Por Álvaro Cueva, publicado en Milenio

Estoy muy impresionado por lo que sucedió ayer en Azteca 13.

¿Qué? Que justo cuando miles de mexicanos estábamos quejándonos en las redes sociales de que casi nadie estaba pensando en la gente ante la tragedia que se está viviendo en este país, estos señores se inventaron un programa especial increíble de varias horas de duración.

Yo la vi por internet desde la antesala de los Emmys y todavía no lo puedo creer porque, además, no me lo esperaba. Nadie se lo esperaba

Hubo enlaces a las Cruz Roja, trabajo en Azteca Ajusco, un centro de operaciones en Azteca Novelas, derroche de recursos técnicos y humanos (hasta el Monarcas le entró) y, lo más admirable: sensatez, profesionalismo y credibilidad.

¿Usted cree que una institución como la Cruz Roja se involucraría con un movimiento que, en lugar de ayudar, quisiera sacarle provecho a la desgracia?

¡Bendita Fundación Azteca! ¡Bendito Tiempo de Ayudar!

¿Y? ¿Cuál es la nota? Independientemente de que, como se lo dije en su momento, Azteca fue la primera televisora en reaccionar ante la desgracia, que su gente se aventó nada más y nada menos que todo un Teletón en dos o tres días.

Teletón tarda meses en organizarse. ¡Meses! Azteca, no. Quién sabe cómo le hicieron sus cabezas, pero en cuestión de horas consiguieron convocar a las marcas, juntar al talento, producir el programa y obtener resultados.

Póngase a pensar en todo lo que se necesita para levantar una emisión de semejante naturaleza, en todo lo que se necesita para sostenerla, en lo que cuesta.

Esto, en un contexto como el de la televisión mexicana actual es poco menos que un milagro y si lo analizamos todavía con más detenimiento, es hasta un acto de rebeldía, de valor, de auténtico compromiso con el pueblo.

Es como para que luego nos sentemos a meditar sobre quién hace qué en este país y sobre el posicionamiento de las televisoras.

Créame que fue una sorpresa muy grande que contrasta con el insólito silencio de Televisa a nivel macro.

¿Por qué Televisa no se ha organizado como en otras ocasiones? ¿Por qué no ha pedido juntarse con Azteca como en las grandes catástrofes naturales internacionales?

¿Qué está pasando ahí y, en general, con muchas otras instancias de la industria de la televisión mexicana?

No sé usted, pero yo veo colectitas por aquí, colectitas por allá, pero nada como lo que hemos visto en otras tragedias, nada como una Iniciativa México que es justo lo que este país está necesitando.

Por eso: gracias, Azteca, por aventarte el paquete de responder. Gracias, señores, por haber sido lo primeros, por poner el ejemplo y por ayudar. ¡Gracias!

Ahora que los demás hagan su chamba y mientras la hacen, y mientras terminamos de asimilar todo lo que sucedió ayer en los Emmys, hablemos, por favor, de la gran serie internacional que se va a estrenar esta noche.

¿Cuál? Sleepy Hollow. La cita es a las 22:00 por Fox y es una locura que compite directamente contra títulos como Grimm y Once Upon a Time.

Haga de cuenta que sus responsables tomaron la historia que acá en México conocemos como La leyenda del jinete sin cabeza, la transformaron en una prodigiosa alucinación de acción y suspenso, y nos la trajeron al siglo XXI.

Si usted es fanático de esa tendencia tan exitosa que resucita cuentos de hadas y clásicos de la literatura para demostrar su vigencia, la va a amar.

Y si no, o si jamás ha participado en ella, igual le va a encantar porque está muy bien adaptada.

El resultado es un espectáculo que lo mismo le puede fascinar al público joven que al maduro, a los hombres que a las mujeres, y a los ricos que a los pobres.

A mí me dejó con el ojo cuadrado, porque tiene una producción que no le pide nada a la de las mejores películas de aventuras.

No por nada, entre sus responsables, hay gente de Underworld y Total Recall.

Además, ésta, a diferencia de otras series que van más o menos por el mismo lado, es muy mexicana, comparte muchos de nuestros vínculos con las leyendas, con las tradiciones, con la vida, con la muerte, con el terror y la esperanza.

Estoy convencido de que va a ser un cañonazo en nuestro país y de que a muchas personas nos va a servir para desahogarnos de tanto dolor y para distraernos, aunque sea solo por un ratito, de tantos estímulos negativos que nos están inundando.

Qué listos los ejecutivos de Fox, todavía no terminamos de asimilar lo que pasó ayer en los Emmys y ellos, tal y como lo hacen los mejores canales de Estados Unidos con su público, ya nos están impresionando para bien.

En resumen, México vive una tragedia espantosa, Azteca se está llevando las palmas con sus estrategias de responsabilidad social, ayer hizo algo increíble y hoy, entrando en terrenos más internacional, todos, a ver Sleepy Hollow a las 22:00 por Fox.

¡Qué semana! ¡Y apenas comienza! ¿A poco no?

Ver nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s