¿Podrá un genio digital resucitar a The Washington Post? (El Economista)


Luis Miguel González

El Economista

Bezos no es un millonario cualquiera. Es de los más innovadores del ecosistema digital que asume el reto de rescatar uno de los diarios emblemáticos del Mundo.

El Washington Post no es un periódico del montón y Jeff Bezos no es un millonario cualquiera. Es uno de los empresarios más innovadores del ecosistema digital tomando el reto de rescatar uno de los periódicos más emblemáticos del Mundo. ¿Su enorme talento servirá para reinventar una industria que está encerrada en su laberinto?

“Tiene un gran talento pero no es un mago”, dijo Donald E. Graham, hijo de la legendaria editora Katherine Graham y representante de la familia vendedora. Hace falta talento, magia y algo más para rescatar un periódico que ha vivido una década de caída sostenida en todo, menos en su notable calidad editorial. En 2002 vendía 769 mil ejemplares y facturaba más de 763 millones de dólares. Cerró el 2012 con 472 mil ejemplares y ventas de 582 millones.

Los números del Washington Post son malos pero no son los peores de la industria. Cabeceras legendarias como Los Angeles Times, Boston Globe o el Chicago Tribune han experimentado caídas más dramáticas, superiores al 40%. En México, hablamos de las cifras de los periódicos de Estados Unidos por una razón: son confiables. Oficialmente los periódicos mexicanos tienen la misma circulación que hace diez años.

El dueño de Amazon no ha explicado los planes que tiene para el Washington Post. Por ello, abundan las hipótesis desaforadas.

Bezos lleva años diciendo que una de las grandes áreas de oportunidad en el futuro se encuentra en industrias tradicionales que están dominadas por grandes empresas que padecen rezago tecnológico. Con esa filosofía revolucionó primero el comercio de libros y discos y luego el comercio en general. Es el rey del comercio electrónico. Ha construido una fortuna que vale 26 mil millones de dólares, mientras hace polvo territorios completos del comercio minorista. El caso más obvio son las librerías.

La industria de los periódicos está dominada por grandes empresas tradicionales que no han encontrado el camino a la rentabilidad en el entorno digital. En teoría, es una industria ideal para tomar riesgos con los experimentos de Mister Bezos. En la práctica hay razones para el escepticismo ¿podrá este hombre romper una inercia que incluye lectores, anunciantes y productores de noticias?

Los fans del modelo de negocios de Amazon enfatizan su visión de largo plazo y su capacidad de encontrar los detalles que hacen la diferencia. En Amazon, puso en marcha un modelo de recomendaciones que se volvió un estándar en la industria del comercio digital: “las personas que han comprado este artículo también compraron estos otros…”.

Su llegada al Washington Post implicará, en primera instancia, que el grupo editorial dejará de cotizar en Wall Street. Bezos ha puesto 250 millones de dólares de su cartera personal para financiar la compra y, por ese motivo, será una empresa privada. Esto le dará al nuevo propietario el margen de maniobra para operar sin rendir cuentas a los analistas bursátiles.

¿Cuánto tiempo le dedicará a la transformación del rotativo? La cuestión es clave: la empresa vale muy poco, considerando el tamaño de su fortuna, menos del 1%. En el plano simbólico, resucitar a un periódico legendario es el equivalente a encontrar el Santo Grial de los negocios contemporáneos.

Para leer la columna original, pulse aquí.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s