Periodista de TV es asesinado en Zacatecas con al menos 20 puñaladas; en Puebla roban equipo a director de medio  (Sin embargo/Zacatecas)


Por  redacción, publicado en Sin embargo

El periodista mexicano Nolberto Herrera Rodríguez fue asesinado en su casa en el estado de Zacatecas y su cuerpo hallado por familiares, informaron diversas fuentes, entre ellas la organización internacional Artículo 19. La víctima, quien recibió más de 20 puñaladas en todo el cuerpo, fue encontrado sin vida ayer en el interior de su casa en el municipio de Guadalupe (Zacatecas), indicó un portavoz de la organización. Herrera Rodríguez se desempeñaba como camarógrafo, reportero y editor en el Canal 9 de televisión de Zacatecas y en otros medios de comunicación, así como en el sector público. Sus jefes y compañeros de trabajo intentaron comunicarse con él, pero no atendió las llamadas, por lo que familiares fueron a buscarlo y lo encontraron sin vida, detalló la misma fuente. Artículo 19 hizo un llamado a las autoridades “para que realicen una investigación adecuada que permita sancionar a los responsables y romper con el ciclo de impunidad que genera un efecto amedrentador contra el ejercicio de la prensa”, expuso la organización en un comunicado. De igual manera, “considera necesario que las autoridades en Zacatecas brinden seguridad a los periodistas de la región y establezcan una política pública de prevención que garantice el ejercicio del derecho a la libertad de expresión”. En tanto, Alfredo Valadez Rodríguez, jefe de Información en Canal 9 de Zacatecas, aseguró que Herrera era “muy trabajador”, y “una persona muy activa porque además de producir un noticiero salía a reportear información general y cultural”. De acuerdo con información de la Procuraduría General de Justicia de Zacatecas (PGJE), el cuerpo de Herrera fue encontrado con más de 20 heridas provocadas por un objeto punzocortante. “Lo que ha dicho la Procuraduría de Justicia del Zacatecas es que el posible móvil del crimen sea pasional, pero mientras no se agoten todas las líneas de investigación no debe descartarse el ejercicio periodístico como móvil”, acotó. La Fiscalía Especializada en Delitos contra la Libertad de Expresión del Gobierno federal presentó en junio pasado un informe en el que asegura que desde el año 2000 fueron asesinados 102 periodistas en México, 10 de ellos desde el inicio del mandato del Presidente Enrique Peña Nieto en diciembre de 2012. ROBAN EQUIPO A DIRECTOR  Luis Enrique Sánchez Fernández, director del portal informativo Poblanerías, editado en Puebla, fue objeto de un robo en su vivienda, donde los responsables se llevaron su computadora de trabajo y una televisión, reportó un comunicado de Artículo 19. Los hechos se registraron este lunes, cuando Sánchez Fernández y su familia, entre ellos su hijo Juan Carlos Sánchez, director editorial de Poblanerías, se encontraban dormidos. “Con tantas otras cosas de valor que en esos momentos se encontraban en la casa y que no se llevaron, es imposible no pensar que se trató de un mensaje. Esa computadora era la herramienta de trabajo de mi padre”, aseguró Juan Carlos Sánchez. El robo a la casa de los directivos del portal Poblanerías, se da a poco más de una semana de que Luis Enrique Sánchez publicara y cuestionara, en su columna “El Coloquio de los Perros“, el exceso de fuerza utilizado por las autoridades de Puebla en los acontecimientos de Chalchihuapan, pero también la falta de castigo para los funcionarios y diputados locales que aprobaron y pusieron en práctica una ley que permite el uso de balas de goma para reprimir manifestaciones. “¿Y cuál es la responsabilidad de los 41 diputados de la LIX Legislatura? Con la misma obediencia irresponsable aprueban y desaprueban… ¿Facundo Rosas seguirá, orondo, insistiendo en que agotó los protocolos del caso e incrementando el número de víctimas, por los huevotes que presume tener? Lamentable, nunca justificado y siempre para reprobar la muerte de José Luis Tehuatlie Tamayo… Criticable el exceso de violencia. Más reprobable el uso de menores para el ejercicio de una libertad de expresión mal entendida y peor explicada”, refiere la columna de Luis Enrique Sánchez. La organización internacional ha documentado, de 2007 a la fecha, 51 agresiones a la prensa de Puebla. Los funcionarios públicos, aseguran, han sido los responsables de 33 ataques.

