La apuesta digital de PRISA (24 Horas)


Por arena Pública, publicado en 24 Horas

Para el Grupo PRISA, que preside José Luis Cebrián, su división de Educación -en donde concentra la publicación de libros de texto y materiales educativos- representa más de 26.4% de las ventas y 39% de su flujo de efectivo antes de impuestos (EBITDA), de acuerdo con su informe 20-F del 2012.

En esta rebanada del pastel de los negocios editoriales para la educación, México ya cedió su lugar en importancia a Brasil en el mercado de libros de texto, representando 12.2% de las ventas de Editorial Santillana; mientras que Brasil significa 34.5% de los ingresos.

En México y para revertir esta tendencia, Santillana, que llegó a ubicarse como uno de los principales impresores de la Secretaría de Educación Pública a través de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), que dirige Joaquín Díez-Canedo, ya impulsa iniciativas de transición a la era digital.

Los ejecutivos de esta división del Grupo Prisa, que lleva Ignacio Santillana del Barrio, ganaron contratos con la SEP para proveer contenidos digitales que se distribuirán a través de dispositivos móviles como iPads. Santillana desarrolló el Sistema de Administración del Aprendizaje y el Sistema de Información para el Estudiante, productos que encabezan su línea digital que se integran al Sistema UNO Internacional.

Aunque fue en 2011 cuando comenzó en escuelas privadas la sustitución de libros de texto por dispositivos móviles, será en este inicio de cursos de educación básica cuando se integren a esta tendencia un mayor número de escuelas privadas, donde no se permitió usar iPads que ya tuviera el estudiante, sino que se exigió la compra de los dispositivos autorizados por los planteles educativos.

Mientras que Editorial Santillana tiene una participación de 12% en el mercado de libros de texto, Macmillan Publishers concentra 37% y el resto se reparte entre casas editoriales como Nuevo México, Richmond Publishing, Ediciones Castillo, Ediciones Larousse, Ediciones SM y Editorial Trillas, por supuesto.

Sin embargo, la iniciativa digital de Santillana tiene inconforme al mercado, porque si bien en este curso no se están sustituyendo libros de texto, la expectativa es que la distribución de contenidos para el aprendizaje en la educación básica y media se concentre vía dispositivos.

Para lograr su transición al sistema de contenidos digitales, Santillana contempla la creación de una red de asesores que al cierre de 2013 deberá estar conformada por 119 profesionistas que capaciten a maestros en el uso de los dispositivos. Se busca impulsar, en un modelo parecido al de los representantes médicos en la industria farmacéutica, la lealtad de profesores hacia su catálogo de libros disponibles para descargar textos digitales.

Ver nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s