Golpe contra Twitter (24 Horas)


Por Fausto Pretelin, publicado en 24 Horas

Octubre 23, 2014 I 1:19 am

Polisémica aunque casi siempre lúdica Twitter sorprendió por ser un arma de construcción masiva de comunicación. Desde su nacimiento, y en pocas horas, se convirtió en el primer espejo de cerebros a nivel global, o si se prefiere, en el incentivador casual de la opinión, en ocasiones, deslenguada. En pocas palabras, Twitter se convirtió en la primera feria de las vanidades del siglo XXI.

Pero no importa, lo trascendente en Twitter es su rasgo de construcción masiva de comunicación.

La luz de la palabra incomoda al político que se ejercita en la sombra del poder; acostumbrado al lenguaje encriptado y a la red de comunicación entre élites, el político es intolerante a los efectos que producen las redes sociales.

La comunicación en redes sociales hizo estallar las áreas de comunicación social de las dependencias gubernamentales. Acostumbrados a los comunicados que se escriben solos porque no dicen nada, un segmento preponderante de políticos no supo reaccionar a la velocidad pero sobre todo, a las perspicacias que circulan en el ecosistema de Twitter.

Twitter llegó a Los Pinos sin pedir permiso. Los tuiteros se metieron a la casa presidencial sin el requerimiento de ventanilla.

A nivel internacional Egipto se convirtió en la capital global de las redes sociales, ya que 74.9% de sus usuarios acostumbran a escribir comentarios sobre políticos (en México menos de 50% lo hace de acuerdo con la encuesta Global Social Networks Research 2013, Vanguardia Dossier enero-marzo 2014). La Primavera Árabe fue rodeada por una naturaleza salvaje e indomable.

En Turquía, Twitter es el principal opositor de Erdogan. Su intolerancia le obligó a lanzar piedras en contra de los pájaros que emitían la corrupción de su familia.

En la naturaleza de Twitter se regodean los mimos. Su efecto mimético crea a los hashtags que no son otra cosa que la acumulación de sentimientos que nacen desde el desnudo de Miley Cyrus hasta las prepotencias de algunos políticos, pero sobre todo, de sus respectivos hijos.

Así nació el gobierno oclocrático de Twitter. En él, la muchedumbre se percató de la sumatoria anónima. El caos encontró sentido.

El ciclo de vida de Twitter ha cambiado, de la frescura ha pasado a la actuación; de la promoción ha pasado a la publicidad; del anonimato al mainstream; de la sinceridad al rating.

Nacen las estrellitas que se ofrecen como cajas de resonancia en una era donde en la televisión ya no caben los noticieros porque la confianza ha dejado de existir.

Los referentes de la televisión se resisten a ser abandonados por el rating. Así, personajes como López-Dóriga mutan a las redes sociales para demostrarnos que la exclusividad tiene nombre y apellido.

Los políticos intentan aplicarse un lifting-retórico pero la mayoría fracasa porque no son ellos quienes tuitean; lo peor es que saben que nosotros sabemos de su suplantación voluntaria de identidad, y algo peor, ellos y nosotros disimulamos.

Otra mala noticia es que, después de los documentos de Edward Snowden, nos enteramos de que existen nodos de control que se alimentan de las palabras que circulan en carriles de alta velocidad, es decir, en redes sociales. Pero un fenómeno provoca que pensemos que somos anónimos y como tales, no somos focos de atención de la NSA. Es decir, Twitter y Facebook nos traicionaron al compartir nuestros datos con la Agencia Nacional de Seguridad pero también disimulamos.

Los enemigos de Twitter son los poderes político y mediático, y lo son porque sus respectivos ecosistemas no permiten el crecimiento de la crítica oclocrática y los cambios de hábitos, respectivamente.

Afortunadamente, en Twitter prevalece la energía que destruye al silencio. Prevalecen las sorpresas pero cada vez se siente la presencia de softwares vigías.

Hoy, el componente-sorpresa de Twitter se ha degradado. No lo permitamos.

Ayer era (todo junto y sin comillas) una especie de gimnasio del morbo una sala de videojuegos una agencia de información personal un nuevo género publicitario un detonante de la cotidianidad un pizarrón para analfabetos (pero también para poetas) un centro de ligue un centro de actuación el apocalipsis del ridículo (pero también para los políticos del siglo XX que son esclavos de la peor retórica), hoy es un algoritmo que se puede controlar.

En 15 palabras hoy: Twitter es cultura de comunicación transmoderna que refleja comentarios no tan modernos. Prehistóricos pueden ser.

