Jennifer Lawrence y nuestra hipocresía por Mario Campos Más por más


Que un miserable hacker – dicen los medios – obtuvo de manera ilegal fotos de Jennifer Lawrence y de otras mujeres que habían almacenado sus imágenes en la nube. Y junto a la condena, claro, aparecen publicadas las fotos robadas. ¿Por qué? Porque así obtendrán visitas y un montón de clicks. Se trata simple y sencillamente del doble discurso de muchos medios de comunicación y de sus audiencias.

El tema merece atención porque exhibe un vicio que solemos evadir pero que es necesario asumir si lo queremos cambiar: que lo que en los hechos se promueve es lo mismo que a través del discurso se condena. ¿O cuántos de los medios que publicaron las imágenes se atreverían a defender en público la exhibición de las fotos robadas de una joven desnuda? Sin ir más lejos, ¿cuántos no se han manifestado en las últimas semanas en contra del bullying y del sexting como una forma de exhibición o chantaje?

Lo absurdo es que lo que se condena como un problema social se reproduce con un criterio comercial. ¿Qué diferencia hay entre exhibir las fotos de una estudiante y hacerlo con una actriz famosa?, ¿o por ser una celebridad se justifica todo?

Pues no, porque no es lo mismo que una persona conscientemente pose para una revista o salga sin ropa en una película, a un robo de imágenes privadas. Imágenes, por cierto, que tampoco fueron captadas en un lugar público como ha sido el caso de fotos tomadas por paparazzis.

Aquí estamos ante una violación a la privacidad. Y no vale el argumento de que es su culpa por tomarse las fotos y subirlas a la nube, porque eso es revictimizar a la víctima al hacerla responsable del abuso. Claro que el tema deja lecciones sobre la seguridad y el cuidado personal de nuestra información, pero ese no puede ser un argumento para justificar la invasión a la privacidad de nadie.

Digámoslo claro: condenar el robo, pero difundir las fotos es tan hipócrita como quien rechaza la violencia terrorista, pero la repite una y otra vez, o quien se indigna ante las grabaciones ilegales, pero las reproduce en horario estelar.  En los hechos el mensaje es que esos contenidos serán premiados con toda la atención del mundo.

Y eso debería hacernos pensar a los periodistas y a los consumidores de información. Finalmente una reflexión: si los afectados fuéramos nosotros o alguno de nuestros seres queridos, ¿cómo reaccionaríamos?

Quizá valga la pena pensarlo la próxima vez que nos enfrentemos a un caso más de nuestra hipocresía.

P.D. Un mea culpa necesario. Un problema de comunicación con la producción de la “Agenda pública” en ForoTV hizo que al hablar de este tema se reprodujeran algunas de las imágenes robadas. Se pidió su retiro al aire.

Mario Campos
Politólogo, periodista y profesor. Conductor de la “Agenda pública” en Foro TV
Anuncios

23 comentarios sobre “Jennifer Lawrence y nuestra hipocresía por Mario Campos Más por más

  1. Con las nuevas tecnologías se ha originado un serio problema: la irrupción en la vida privada de las personas. Esto se ha convertido en una moda y en porque no, en un comercio en el que la mercancía es una figura pública. ¿Cuál es el objetivo? primeramente, dañar la imagen de ese personaje, no obstante, este mismo puede ser víctima de chantajes, extorsiones y burlas. Cabe mencionar, el escandalo es la principal consecuencia cuando imágenes privadas, especialmente de índole sexual son publicadas de manera ilegal.
    Los hackers no se hacen esperar y principalmente tienen en la mira a personajes del medio del espectáculo. Es posible que Jennifer Lawrence sea criticada y culpabilizada por tomarse dichas fotografías, pero como lo mencione en un principio, es una violación a la privacidad.
    Se han dado diversos casos como este, en el que fotografías o videos comprometedores almacenados en la nube se convierten en una pesadilla para sus protagonistas, tal es el caso de los diputados panistas, de los cuales se difundió un video en el cual bailaban con mujeres de la vida alegre. Este tipo de episodios evidencian en algunos casos a personas que hacen cosas ilícitas.
    De esta manera podemos ver el poder de los medios, y la rapidez en que difunde noticias, chismes, rumores, etc. Entonces los medios de comunicación masiva, se convierten en un arma de doble filo; por una parte te brindan beneficios tales como publicitar hechos, momentos, personajes, e incluso situaciones, sin embargo, cuando este beneficio se utiliza para ridiculizar o evidenciar a ciertas personas con el fin de beneficiar a otros, se convierte en un instrumento de poder. Y como bien lo dice el artículo: “Lo absurdo es que lo que se condena como un problema social se reproduce con un criterio comercial.”

