Crítica al regreso de “Hoy mismo”


Por Álvaro Cueva, publicado en Milenio

Ya hay sucesor para “Primero noticias” el día que Carlos Loret de Mola se vaya a conducir algún otro espacio, se llama “Hoy mismo” y se estrenó ayer a las 6:30 horas por el canal ForoTV.

Pero antes de entrar en detalles, le quisiera dar algunos antecedentes por si usted no sabe, no lo vio o andaba de vacaciones.

“Hoy mismo” es un clásico de la televisión mexicana que durante muchos años iluminó las mañanas de El Canal de las Estrellas bajo la conducción magistral de Guillermo Ochoa y Lourdes Guerrero.

Fue el primer gran programa de revista de nuestro país, un concepto que revolucionó el mercado combinando noticias y entretenimiento.

“Hoy mismo” es para los programas de revista lo que “24 horas” para los noticiarios, lo que “Siempre en domingo” para las variedades, un punto de partida, un referente, algo muy querido, algo muy especial.

Tanto que a finales de los años 90 se quiso resucitar con Guillermo Ochoa pero, por diferentes cuestiones que no vale la pena recordar, murió por la patria y dio origen a esa mamarrachada que todos seguimos padeciendo titulada “Hoy”.

Hace varios días se anunció en ForoTV que se iba a estrenar una nueva versión de “Hoy mismo” a las 6:30 y cundió el pánico que si porque quién lo iba a conducir, que si porque iba a entrar en lugar de ‘Brozo’.

¡Calma! “Hoy mismo” llegó con la conducción de Guillermo Ochoa Millán, hijo de Guillermo Ochoa, y de su esposa Danielle Dithurbide, lo cual es particularmente grato porque significa una especie de continuidad en lo que ya conocíamos (como cuando Karina Velasco le dio seguimiento al trabajo de su padre Raúl Velasco).

Y no, el nuevo “Hoy mismo” no entra en lugar de “El mañanero”, se supone que lo va a cubrir sólo durante una semana mientras ‘Brozo’ anda de vacaciones, pero a mí no me cuentan las muelas.

Si “Hoy mismo” está supliendo a ‘Brozo’, ¿por qué no entró desde la semana pasada cuando el Payaso Tenebroso le dejó su espacio al pobre de Fernando Coca?

Los programas de televisión no nacen por generación espontánea, se abre una partida presupuestal, se hacen contrataciones, se invierte en la construcción de una escenografía, se utiliza equipo.

Nadie hace todo esto para una emisión que únicamente va a durar una semana y ni modo de decir que a “Hoy mismo” le pasaron el dinero de “El mañanero” porque por más que cobre ‘Brozo’, “Hoy mismo” mueve más recursos, cuesta más.

 ¿Qué se supone que debemos pensar? ¿Que Víctor Trujillo y sus colaboradores no van a cobrar en Televisa del 25 al 29 de abril por culpa de “Hoy mismo”? ¡Por favor!

A ojo de buen cubero, entre esto y lo que le comenté la semana pasada de León Krauze, yo sí creo que hay una especie de “casting” no declarado de gente y de proyectos en Noticieros Televisa y que tarde o temprano ahí se van a mover las aguas.

La buena noticia es que el nuevo “Hoy mismo” es un programa espléndido, la mejor idea que se le pudo haber ocurrido a todo Grupo Televisa en mucho tiempo.

¿Por qué? Porque, nos guste o no, México va para atrás y nuestras mejores alternativas de información y entretenimiento son las que tienen que ver con nuestro pasado, con nuestros clásicos.

Regresar a “Hoy mismo” es como regresar a “Teresa”, es reconfortarnos en algo que sabemos que no nos va a traicionar, que nos va a dar seguridad, que nos va a dar confianza.

Y este “Hoy mismo”, como los buenos refritos, está muy bien adaptado. Uno lo ve y siente la misma serenidad que sentía cuando veía a Guillermo Ochoa.

De “Hoy mismo” jamás esperaríamos una entrevista como la que Carlos Loret de Mola le hizo a Kalimba, a sus conductores jamás les pediríamos un inglés perfecto como a Joaquín López-Dóriga cuando el “Juayderito”.

Aquí jamás imaginaríamos ver a unos tipejos de cuarta haciendo comentarios de mal gusto sobre las figuras del espectáculo ni jamás pensaríamos en menciones comerciales de productos milagro.

Con un nuevo “Hoy mismo” sólo querríamos ver “Hoy mismo”. ¿Y qué cree? Eso fue lo que nos dieron obviamente con una nueva generación de conductores y con menos presupuesto, pero es nuestro “Hoy mismo”, el de siempre.

Por si a usted no le tocó aquella época, no se asuste, “Hoy mismo” no era un noticiario “light”. Se decía la información, pero sin alarmar a nadie y con un montón de cuestiones adicionales superútiles e interesantes.

¿Qué le puedo decir de la conducción de Guillermo Ochoa Millán? Lo que le he dicho desde que tuve el privilegio de escribir de él cuando empezaba: es un gran elemento, un hombre amable que nació para este tipo de conceptos.

Y no, Guillermo no está ahí por ser hijo de quien es. A este señor le tocó picar piedra en muchas partes cuando el nombre de su padre ni siquiera se podía mencionar.

Y lo hizo bien, y sacó adelante varios conceptos en varias televisoras. Ya le tocaba “Hoy mismo”. Luche por verlo. Le va a encantar.

ver nota original

Anuncios

2 comentarios sobre “Crítica al regreso de “Hoy mismo”

  1. A mi también me encanta el concepto. La conducción es excelente y él contenido interesante y completo. Ojalá quede al aire aunque deberían pensar en los que trabajamos desde temprano. Que tal por la noche? Jajajaja!!!
    Gracias
    E.T Dey
    por cierto me encantan tus críticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s