Ver nota original

Anuncios

7 Replies to “Periodista de TV es asesinado en Zacatecas con al menos 20 puñaladas; en Puebla roban equipo a director de medio  (Sin embargo/Zacatecas)”

  1. Es lamentable cómo el gobierno y específicamente la prensa no se ha encargado de proteger a quienes se encargan de socializar la información, a quienes arriesgan su vida por mostrar un lado de la moneda o los dos, a aquellos estudiantes futuros periodistas, simplemente humanos. La indormación es un derecho de todos los ciudadanos, no es posible que por quitar la máscara a los legalmente ladrones , por alzar la voz de los oprimidos sufran los valientes al igual que sus familiares.
    Y aún peor que tras varios casos de asesinatos o secuestros la situación no genere un cambio en la legislación, ni en el sistema de seguridad pública.
    Nosotros la juventud y estudiantes de Ciencias Sociales (entre ellas Periodismo) servimos a la nación, ¿y cómo nos responde?
    Como país deberíamos salvaguardar a ciudadanos como los periodistas, nuestros héroes de pluma. Y más allá de leer las noticias, exigir lo debido para el bienestar de nuestra sociedad.

  2. La muerte de cualquier persona es una perdida muy lamentable tanto para la familia y amigos del difunto, pero que el deceso haya sido mediante un asesinato es un trauma aun más fuerte, como fue el caso del periodista mexicano Nolberto Herrera Rodríguez quien fuese apuñalado dentro de su hogar, de solo imaginarse del horror de la persona que descubrió el cuerpo con veinte apuñaladas es algo que da escalofríos.
    La locura del humano es un punto a destacar en la nota, pues según la procuraduría de Zacatecas dice que es un crimen pasional, lo cual hace ver la decadencia en la cual estamos cayendo, al intentar igualar el despecho y a la vida de otras personas, lo cual indica que somos unos seres verdaderamente rencorosos al pensar solo en el dolor de uno y cerrarnos en nuestro mundo él cual no nos deja pensar en el otro.
    Es importante remarcar que el 10.2% de los periodistas muertos desde el año 2000 ha sido durante el inicio de la gestión presidencial de Enrique Peña Nieto, esto talvez sea coincidencia, pero en las dos toma de posición de las que tengo memoria (Fox y Calderon) no recuerdo que hayan tenido un inicio tan conflictivo como las de EPN y posiblemente ese porcentaje sea el reflejo de las muertes de algunos opositores del actual presidente.
    Sin duda otro mal que ataca a la sociedad mexicana, además de los periodistas asesinados, es la delincuencia la cual se vive en todo el territorio nacional y sobre todo la impunidad que hay por parte de las autoridades, porque que casualidad que al director del portal Poblanerías Luis Enrique Sánchez Fernández le roben una semana después de que publica la nota sobre el exceso de fuerza de las autoridades de Puebla, como dije talvez sea una coincidencia o posiblemente sea una revancha por mostrar a la luz como se las gasta el Estado.
    Todo lo anterior ya nos hace dudar del quien nos tenemos que cuidar pues ya no son solo de los maleantes además de personas que conocimos (como el caso de Nolberto Herrera) o hasta de las mismas autoridades como Luis Sánchez.

  3. Es lamentable que los periodistas mexicanos sufran este tipo de altercados, no es posible que 102 periodistas hayan muerto desde el 2000, lo único que hicieron mal esto periodistas fue contar la verdad como debe de ser, por lo que el Estado debe tomar medidas en las que se proteja a cualquiera que se dedique al medio.
    Últimamente se ha establecido que la más del 80% de los casos se han quedado impunes y ha pesar de que se han estipulado leyes para la protección de los periodistas, las autoridades no hacen lo que les corresponde y también no es posible que se deban estipular este tipo de leyes ya que como mexicanos en la constitución esta estipulado que debemos ser respetados en cualquier tipo de ejercicio o profesión que realicemos.
    La censura es un concepto muy utilizado en el país, el que hayan robado las cosas al periodista de Puebla es una forma más de decir a los periodistas que se callen, es lamentable, pero a su vez admirable que los periodistas no pierdan el sentid de su labor y mantengan el valor de contar la verdad día a día.
    En los últimos años México se ha mantenido como el séptimo país en el mundo en el que hay impunidad por los asesinatos a periodistas y además es el primer país de América Latina donde existe más violencia contra periodistas. Lo que se debe de hacer es hacer respetar las leyes existentes y tomar cartas en el asunto, de nada sirve estipular leyes si éstas no se llevan a cabo, por lo que las autoridades deben cumplir con su trabajo e intentar rescatar una profesión que por años a ayudado a la construcción histórica del país.