  2. El contexto actual, conformado en gran medida por los avances tecnológicos, es un arma de doble filo, debido a que por un lado nos facilita la interacción entre las personas, así como, la inmediatez de la información, ¡De todo tipo de información y en cualquier formato! Pero por el otro nos encontramos con un problema que afecta a cualquier persona de cualquier clase social, un problema que se ha tratado de combatir.
    A pesar de que el internet se ha convertido en un medio por el cual los fenómenos de abuso y degradación se han popularizado, como el sexting o el bulling (ya sea laboral o infantil), sin embargo, no es nada nuevo. Esto se ha practicado desde hace mucho. Siempre han existido los “bravucones”, pero el principal problema es la inmediatez con que se difunde a través de los Medios Masivos de información por todo el mundo.
    Aunque esto parezca tener poca relación con eventos pasados como el caso del Watergate, por ejemplo; yo la encuentro en la manera en que estas situaciones causaron revuelo en la sociedad. La polémica situación del presidente Nixon y su equipo de reelección es algo que dio la vuelta al mundo y hasta la fecha, cuarenta años después, sigue siendo tema de los medios de comunicación.
    Ahora, el robo de las fotografías de estas actrices, quizá cause inquietud durante un tiempo en esta sociedad de masas, y después se olvide; pero, en estos escándalos se debe tomar en cuenta un punto vital: la invasión al espacio privado y con ello el beneficio de los invasores así como el daño a los primeros y el morbo de los terceros.

  3. La tecnología ha puesto al alcance de nuestras manos una inmensa cantidad de herramientas de todo tipo que usualmente nos benefician. Sin embargo, el problema aparece cuando esas herramientas se utilizan con otros fines, tal es el caso del escándalo de algunas estrellas internacionales. Sin duda, ellas no tuvieron la culpa de lo ocurrido, ya que se trataba de fotografías privadas las cuales no fueron expuestas por ellas. Por su parte, los hackers, a pesar de ser los responsables de haber robado las fotos, no tienen la culpa del escándalo ocasionado ya que fueron los medios de comunicación quienes se encargaron de hacer del hecho una nota de primera plana; y más aún de aquellos que se atrevieron reproducir las fotografías robadas en sus artículos. ¿Dónde queda entonces la ética profesional de los periodistas y medios?

  4. El caso de estas fotografías robadas y subidas a la red expuso varias situaciones incómodas, no sólo sobre los medios de comunicación que las difundieron, sino respecto a los espectadores y el medio tan dinámico que es internet.
    Para empezar, cuando recién se dieron a conocer las fotografías en sitios como 4chan y reddit, ningún medio de comunicación serio publicó notas, esperaron hasta que el tema llegó a ser trending topic para investigarlo, aunque en realidad ninguna empresa periodística seria obtuvo información relevante sobre el caso, parece que se limitaron a difundir las fotografías censuradas sin añadir análisis, crítica o algo adicional para el público. Actuaron como una especie de cazadores de clics en lugar que como periodistas.
    Casi desde el principio, en los sitios antes citados ya había usuarios que realizaron comentarios más atinados sobre el derecho a la privacidad y la información privada, es decir, algunos de los espectadores actuaron de una forma más adecuada que los medios, aportando ideas críticas y promoviendo la discusión. Desafortunadamente, estas personas carecían de reconocimiento, por eso su voz fue silenciada, por los trolls de internet o simplemente se desvanecieron en un mar de comentarios que se burlaban de los implicados en el escándalo.
    Después de este acontecimiento, creo que deberíamos preguntarnos quién en este mundo tiene un verdadero derecho a la privacidad. Si un hacker puede acceder a archivos tan sensibles, entonces cualquier persona puede ser blanco de un abuso similar y ser expuesto en la red. Lo peor es que los hackers anónimos no son la mayor preocupación, sino las agencias de inteligencia de casi cualquier gobierno.

