La distribución y contenidos en los medios van juntos: Zuckermann


Con José Cárdenas (R. Fórmula) Leo Zuckermann, colaborador, comentó sobre el Foro de Comunicación en Panamá: Ya no puedes hablar de que hay un grupo de periódicos, hay un grupo de… el grupo que nada más se quede, por ejemplo, con la prensa escrita es muy probable que no la vaya a hacer y aquí en México tenemos dos casos muy importantes, que es el caso del grupo Reforma, que su fuerte es la prensa escrita, y el Universal.

Entonces el tema es qué va a pasar entre contenidos y distribución, de lo cual hablamos la semana pasada ¿Qué pesará más o qué pesa más? Y la respuesta es muy clara. Primero que nada, no lo sabemos, porque todo esto esta cambiando tecnológicamente mucho, pero lo más importante de todo es que ya van a ser lo mismo, o sea la vieja apuesta de don Emilio Azcárraga, el “Tigre” Azcárraga… ¡tenía razón! Televisa decía tenía que tener contenidos y que tenía que tener distribución, en otros países no, los contenidos los producían productores independientes y la distribución la tenían concesionarios por otra parte.

Lo que estamos viendo hoy en día es que tanto los que tienen distribución como las telefónicas, como Telefónica España, como aquí América Móvil, quieren entrarle a los contenidos, y los que producen contenidos quieren entrarle a la distribución.

Lo que te quiero decir es que va a ser lo mismo, van a ser las mismas empresas, van a estar consolidadas y sobre todo a partir de la internet.

Aquí por ejemplo en México se habla mucho que van a licitar dos cadenas de televisión abierta. ¡Es un dinosaurio eso, Pepe! Yo quiero ver quién va a entrarle a la televisión abierta. La verdad, lo importante es tener televisión de paga. ¿Por qué Slim le ha entrado al tema de la de las antenas, del satélite? ¡Porque lo que quiere es la distribución! Pero para tener distribución tiene que tener contenidos, y eso me lleva al segundo tema: ¿qué tipo de contenidos? ¿Contenidos cada vez más globales o cada vez más locales? Y, por el momento, la verdad, lo que ganado son los contenidos locales.

Dieron un dato muy interesante aquí en este seminario: todas las televisoras importantes de América Latina a la hora prime time, es decir, triple A, todas son de contenido local. Quiere decir que Argentina, la tele de Argentina pasa contenidos producidos en Argentina; en Colombia lo mismo; en México lo mismo, es decir, si tú traes una telenovela argentina a México y la pones en horario triple A valiste sorbete, ¿no? O sea, los contenidos si tienen que seguir siendo locales.

¿Y sabes donde más? En la información. La gente quiere información, desde luego del mundo entero, etcétera, pero también quiere información de su país y de su comunidad.

Esta distribución entre lo local y lo nacional es lo que es una apuesta ganadora. Quizá los chilangos no lo entendamos muy bien, los que nos están escuchando —yo soy chilango—, porque la verdad es que los noticieros en la Ciudad de México siempre han sido los nacionales; pero en otras partes de la República lo regional pesa muchísimo.

Lo mismo pasa con los contenidos. Nos contaban, por ejemplo, los de la televisión española, yo no sabía que, por ejemplo, hay telenovelas en catalán, son las que tienen mayor rating, ¿por qué? Porque tienen ese contenido catalán. O sea, hemos llegado a un tema de que los medios se están volviendo cada vez más globales, pero los contenidos tiene que seguir siendo locales, tienen que seguirse identificando con los problemas de la gente.

Y termino con un tema importantísimo, que es el que a mí me tocó moderar, que es la libertad de expresión. Esto, ¿se está amenazando la libertad de expresión con lo que está ocurriendo con los medios en el mundo?

Yo te diría aquí dos cosas, primero lo que dijo Cebrián -que tú sabes que Juan Luis fue el director de El País muchos años- y comparto plenamente con él, él dijo “a ver, no nos hagamos bolas, la principal amenaza a la libertad de expresión en la historia de la democracia siempre ha sido y siempre seguirán siendo los gobiernos”. Los gobiernos no les gusta que haya medios de comunicación que los estén criticando. Y tiene toda la razón

Y ahí es un reto para todos nosotros, desde Estados Unidos, desde Canadá, desde México, en todos lados, los gobiernos no les gusta y son la principal amenaza a la libertad de expresión.

En eso, ahí sí todos coludos y todos rabones, desde China, donde los tienen controlados, hasta el país más abierto del mundo, siempre va a haber la tentación de los gobiernos de tratar de censurar, de trata de que no haya libertad de expresión. Uno.

Dos, en la medida en que se están consolidando los grupos globales, podrías decir va a haber menos medios porque va a haber grandes grupos y eso, menos medios significa menos posible libertad de expresión. Correcto.

Pero otro lado tienes esta cosa que se llama Internet, donde han salido con las nuevas tecnologías, hasta han surgido una serie de nuevos medios, que si el señor no sale en la tele, pues puede salir ahora en Internet, poner su canal de Internet y tener esa salida, esa distribución.

