Kevin Spacey-House of Cards: “A nadie le importa la opinión de un actor sobre política (La República/ Perú)


Domingo, 16 de febrero de 2014 | 1:12 pm

‘House of Cards’.
‘House of Cards’.
El protagonista de la serie de Netflix, ganadora de dos Emmy, se niega a hablar de política y comenta los cambios drásticos en la televisión estadounidense.

Política, corrupción, sexo y un antihéroe son parte del laberinto descrito por ‘House of Cards’, la exitosa serie por internet protagonizada por Kevin Spacey, en la piel del maquiavélico jefe de la bancada demócrata, Francis Underwood. La ‘liberación’ de trece capítulos de la segunda temporada  a través de Netflix ha sido recomendada hasta por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

“Las opiniones varían entre el ‘es una visión cínica e irreal de la política’ al ‘es tremendamente realista’”, dijo el actor Kevin Spacey sobre los comentarios de Obama, quien había señalado que en esa Casa Blanca, los asuntos pendientes se  resuelven con rapidez.

Pero, la trama de ‘House of Cards’ nació en Gran Bretaña  durante la era de la ‘Dama de hierro’ Margaret Thacher, según su creador, Lord Michael Dobbs (ex asesor del Partido Conservador). “Tuve una furiosa discusión con ella (Thacher) en 1987, siendo su jefe de gabinete. Renuncié, y tres años más tarde ella ya no estaba más. Y yo había escrito House of Cards”, declaró Dobbs.

En la reciente entrevista publicada por El País, el actor Kevin Spacey respondió reacio y evitó mostrar su posición acerca del lado más oscuro de la política estadounidense. Con ironía, al estilo de su personaje, sostuvo que su trabajo no es “dar juicios morales”.

“Nuestros guionistas han hablado con políticos, han investigado a fondo, alguno incluso trabajó en Washington, pero sinceramente creo que esta serie de lo que trata es de las relaciones de poder, de cómo se relacionan los seres humanos, de las mismas cosas de las que hablaba Shakespeare”, dijo Spacey.

Luego, el actor tuvo un exabrupto con la intención de dar el tema por cerrado cuando le pidieron señalar en qué había cambiado su visión de la política.  “Creo que mi perspectiva sobre la política es jodidamente aburrida, y a nadie le importa una mierda lo que un actor piense sobre política”.

Al parecer, lo que le interesaba a Spacey era hablar del antes y después de la televisión con la llegada de plataformas online. “El modelo Netflix ha probado que las audiencias quieren tener el control. Usan las series como una novela que abres y cierras cuando te apetece. También ha probado que la plataforma no importa nada, que lo importante es el contenido. A lo mejor ‘House of Cards’ está demostrando que hemos aprendido la lección que no aprendió la industria de la música”.

El actor recordó el discurso de David Lean (director de ‘Lawrence de Arabia’) en 1990, cuando insistió en que tendrían que cuidar a los talentos sino “el negocio del cine caería en picado”. “Ocho años más tarde HBO estrenaba ‘Los Soprano’, cambiando para siempre la historia de la pequeña pantalla. Al mismo tiempo los estudios dieron un giro hacia las superproducciones de acción, con mucho superhéroe, así que los profesionales con ganas de contar historias de personajes buscaron espacio en el sitio más fértil para ello”.

¿Le sorprendió el éxito de la serie ?

Me sorprendo continuamente del éxito de películas espantosas así que por supuesto que me sorprendió que algo bueno funcionara.

2 thoughts on “Kevin Spacey-House of Cards: “A nadie le importa la opinión de un actor sobre política (La República/ Perú)

  1. La serie House of Cards resulta intrigante desde la primera temporada, adictiva.
    Una combinación de distintos elementos que logran que el espectador se apasione y la recuerde.
    ¿Qué tiene de diferente ésta serie a otras tan reconocidas como Dr. House o Breaking Bad? ¿Cuál es su encanto? La respuesta no es sencilla debido a los múltiples factores que la hacen deliciosa. Pero en ésta ocasión defenderé una postura desde el punto de vista de la ciencia política: las relaciones de poder, la dominación de hombres sobre hombres (recordando que el politólogo no es político).
    A algunos les parecerá que la serie como se mencionó en el artículo, representa a cabalidad la realidad, otros la catalogaran como exagerada, los primeros apelaran a la inmoralidad “natural” que se piensa sobre los políticos de todo el mundo, y los otros defenderán la “noble labor del político” y porque no, hasta podríamos incluir una de las frases más famosas de todos los tiempos “el fin justifica los medios”. Pero ninguno puede negar que la serie refleja un pedazo de política.
    Pero ¿qué es política?, algunos como Sartori, apelarían a la vagueza de la palabra y por lo tanto a una crisis de identidad, y si bien, hay otros tantos autores que logran delimitar ese concepto, el concepto en la sociedad aún guarda ambigüedad y sin temor a equivocarse todos y cada uno de sus miembros se siente con el derecho de poder definir que es la política. Pero en el mundo académico no hay consenso.
    House of cards no ha pretendido dar una nueva definición, pero sí enseña un pedazo de política, de la realidad de un país, con un sistema político determinado, con un cultura política definida y con ciertos factores que la hacen especial. Sin duda no es una serie que refleje la política mundial, pero sí es una que nos muestra cuestiones políticas con actores que saben cómo jugar el juego. La política de Estados Unidos.
    Lo que sí es muy plausible es que Francis logra lo que ningún político ha logrado abiertamente, abre el enigma del político inmoral y odiado, y por otro lado el moral y amado, para generar y vanagloriar a uno, que ya sabemos es, inmoral amado.
    Y también logra sembrar en cada uno de sus espectadores la duda: ¿cómo sería yo si fuera político?

  2. ¿Cuál es el encanto de House of Cards?, pregunta Tania, y luego nos describe la fascinación que la serie ha ejercido sobre una politóloga que es ella. Gracias, Tania por compartir tus observaciones y tus provocadoras preguntas, como esa con la que cierras tu comentario: ¿cómo sería yo si fuera político?
    No tengo una respuesta para ella. Pero sí puedo decirte que, como comunicóloga, la serie también ha ejercido sobre mí una especial atracción, quizás porque sus personajes están tan bien construidos que logran hacernos pensar no sólo en historias que pueden suceder hoy, en Estados Unidos, sino que pudieron ocurrir en cualquier lugar del mundo aún en otros tiempos.
    Y tal vez, parte del encanto de House of Cards es que provoque reflexiones y conversaciones como las de Tania.
    Nota: Regina Santiago es editora de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s