  5. En un mundo ideal Jennifer Lawrence y las demás actrices afectadas no deberían tener que preocuparse por su privacidad, puesto que su trabajo es la actuación, no ser protagonistas de programas de televisión de chismes, ni para ayudar a vender revistas. Sin embargo, vivimos en un mundo donde las personas tienen la necesidad de saber sobre la vida íntima de los actores, cantantes y demás “famosos”. Al ser figuras públicas deben tener el doble de cuidado y el doble de seguridad con imágenes tan íntimas como las que están circulando por la red. Lo cual no justifica el robo de seguridad, pero previene a otros artistas de que les suceda algo igual.
    Aclarado esto, coincido con el doble discurso de los medios. Sin embargo, existen programas y páginas de internet en los cuales publicaron la noticia, la información, pero sin las fotografías. Por lo tanto, no estamos hablando de todos los medios. Sin embargo, es condenable aquellos medios que juzgan al hacker y al mismo tiempo difunden las imágenes.
    Como la frase de Mario lo resume “Lo absurdo es que lo que se condena como un problema social se reproduce con un criterio comercial.”

  6. Considero que este robo de fotografías nos deja ver cómo la información que se encuentra en las redes no es del todo privada aunque empresas nos aseguren lo contrario diciendo que al guardar la información en la nube nadie podrá hacer uso de ella sin el permiso de la persona.
    Las personas buscan obtener datos de cualquier sitio para mostrarlos al publico y se genere controversia y más si se habla de personajes famosos del cine o televisión, al revelar estas fotos miles de personas pudieron verlas con un simple click, pero no se dan cuenta de que es una acción grave que no solo le puede pasar a alguien conocido, sino a cualquier persona.
    Aunque también pienso que se debe tener en cuenta qué cosas subimos a las redes, en especial a redes sociales como Facebook Twitter Instagram, si bien no culpo a las personas por subir este tipo de imágenes, si se debe tener cuidado con la
    información personal como direcciones, lugares de trabajo o de estudio, fotografías y otras cosas que pueden servir para hacer mal uso de ellas, pues al aceptar los términos y condiciones , estas páginas tienen el control de toda la información y pueden venderla a cualquier compañía o empresa y muchas personas no lo saben.

  7. Considero que este robo de fotografías nos deja ver cómo la información que se encuentra en las redes no es del todo privada aunque empresas nos aseguren lo contrario diciendo que al guardar la información en la nube nadie podrá hacer uso de ella sin el permiso de la persona.
    Las personas buscan obtener datos de cualquier sitio para mostrarlos al público y se genere controversia y más si se habla de personajes famosos del cine o televisión, al revelar estas fotos miles de personas pudieron verlas con un simple click, pero no se dan cuenta de que es una acción grave que no solo le puede pasar a alguien conocido, sino a cualquier persona.
    Aunque también pienso que se debe tener en cuenta qué cosas subimos a las redes, en especial a redes sociales como Facebook Twitter Instagram, si bien no culpo a las personas por subir este tipo de imágenes, si se debe tener cuidado con la información personal como direcciones, lugares de trabajo o de estudio, fotografías y otras cosas que pueden servir para hacer mal uso de ellas, pues al aceptar los términos y condiciones y subirlas, estas páginas tienen el control de toda la información y pueden venderla a cualquier compañía o empresa y muchas personas no lo saben.