  4. En tiempos donde existe una conciencia ciudadana acerca de la libertad de expresión, es increíble que los encargados de impartir la justicia sean capaces de justificar el móvil del asesinato de un periodista como un “crimen pasional”, cuando reporteros a lo largo del país son perseguidos y sacrificados constantemente por ejercer un derecho garantizado en la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, “Artículo 7°: Es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio”.
    Asimismo, coartar los medios a través de los cuales ejercen su profesión es clara señal de censura, “No se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares, de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas o de enseres y aparatos usados en la difusión de información”.
    Casos como los anteriores sólo fungen como ejemplos de una realidad nacional y mundial donde, más allá de los ideales escritos, lo que predomina es una contradicción de los derechos en la práctica cotidiana.

  5. Espero que de verdad se agoten todas las vías de investigación sobre este crimen, pues parece que las autoridades no toman con seriedad suficiente este homicidio porque el fallecido se dedicaba al área de espectáculos y sociales. Se necesita una averiguación profunda ya que hubo demasiado dolo en el acto que dan pie para sospechar que existió un nexo entre su actividad profesional y su muerte, como lo indicó Reporteros Sin Fronteras.
    Aunque la hipótesis de PGJ del estado de Zacatecas pueda ser verídica y se trate de un crimen pasional, dado el número de periodistas amenazados, agredidos o asesinados en México, es necesario considerar que en cualquier caso de violencia hacía ellos, existe una posible vinculación con su ocupación.
    El ejercicio periodístico constantemente es violentado, peor aún es que los crímenes queden impunes o que no se resuelvan con eficacia ni rapidez, lo cual afecta desfavorablemente a los profesionales de la comunicación quienes no pueden ejercer plenamente su derecho de libertad de expresión.
    El segundo caso, el del periodista robado, también es un ejemplo claro de cómo los profesionales de los medios son amedrentados por la delincuencia. Ya no sólo basta con preocuparse por la integridad personal, sino por la familia y el patrimonio, los cuales son utilizados para intimidar a los periodistas.

  6. Al menos, en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, las cifras “oficiales” –por no decir falsas– sumaron 110 periodistas asesinados en México, sin olvidar los que aùn continùan desaparecidos y sin contar los ataques con explosivos y armas que algunos de ellos recibieron. Ahora las agresiones durante el gobierno de Enrique Peña Nieto se han convertido cada vez más constantes y màs violentas. Pues el periodista Nolberto Herrera recibió, nada màs que, 20 puñaladas en todo el cuerpo.

    La Produraduría General de Justicia de Zacatecas aseguró que posiblemente fue un asesinato pasional. (¿?) Pero afortunadamente Artículo 19, asociación defensora de periodistas, han presionado para continuar con las investigaciones, ya que actualmente ser periodista y comunicador, se ha convertido en uno de los oficios más peligrosos del país. Por otro lado, está la agresión que sufrió la periodista, de apenas 24 años, Karla Janeth Silva, en la redacción del periódico El Heraldo, de Silao. Y que encabezó el Director de Seguridad Pública de Silao, Nicasio Aguirre Guerrero, el cual ahora se encuetra prófugo de la justicia.

    Pero por más ataques que se registren en el país, el gobierno no actúa ni condena los ataques hacia los periodistas. Parece que a Peña Nieto y a las administraciones de provincia, les da gusto saber sobre los asesinatos de los periodistas en Veracruz, Tamaulipas, Zacatecas y Michoacàn, por mencionar algunos. Pues por màs informes que lCNDH, Amnistìa Internacional y Artículo 19 pronuncìan, estos crìmenes quedan en la nube de la impunidad.

    Actualmente, se puede decir que vivimos bajo un periodismo como el de Porfirio Díaz, que pareciera tan lejano y distante, con un gobierno autoritario y perseguidor, pero que se hace presente bailando las lìneas de la democracia priista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s