Ver nota original

Anuncios

3 comentarios sobre “Golpe contra Twitter (24 Horas)

  1. Es evidente, que desde el nacimiento de la redes sociales, en este caso twitter, se dio mayor apertura, en un inicio a la libertad de expresión, a opinar sobre algún tema en especifico e inconformidad, sin embargo fue tan grande el impacto de esta red social, que comenzó a utilizarse como herramienta de difusión y organización, ha sido un medio de gran relevancia del cual han surgido movimientos sociales que han tenido gran impacto a nivel nacional.
    Debido a esto, es evidente que toda figura pública, se vio forzada a introducirse en este medio, líderes políticos, religiosos etc. en donde tratan de contrarrestar y explotar aquella información que circule por esta red social.
    Estamos en una era globalizadora, en donde los instrumentos tecnológicos han pasado a formar parte de la vida cotidiana y por ende ha sido tan común recurrir a Twitter ante los múltiples casos de inseguridad, crímenes, impunidades, corrupción, mal uso de los recursos del país y demás problemas que lo agobian.
    Por eso es que surge la necesidad de regular toda aquella información que surge en Twitter, ya que se ha convertido en la alternativa más viable para conseguir información verídica y confiable, debido a que las líneas editoriales o la agenda setting determinan lo de lo que se habla y la manera en la que se dice, en Twitter tienes la posibilidad de recurrir a diversas versiones y crear un criterio propio y no solo limitarte a lo que se presenta en la televisión, radio o periódico.

  2. La comunicación pretende un intercambio de información entre las personas en busca de acortar tiempo y espacio. Es tal el grado de avance de la tecnología en la comunicación que las redes han roto las barreras territoriales para entrar en un mundo digital, un mundo sin fronteras de espacio capaz de conectar diferentes países en tan solo segundos, enviando y recibiendo información en grandes cantidades.
    Esto ha ayudado a difundir de manera rápida acontecimientos en cualquier lugar del mundo que en ocasiones no se mostraban en los medios como la televisión o prensa. A través de las redes sociales las personas pueden informar acerca de cualquier tema sin existir alguna censura y es tanta la adopción de las redes por parte de la gente que se genera interés por saber sobre las noticias o hechos, ya sean políticos, económicos etc.
    Esto hace que principalmente el gobierno esté al pendiente de toda información o acción que realiza, pues sabe que si se comete algún error, inmediatamente será tendencia en redes y todo el mundo sabrá lo que sucede.

  3. A pesar de todo los controles ejercidos por leyes y normas para regular la libertad de expresión, una de las ventajas que tiene el internet sobre éstas es su capacidad de llegar a un gran número de personas en un tiempo muy corto.
    Por ello ha sido uno de los principales temores por los poderes políticos, porque las redes sociales como medios de comunicación masivas (y, aclaro. el masivos porque llegan a millones de dispositivos en segundos), y así se ha vuelto un poder fáctico. Los medios y el mundo político siempre han sido dos poderes en pugna constante, con un jale mutuo pues ninguno quiere verse por debajo del otro.
    Otro punto que debería revisarse es la legitimidad de la información utilizada en cuentas de Twitter, pues si bien se ha utilizado para armar grandes movimientos sociales y de participación política, también se crean grandes huecos de desinformación con el mal uso, por ejemplo creando cuentas falsas.
    Hay que mencionar que en su búsqueda por tener un posicionamiento, también los políticos y figuras públicas han optado por unirse al enemigo y así se vuelven usuarios a fin de obtener un lugar de reconocimiento entre los ‘tuiteros’. Muchas veces esto se torna contraproducente pues son motivo de crítica y hasta objeto de burla cuando las opiniones expresadas (muchas veces por los community managers encargados de las cuentas) no concuerdan con las ideas de sus seguidores o de plano son una bola de incoherencias que parecen más chiste que aporte para las redes.
    Pero cada quien hace de su twitter lo que se le de la gana, si no estás de acuerdo con las opiniones simplemente dejas de seguir al usuario.
    Además, no se debe olvidar que la administración de plataformas electrónicas ha dado como resultado abrir el campo laboral para un sector de la población. También se les da chamaba para crear un vínculo con los demás usuarios, a fin de mantenerse vigentes en el imaginario colectivo y dar siempre de qué hablar.
    Ya sea para bien o para mal, twitter nos ha dado temas de conversación que traspasan las pantallas e incluso desembocan en grandes movimientos.
    Los usuarios somos quienes decidimos qué hacer con nuestras cuentas, a quién seguir y el provecho que le saquemos a cada una.
    Hable como se hable de cualquier político siempre habrá posturas encontradas, twitter nos proporciona una plataforma para poder debatir temas, contrastar putos de vista, obtener información de forma rápida, saber cuáles son los temas más hablados y ¿por qué no? hasta burlarse de un presidente con memes y hashtags.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s