  8. La hipocresía social como tema opino que ahonda aspectos psicológicos así como antropológicos de una comunidad determinada. El juicio que se llevará a cabo en contra del hacker que obtuvo las fotos de la actriz Jennifer Lawrence desnuda para subirlas a la nube, es un reflejo latente de la baja capacidad ética y legal para juzgar una situación.
    Hoy en día la contextualización hacia las situaciones se realizan a partir de perspectivas o cosmovisiones subjetivas, si no es que personales, y esto impide lograr ver todos los elementos de un fenómeno. Como bien plantearía Max Weber en cuanto a su modelo de análisis social, el tipo ideal, se conforma de varios conceptos concatenados y relacionados entre sí con el objetivo de dar a comprender un todo bien estructurado.
    Si se genera una opinión gracias al criterio permeado por una ideología occidentalizada y además mexicana; probablemente se llegue a la conclusión de que Jennifer Lawrence tuvo la responsabilidad por tomarse fotos comprometedoras, sin embargo, como ser humano tiende a seguir impulsos así como hacer cosas sin razonar las probables consecuencias. Cabe señalar la importancia de un factor, el cual es la estrategia publicitaria empleada por los agentes personales de las figuras públicas. ¿Quién asegura que dicho evento no está planeado?
    En lo personal observo el machismo latente en tanto una mujer deje ver sus miembros tal cual son, la sociedad aún no está preparada para aceptar tales controversias, ya que la sanción a la actriz fue sacarla de la farándula. Ante el juicio solamente llegó a tal grado por faltar a una figura pública, cuando el hackeo a cuentas para hacer todo tipo de faltas a la moral es más normal hoy en día.
    Entra aquí pues otro factor trascendental: el internet. Este medio de comunicación amplió las fronteras entre las personas, y mantuvo el control de ciertos intereses privados. El hackeo como acción está penada siempre y cuando sea en contra del estado, pero entra aquí la disputa del procedimiento legal estadounidense para proseguir a la reprimenda.

  9. En primera instancia, la filtración de imágenes de actrices desnudas o semidesnudas en plataformas electrónicas acto conocido como “celebgate”, considero es una trasgresión rotunda a la privacidad personal.
    Por un lado, no se debe pasar desapercibido que se trata de personas públicas, acto por el cual la noticia recorrió todo el mundo, pues la difusión en redes sociales es masiva y surge con gran rapidez, misma que se impulsa por el morbo de la sociedad. No es tema a juzgar él por qué ella subió las fotos a la nube (icloud), ya que sus razones tendrá y eso es tema que a nadie incumbe; lo importante es destacar que estas revelaciones tienen un trasfondo en el cual se atenta contra la privacidad de las personas, e incluso con la libertad.
    Pasando al periodismo, ¿en cuantas ocasiones no se transmiten noticias que agreden la integridad de las personas?. Mario Campos, autor de la nota afirma “lo que se condena como un problema social se produce con un criterio comercial”, y es aquí donde me pregunto, ¿por qué las revistas de desnudos tienen tanto éxito?, considero que como sociedad hemos fingido creencias, sentimientos y estándares que no se cumplen. Los actos no corresponden a lo que supuestamente se estipula.
    Es entristecedor que el ser humano poco a poco se ha “deshumanizado”, ha dejado de interesarse por el bien común y ha comenzado a buscar maneras para sacar provecho en la mínima oportunidad, incluso si para lograrlo se tiene que agredir la integridad del prójimo. Hasta donde hemos llegado que la exhibición es un producto con el cual se comercializa.

  10. El denominado Celebgate, el hackeo masivo que ha atacado la privacidad de más de cien famosas, entre ellas Jennifer Lawrence, como nos plantea el artículo, nos presenta una problemática bastante fuerte y tristemente quizá, una situación que no debería ser pero probablemente más usual de lo que imaginamos en los medios.

