Periodista de The Guardian aboga por que Brasil y Argentina tengan su propia Internet (La Jornada)


Por contraportada, publicado en Afp y Ap

Buenos Aires. Gleen Greenwald, periodista del diario británico The Guardian, abogó por que Buenos Aires y Brasilia construyan una Internet propia para eludir el espionaje de Estados Unidos, en una entrevista que publica hoy el matutino local Página 12. “Hay una conciencia real de que Argentina y Brasil están construyendo una red propia, lo mismo que la Unión Europea, algo que hasta ahora sólo había hecho China”, destacó.

“Yo creo que la solución sería crear un lobby entre los países, que se unan para ver cómo construir nuevas pasarelas para Internet que no permitan que un país domine completamente las comunicaciones”, insistió el periodista estadunidense que divulgó en The Guardian la información sobre el espionaje de Washington que filtró Edward Snowden, ex consultor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), actualmente refugiado en Rusia.

Greenwald consideró que el objetivo de la Casa Blanca es controlar la información para aumentar su poder en el mundo. Después de los atentados a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001, los estadunidenses quieren “utilizar el terrorismo mundial para que la gente tenga miedo y actuar con las manos libres. Es una excusa para torturar, secuestrar y arrestar”, apuntó en la entrevista, realizada en Brasil, donde vive desde hace varios años.

 

Defendió, asimismo, las filtraciones de Snowden y del ex soldado Bradley Manning, recientemente condenado a 35 años de cárcel por haber entregado documentos secretos a Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Consideró que Assange, refugiado desde junio de 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, es “un héroe por el trabajo que hizo en Wikileaks”, dado que “fue él quien planteó la idea de que en la era digital es muy difícil para los gobiernos proteger sus secretos sin destruir la privacidad”.

Tras las revelaciones del espionaje en Brasil, que incluyó a la presidenta Dilma Rousseff, la mandataria suspendió una visita de Estado a Washington prevista para el 23 de octubre.

Por otro lado, el periodista Jeremy Scahill, colaborador del semanario estadunidense The Nation, declaró la noche del sábado que ahora trabaja al lado de Greenwald para reportar el papel de la NSA en lo que llaman un “programa de asesinatos” dirigido por Washington.

Scahill, autor del libro Dirty wars (Guerras sucias), y productor y guionista del documental del mismo nombre, dijo que el proyecto conjunto se centra en “cómo la NSA desempeña un papel fundamental en el programa de asesinatos de Estados Unidos”, pero no dio detalles, de acuerdo con Ap.

El documental Dirty wars, dirigido por Richard Rowley, describe las investigaciones de Scahill en torno al Comando Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC, por sus siglas en inglés) y lo sigue en su recorrido por Afganistán, Yemen y Somalia, donde habló con las familias de personas que murieron en ataques de Estados Unidos.

A todo esto, el diario The New York Times informó este fin de semana que durante casi tres años, la NSA ha usado la información electrónica que recopila para mapear las conexiones sociales de algunas personas, lo que permite al gobierno identificar a sus allegados, el lugar donde están en ciertos momentos, sus compañeros de viaje y otra información personal, se desprende de información entregada por Snowden.

Ver nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s