EEUU espió a Rousseff, según un programa de televisión (Folha de Sao Paulo/Brasil)


FOLHA DE SÃO PAULO

La presidenta Dilma Rousseff fue objetivo directo del espionaje realizado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), según un reportaje divulgado ayer por el programa de televisión “Fantástico”.

Los documentos secretos en los que se basan las denuncias los obtuvo el periodista americano Glenn Greenwald a través del extécnico de la NSA Edward Snowden. Los papeles formaban parte de una presentación interna para empleados de la agencia.

Se espiaron las comunicaciones entre Rousseff y sus asesores, así como las de sus asesores entre ellos y con terceros, según el programa. También Enrique Peña Nieto, actual presidente mexicano (entonces líder de la campaña presidencial), habría sido espiado.

El documento, obtenido por el “Fantástico” muestra que la NSA utilizó programas capaces de capturar inclusive el contenido de emails.
En el caso de Rousseff, el objetivo de la operación sería el de “mejorar la comprensión de los métodos de comunicación de los interlocutores de la presidenta y de sus principales asesores”.

Los documentos muestran una red de comunicación de Rousseff con sus asesores, sin nombres legibles.

En el caso de Peña Nieto, se presentan trechos de mensajes intercambiados por el entonces candidato.
No se exhibieron ejemplos del contenido interceptado en la comunicación de Rousseff.

En la última página de la presentación, según el reportaje, se lee conclusión de que el método de espionaje usado por la NSA es un “filtro simple y eficiente que permite obtener datos que no están disponibles de otra forma y que puede repetirse”.

REACCIÓN

Rousseff se reunió ayer con el ministro da Justicia, José Eduardo Cardoso. Cardoso concederá hoy una entrevista a la prensa al lado del nuevo ministro de Relaciones Exteriores Luiz Alberto Figueiredo para hablar sobre el asunto.

El ministro de Comunicaciones Paulo Bernardo consideró el espionaje como “un completo absurdo”. Según el ministro, “no tiene nada que ver con la seguridad nacional [de los EUA]. Eso es espionaje para beneficiarse en las negociaciones comerciales e industriales”, afirmó.

El “Fantástico” dijo que el gobierno convocará a Thomas Shannon, embajador de los EEUU en Brasil, para pedir explicaciones formales al gobierno de Obama y recurrir a organismos internacionales como la ONU para discutir el caso.

Traducido por MARÍA MARTÍN

Lea el artículo original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s