    Y es que más allá del grave problema que han enfrentado las famosas tras la invasión a su privacidad vemos, el fuerte aparato mediático, evidenciando una práctica de la ética muy pobre que muestra como ésta queda en muchos casos supeditada por los intereses ya sea sociales, políticos o económicos

    Es preocupante en sí mísmo el sólo hecho de ver nuestra seguridad e información personal comprometida con la red y estos recientes cyber ataques han causado gran polémica, concuerdo en lo absoluto con el autor, “ no se les puede culpar a las famosas por haber tomado las fotografías y haberlas subido a su cuenta privada en la nube”, lo preocupantes es la poca sensibilidad de muchos medios que aprovechan ésta polémica para lucrar y conseguir mayor popularidad, haciendo de lado el dolor y los puntos sensibles de ésta catástrofe

  11. En la actualidad, hablar de privacidad no es tan fácil como debería. El internet es una herramienta que le ha dado a las personas grandes oportunidades para enriquecer sus conocimientos y enterarse de los acontecimientos que ocurren en casi cualquier parte del mundo. Sin embargo, la mayoría de la gente, lo utiliza con fines de entretenimiento.
    Es en este sentido, que muchos suben información personal a la red para compartirla con el mundo, muchas veces sin que ese sea su fin específico y sin tener en cuenta que, una vez en internet, se quedará ahí para siempre, pues aunque el usuario las borre después de su perfil, muchas páginas las almacenan en sus propias bases.
    Lo preocupante es que cada vez es más frecuente que los llamados hackers, roben datos personales para hacer un mal uso de ellos y satisfacer sus propios fines. Existen muchos casos de robos de identidades y extorsiones pero a las autoridades sólo les importa cuando comienza a tener relevancia en los medios.
    Se han filtrado muchas fotografías privadas de celebridades a las que se les ha dado una investigación completa para descubrir a los culpables, e incluso se han cancelado los portales por donde se difundían, pero ¿a cuántas personas comunes les ha ocurrido algo similar y no se ha hecho nada al respecto? Si, incluso, es posible pensar que algunos famosos podrían hacerlo a propósito sólo para tener más popularidad. Por eso necesita ser responsabilidad de cada quién, concientizarse de los riesgos que conlleva el uso de internet.

  12. Los medios de comunicación construyen el presente social. El presente social son los hechos o noticias, las cuales van a destacarse con base en los intereses y las necesidades de cada medio. Los medios no son el reflejo de la sociedad, porque el periodista interpreta un hecho siguiendo una metodología. Noticia=mercancía. La violencia, sangre y muerte son los elementos de un hecho social que vende.
    El ser humano es morboso por naturaleza, por ello los géneros televisivos como el reality show tienen tanto éxito en la audiencia al exhibir la vida privada de las personas,El periodismo se ha convertido en un negocio en el cual lo importante es vender dejando de lado la ética periodística y los valores.
    La tecnología es una herramienta valiosa, ya que nos otorga muchos beneficios, pero debemos utilizar adecuadamente dichos recursos, La sexualidad sigue causando controversia en la sociedad, porque aún hay muchos mitos que impiden una mayor apertura. Nadie tiene derecho a invadir la vida privada de una persona, pues más allá de que sea una figura pública no deja de ser una persona con padres, hermanos, hijos, etc, Es contradictorio que los medios de comunicación y las redes sociales difundan campañas en contra del bullying y al mismo tiempo lo generen.

  13. Los medios electrónicos que publicaron las fotografías de algunas famosas las retiraron al otro día de sus portales, argumentaron que “no se unirían a la invasión a la privacidad”, que estaban en contra de ello y pedían disculpas pues eran “sitios de periodismo serio” (en el caso de Sopita.com, por ejemplo). Por supuesto que no se trataba de un sitio serio, claramente la publicación de este tipo de contenido significa más visitas y generan la propagación de comentarios de todo tipo.
    Es cierto que el ser humano es morboso, como dicen arriba, pero no se justifica que las fotografías hayan sido vistas porque “ahí estaban”, tampoco cabe el “¿Pues por qué se toman fotografías así?” Es cierto que al tratarse de figuras públicas el cuidado de su imagen debe importarles pero ¡eran sus fotos! Estaban en su celular y no tendrían por qué haber salido de ahí.
    Con lo anterior entra otro conflicto: en la actualidad la tecnología permite almacenar, producir y distribuir información de manera inmediata, prácticamente, y con ello también aparece la promesa de que tal información se encuentra a salvo y que sólo quienes nosotros queramos tendrán acceso a ella. ¿Qué se puede esperar después de saber que se filtran archivos personales? ¿Dónde queda esta promesa de privacidad?
    Y no se hable sólo de personas famosas quienes han sido víctimas de esto: la pornografía infantil, las chavitas que se toman fotos y luego se las roban de sus celulares para exhibirlas en la escuela, ¿a ellas también las defienden los medios o no, porque no las conocen? Este no es un fenómeno exclusivo a algunos cuantos. ¿Dónde están las autoridades?

