la justicia, sin pensar en las víctimas ni en sus familiares.

El Grupo Clarín, que edita el periódico del mismo nombre, es el único que se ha negado a cumplir la Ley de Medios Audiovisuales, votada por el Congreso en 2009 y ratificada por la Corte Suprema de Justicia.

Desde el primer día, recurriendo a jueces amigos se ha mantenido al margen del cumplimiento de la ley, recurriendo a medidas cautelares que están paralizando la posibilidad de llevar adelante, el plan de democratización de la información, que propone esta ley.

Clarín posee más de dos centenares de canales de televisión por cable en todo el país y canales de aire, periódicos, radios, revistas , constituyendo lo que la nueva ley llama un gran monopolio mediático Según estudiosos de los alcances de la desinformación el más poderoso es el que más duramente aplica la ley del más fuerte al desinformar masivamente a todo el país.

Al cierre de edición se informó que el juez Lijo informó que no puede hacerse cargo de la denuncia presentada por Nisman, y que le fue encargada tras la muerte del fiscal. Argumentó que la querella no podía sumarse a la causa a su cargo por encubrimiento, en la que están procesados el ex juez de la causa AMIA Juan José Galeano y el ex presidente Carlos Menem (1989-1999), entre otros. Otro magistrado nombrado por sorteo se declaró incompetente. La Cámara Fedeal deberá hacer otro sorteo.

Ver nota original

Rayuela Pésimo mensaje del capitán Capitanich. Hacer trizas un periódico no elimina la información, la amplifica.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s