En los países donde hay alta penetración del Internet, ya hay blogs y sitios de Internet que tienen más tráfico que los medios tradicionales. El Huffington Post tiene más distribución que el Washington Post. Y fíjate qué pasó con el Washington Post, que estaban perdiendo hasta la camiseta, lo tuvo que comprar Jeff Bezos, que es el dueño de Amazon.com. ¿Para qué? Pues para su juguete, porque hay que decirlo, que le costó para él una bicoca.

Pero la pregunta es, ¿qué va a haber Bezos con el Washington Post? Pues va a tratar de integrar su negocio.

Entonces quizás los grandes ganadores de toda esta revolución que estamos viendo, sean estos gigantes de Internet: Google, Amazon, Apple, en fin, Netflix; en fin, quizá todos esos que le han apostado al Internet vayan a ser los ganones de todo esto y no las grandes insignias que hemos visto, el Grupo PRISA, aquí en México Televisa, en fin. Todos ellos van a tratar de competir.

Yo me quedo con lo que dijo Cebrián, al final, que dijo, “bueno, ya aquí discutimos varias horas. La verdad es que no sabemos nada, porque está cambiando tanto que no sabemos”.

Mira, te doy un último dato, hoy lo checaba. El valor de Televisa en la bolsa de valores de Estados Unidos, lo que cuesta Televisa es más o menos 20 mil millones de dólares. Netflix cuesta más o menos lo mismo, 20 mil millones de dólares, nada más que Netflix lleva diez años.

Audio Original

 

Anuncios

2 Replies to “La distribución y contenidos en los medios van juntos: Zuckermann”

  1. Si se avienta una piedra dirigiéndola hacia un vaso puede que ésta no caiga dentro de él; si se lanzan diez piedras la probabilidad aumenta; si se avientan cien, mil, diez mil, etc., la probabilidad se eleva exponencialmente. Así concibo a los medios de comunicación, según su espectro la posibilidad de que el mensaje ideológico permee al público aumenta. No se trata de conocer el nivel intelectual de las personas, simplemente que, entre mayor alcance de los medios, mayor oportunidad de que el mensaje llegue a su destino. Tampoco se trata de que el mensaje cambie totalmente el sentido crítico de la población, sino que, puede decantar tan sencillo como volver pasivo al lector, y con eso basta y sobra.
    Los medios de comunicación son un tema que puede vérsele desde aristas múltiples, en todos los campos de estudio puede ahondarse sobre ellos, ¿porqué? Porque permean todo lo social, económico y político. Entonces a grandes rasgos surgen dos posturas: desde el individuo o desde un marco global. Hablando de contenidos y distribución, la balanza se inclina hacia ver a los medios como una totalidad, ver al publico supeditado por las grandes corporaciones de información. Por ello, la expansión distributiva de los medios se vuelve tema de carácter primordial, pues supone una lucha entre monopolios, entre quienes pueden más y, que al final estos pocos competidores serán quienes dicten qué contenidos se mostrarán. Aquí se observa nuevamente el poder de os grupos facticos, el Estado y su ímpetu neoliberal.
    Ahora. Es completamente cierto y necesario hablar de internet como un medio que se expande y adquiere importancia en el comportamiento de lo social. Sin embargo, también habrá que acotar que no toda la población tiene acceso a este medio; que es más fácil sintonizar la (y comprar una) televisión abierta que conectarse (pagara teléfono, internet, ¡vaya!, hasta tener una computadora); que resulta más cómodo prender la radio que buscar contenidos en línea; que los países desarrollados son los que tiene más acceso a la red; que en los países más pobres son casualmente donde los medios tradicionales adquieren mayor relevancia. Y seamos serios, es precisamente en los países tercermundistas donde se necesita mayor apertura por parte de los medios, que se yuxtapone con la necesidad de apertura de pensamiento de la propia población.
    El problema no lo veo en Europa, ni América del Norte (aunque tampoco escapan al poder de los medios), sino en los países en desarrollo, ahí está un punto neurálgico. Ahí se ve claramente el poder factico de los medios, un poder que debe ser regulado por el Estado; donde la mediación entre emisor y receptor (dígase medios y audiencia) debe estar regida por aspectos que garanticen la libertad de expresión pero que también aseguren contenidos de valor para la sociedad. ¡Vamos!, no sólo de pan vive el hombre… no sólo de realitys vive la población.

  2. En nuestra nueva actualidad donde la tecnología cada día cobra más fuerza en nuestra vida diaria, es normal pensar que es más importante la distribución, ya que las personas ven los contenidos en Internet.
    Como sus programas favoritos verlos en el momento que ellos decidan sin estar sujetos a un horario televisivo, enterarte de las noticias sin tener que comprar el periódico.
    Los periódicos pueden desaparecer de manera física por que las noticias las podemos consultar en Internet, pero por ejemplo el hecho de que Jeff Bezos (dueño de Amazon.com) comprara el The Washington Post en un momento de “furor digital” me hace pensar que tal vez él tenga un plan para convertirlo en un negocio redituable, el ¿cómo?, aun no me está claro pero el declaro en la cadena de noticias NBC “Dentro de algunos años, podrían ser décadas, los periódicos impresos en papel podrían ser un producto de lujo”.
    El Internet tiene la gran capacidad distribución y la capacidad de tener mucho contenido y como dice Zuckermann en este artículo, “…Los grandes ganadores de toda esta revolución que estamos viendo, sean estos gigantes de Internet…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s