  14. En la actualidad se ha hecho más recurrente el uso de redes sociales y plataformas electrónicas que han fungido como nuevos medios de comunicación y que proporcionan una constante actualización de noticias desde diferentes perspectivas, sin embargo también se ha presentado un mal uso de las redes, en general del internet, que rebasan esa línea llamada privacidad.
    Jennifer Lawrence ha sido una víctima más de aquellas personas, mejor conocidas como hackers, que usurpan en la vida privada de una figura pública para obtener fotografías, datos, vídeos, etc. y ganar exclusividad y popularidad ante los medios ¿dónde queda la ética de los medios? por una parte propagan una serie de valores y posturas en contra hacia actitudes y comportamientos actuales como el bullying, la pornografía infantil, entre otros y por otra buscan apoderarse de la vida privada de una persona conocida socialmente, únicamente por el hecho de generar controversia y pertenecer al medio.
    Jennifer Lawrence tiene una vida en las pantallas, frente a cámaras pero también consta de una vida privada a la que nadie tiene derecho a involucrarse sin su consentimiento.
    Es triste ver como se pueda abusar de una herramienta tan eficaz como el internet para difamar y perjudicar a una persona.

  15. Definitivamente se trata de una violación a la privacidad, la cual, no sólo sucede a personas famosas. La actual forma de respaldar la información en la nube, está siendo utilizada de forma negativa, pero tal y como se menciona, esto es alimentado tanto por quienes roban la información como por quién la reproduce.
    Se trata de entonces de un mal manejo del periodismo. Como líderes de información debería ser prioridad hacer conciencia sobre los problemas a los que diario nos enfrentamos, no fomentarlos. La reproducción hace eso.
    Se reprocha el hecho del hackeo, pero no la publicación de la fotos en todos los demás medios. Si bien, Jennifer Lawrence es una persona pública ¿hasta dónde llega la línea de su vida privada? ¿cuál es la principal razón del escándalo? Estamos en pleno siglo XXI en dónde el acceso a contenido sexual no es completamente restringido, entonces, ¿qué es lo que más llama la atención de esto?
    Es el simple motivo que es “famosa”. Esto pasa en redes sociales con personas normales y no se está recriminando. Esto es lo fundamental, que este tipo de acciones parecen importar más cuando vienen de personas públicas, cuando es igual de trascendental que pase en la vida cotidiana de cualquier país.

  16. El robo de información no es tema nuevo pues ya desde hace unos años se viene observando el hurto de números de tarjeta de créditos, ya sea por compras o pagos en línea, pero en los últimos años con el desarrollo tecnológico y la implementación de nuevo hardware en dispositivos móviles (como lo fue en su momento una cámara) propició una nueva forma de comunicar, mandar fotos era una verdadera revolución.
    ¿Pero mandar fotos desnudo? Antes era muy poco común, ya sea por el costo de los mensajes multimedia o por la calidad de imagen, hoy en día es muy frecuente por la implementación de aplicaciones la cuales permiten mandar los mensajes sin tener que gastar un solo centavo, como WhatssApp o el mismo Imessaje (exclusivo para la comunicación entre dispositivos de Apple).
    En el caso de las actrices que les fueron robadas sus imágenes personales, desconozco si las iban a mandar o simplemente decidieron tomárseles para la posteridad , lo que se es que al momento de tomárselas con un IPod, IPhone o IPad automáticamente se guarda en la nube de Apple, tampoco es fuera de lo normal que las actrices a las cuales les ultrajaron sus cosas intimas fueran medianamente famosas, esto lo digo porque la mayoría de las personalidades utilizan dispositivos caros y no hay otros más costosos que los de la empresa de la manzana.
    Por otra parte no podemos condenar lo que están asiendo por dos cosas: la primera no es nuestro cuerpo y por lo cual no decidimos si está bien lo que estamos haciendo; segundo no es nuestro dispositivo por lo cual ellas pueden hacer lo que quieran con su aparato.
    Otro punto importante es que los medios tienen una especie de doble moral, ya sea por que están en contra de algo pero lo transmiten haciendo que haya más interés por el tema, pues si quisieran que se olvidara ese asunto simplemente lo dejarían de lado pero como saben que eso vende obviamente lo van a decir hasta que las notica se vuelva aburrida y se deje por la paz.
    Tampoco podemos reprobar a las personas que buscan las imágenes en internet , uno punto muy importante es que los medios tienen que buscar imágenes para mostrar y así vender la noticia y si somos sinceros los encargados de recabar las fotografías muy seguramente el morbo hará que vean a las chicas desnudas; el segundo punto es que somos seres humanos, por lo cual tenemos estamos abiertos a muchas cosas y una de ellas es la sexualidad. Si sabemos que hay fotos de mujeres bonitas y que casi siempre vemos en algún medio es normal que las queramos ver como dios las trajo al mundo sabiendo que es imposible que tengamos algo que ver con esas chicas.
    Para finalizar si de verdad se quiere que el robo de información cibernética deje de existir podemos seguir el ejemplo del Rantic, quien prometió que mostraría fotos de Emma Watson desnuda cuando un cronometro llegara a cero, cuando termino el conteo lo que se mostro fueron las personas que entraban para ver a Emma. Creo que fue una buena forma de hacer conciencia para demostrar que no solo los hacker no son los más malos, si no los que buscan las imágenes pues ellos son los que al final distribuyen por diferentes medios

  17. La filtración de fotos es un tema muy sensible ya que es un atentado contra la intimidad de los individuos, más allá de que estos sean famosos.
    Acertadamente el texto habla de un doble discurso, el cual solo se ve por medio del análisis ya que si los medio de comunicación denuncian esta violación a la privacidad y aun así difunden las imágenes contribuyen a que se sigan consumiendo estas imágenes.
    Se debe de cuestionar la política de privacidad y medidas de seguridad de las distintas plataformas en Internet, también se debe de concientizar a la población sobre la vulnerabilidad de las diferentes nubes.
    Los medios de comunicación deberían de evitar difundir este tipo de imágenes pensando en lo moralmente correcto.

  18. Hoy en día el ritmo de vida y el auge de la era tecnológica ha provocado que gran parte de la gente se convierta en un esclavo dependiente de los diferentes gatgets existentes en el mercado y que en su mayoría cuentan con la posibilidad de acceder a internet, y esto se a convertido en un gusto un tanto peligroso.

    El problema mencionado en este articulo es solo uno de los múltiples inconvenientes que puede generar la necesidad desmedida de estar en constante uso de la web, otro gran problema y actualmente uno de los más importantes es el robo de información, y no solo archivos audiovisuales, es el uso tan cotidiano de la misma que dejamos de lado eh incluso olvidamos su importancia, es hasta que se nos presenta un problema cuando recordamos el verdadero valor que representa.

    Resultaría difícil pedir o sugerir a lo usuarios menores de edad que tengan estricto cuidado en el uso de esta herramienta, pero en lo que respecta a usuarios mayores no seria una sugerencia, ellos mismos los deberían de visualizar como una necesidad primordial.

    No es para más cuando se vive en una realidad en el que los propios gobiernos roban información, si bien lo que ha coinvertido al internet en lo que hoy en día es, una herramienta para el incremento de nuevas y múltiples posibilidades, que fortalece el ejercicio de derechos fundamentales, estimula las economías y lleva la cultura a grandes sectores.

    También existe el lado peligroso en el que nos encontramos expuestos, pero nada de lo antes mencionado justifica la violación a la privacidad de una persona, ya sea figura publica o privada, y mucho menos el que un medio las reproduzca.

  19. Tanto los personajes dentro de la farándula como los menores de edad fuera de ella deben proteger la información que sube a la nube, ya que al no contar con ciertas regulaciones para la protección de dicha información o al ser violadas corren un grave riego ya que cualquier persona con Internet puede accesar a distintos sitios web y apropiarse de esos datos personales.

    Cada vez más, se cometen delitos de contenido sexual, por personas adultas que, amparándose en el anonimato o haciéndose pasar por menores de edad, tras configurar algún tipo de juego, llegan a captar imágenes de menores, a través de la webcam, y a captar fotografías de los menores en situaciones de desnudez, que después trafican, llegando a ser un auténtico delito de posesión y distribución, o lo que se conoce como “grooming” o acoso o extorsión de carácter sexual.

    Es necesario difundir dicha información a través de los medios de comunicación, no sólo por el morbo que conlleva si no por la propia seguridad de los usuarios y de los menores, que día con día se acrecienta el riesgo de caer en dichas prácticas.

  20. Si bien es una crítica a los medios de comunicación que compartieron las fotos desnudas de Jennifer Lawrence, Mario Campos utilizó mal el término hacker. Un hacker no es el agente que roba la privacidad de las personas y las hace públicas. Ese es el cracker. El hacker tiene como fundamento académico la cooperación e innovación científica y cibernética para generar conocimiento hacia la humanidad.

    El cracker es el ladrón y delincuente digital que saquea cuentas, crea virus, y rompe la privacidad de las personas para hacerlo viral. Entonces si Mario Campos quiere criticar de manera justa a los que compartieron las fotos desnudas de Lawrence, debe comenzar por usar de manera correcta los conceptos. Digo, para que no cometa el mismo error de los que critica.

    El robo de las fotos de las actrices de Hollywood hace necesario repensar la construcción de leyes, instituciones y reglas cibernéticas que controlen el comportamiento de aquellos que comparten y roban algo que no es suyo. Robar es robar, ya sea en China o en Internet, es lo mismo.

    El Internet, si bien es y debe ser de uso libre, no puede ser usado de mala manera. No puede amedrentar la privacidad de las personas, la seguridad de su dinero, el bienestar de sus datos e información. El internet tiene que ser una herramienta para el progreso de la humanidad. Nada más.

  21. ¿Quién regula el internet? Como bien señala la nota y los comentarios de la nota, hay un problema por la falta de regulación de estos medios, pero, como también se menciona, no es solo cuestión de castigos y sanciones. Hay una aceptación ante el libre compartimiento de la vida privada de las celebridades, hay una normalización en cuanto al falso “derecho” de conocer lo íntimo de estas personas.

    Y viene, curiosamente, desde el mismo tipo de periodismo al que se suscribe Televisa con programas para hablar de la vida de las celebridades, de revistas como TV Notas y ese largo etcétera. Ahondar en la vida privada de los artistas no es algo nuevo. La filtración de fotografías es solo un acto que ocurre solo por la capacidad tecnológica, porque ya es posible. Pero la costumbre, la normalización y la aceptación de conocer lo más íntimo de las celebridades es algo que ya está estandarizado desde hace tiempo.

  22. Volvemos al debate de la seguridad de nuestra información dentro de las redes. Dejando de lado el hecho de que la filtración de las fotos haya afectado a la actriz que está más de moda en todo el mundo, es realmente preocupante como alguien puede acceder a algo tan privado y hacerlo público en unos cuantos instantes.
    Hoy le ocurrió a Jennifer Lawrence pero mañana le podría ocurrir a cualquiera de nosotros. Es importante que se establezcan medidas de seguridad dentro de la web que en verdad garanticen que nuestra información está resguardada de la mejor manera, si esto no es posible empezar a tener una conciencia de saber que ya no podemos confiar en la privacidad que los aparatos tecnológicos nos ofrecen.
    Es verdad que los medios agraviaron esta situación viralizando algo que no tenía interés en el contexto social y sólo llenaba un espacio de morbo dentro de los medios en los que se exhibió. pero al menos sirvió como un aviso para recordarnos lo expuestos que estamos en un mundo donde tu privacidad dejo de ser un derecho para convertirse en un don.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s