El auge digital ha ido matando al periodismo narrativo: Casciari


Por Javier Pérez, publicado en El Financiero

“Internet es cinismo, hijo de fragmentaciones”.

La revista Orsai acaba de cumplir su primer año de vida. Es el proyecto trimestral de periodismo narrativo de Hernán Casciari (Mercedes, Argentina, 1971) que empezó a distri- buirse el 12 de octubre de 2010. Pero no de una forma tradicional…

Sus lectores confiaron a ciegas comprando la edición en preventa on line y sin saber qué encontrarían. Sólo conocían el “manifiesto” que Casciari había lanzado en su blog a mitad de año.

-Para conseguir eso -dice el propio Casciari en entrevista- tiene que haber un colchón de años de haber publicado gratuitamente en Internet para que la gente te conozca. Si no, no puedes tener un caudal de lectores cautivos que confíen cie- gamente en que vas a entregarles un producto de calidad.

La Orsai ya lleva cuatro ediciones y no tiene subsidios estatales ni privados. Tampoco un solo centímetro de publicidad en sus más de 200 páginas. Y mantiene una onda de crecimiento expansivo: una editorial que ha publicado dos títulos y un bar que abrió en la calle de Humberto Primo en la ciudad de Buenos Aires.

-En realidad -explica Casciari- hay una fórmula que tiene que ver con matar todos los intermediarios posibles para dirigirse cara a cara al lector. Es una revista que así nomás de presencia impone un poco. Parece un libro, tiene lomo, es pesadísima, y tuvimos la suerte de encontrarnos con autores que admiramos muchísimo y que se acercaron al proceso de un número 1 sin saber nada de él. Desde el principio empezamos sin mendigueo. Aunque hacemos las cosas a pulmón, hay una defensa absoluta al autor como trabajador. Al ilustrador, al fotógrafo, al periodista intentamos pagarles lo que creemos que se merecen. Nos cuesta muchísimo porque en realidad perdemos dinero haciéndolo, pero vamos encontrando las maneras, aprendiendo fórmulas para que en algún momento, que es lo que más espera mi esposa, esto comience a ser rentable.

-Me parece que Orsai responde a una tradición de revistas narrativas…

-Es una tradición que me parece que el auge de lo digital fue matando. Internet es cinismo, un medio hijo de fragmentaciones, donde todo es muy veloz y picoteado. La prensa tradicional se equivocó en querer competir con eso en vez de darle al lector lectura de fondo.

Y añade, destacando lo positivo de Internet: “Además, no tenemos una tradición de editores como en Norteamérica. La presencia de un editor que acompañe al cronista, que lo contenga, con el que se pueda conversar un texto durante uno o dos meses con toda tranquilidad empieza a ser cada vez menos habitual. En la prensa, por la velocidad, porque la publicidad es la dueña y el empresario, que es el dueño de todo, es un banquero que no entiende nada ni le importa. Me parece que las herramientas que ofrece Internet son alucinantes: que vuelvan a coincidir un grupo de autores con un grupo de lectores comienza a ser nuevo, no pasaba antes. Y por lo que puedo ver, por la comunicación que tengo tanto con los autores como con los lectores, es muy gratificante para ambos lados”.

Como ejemplo está la forma como se distribuye la revista. Quienes se ocupan de eso son los lectores, que las solicitan en paquetes de diez a través del sitio web de la revista. “Son capaces de levantar cajas, llevarlas, venderlas, invitar gente desconocida a su casa, hacer un intercambio económico que está generado en la confianza también, y gracias a eso podemos hacerlo. En el mo- mento en que las librerías empiecen a darse cuenta de que Orsai no les va a dejar la misma ganancia que un libro pero sí fidelidad absoluta del lector, lo que ya está pasando con algunas, nos va a resultar más fácil distribuirla mejor”.

-El proyecto ha crecido, ya está la editorial…

-Crece gracias a que la gente es muy fervorosa. La editorial nació hacia mediados del año pasado, hasta ahora tenemos nada más dos libros [Cuadernos secretos, de Horacio Altuna, y Charlas con mi hemisferio derecho, del propio Casciari], pero tenemos pensado en este 2012 sacar una buena cantidad con contratos inéditos para el autor, con 50 por ciento de la ganancia del precio de tapa, sin que nos ceda los derechos durante ningún año. Si al día siguiente se quiere ir, se puede ir, con un cotejo on line de lo que se va vendiendo. Lo hacemos para mojarles la oreja a quienes dicen que eso es imposible, que no se le puede brindar al autor toda la información. La industria editorial miente, pero miente como una fórmula más de negocio. El autor tendrá un control exhaustivo de cada venta, el correo electrónico de cada lector si se quiere comunicar con él. No hay otra manera de hacerlo. Así, el autor puede empezar a pedir a sus editoriales esos derechos, señalando que ya hay lugares donde se está haciendo.

-¿Qué opina del periodismo narrativo actual?

-Me parece que si empezamos a sembrar editores, a tener ideas en conjunto y trabajar de una manera menos individual, podemos estar a la altura de la crónica narrativa inglesa en muy pocos años. Pues si no contamos nosotros las historias, ¿quién va a venir a contarlas?

-¿Cómo planea los números, cómo decide hacia dónde ir?

-Nos sentamos con Chiri a la noche, nos prendemos un porrito en el patio de casa y vamos imaginando cosas que nos gustarían que pasaran, pensando siempre como lectores. Al otro día tratamos de que ocurran las ideas más o menos trasnochadas que habíamos tenido, empezamos a agarrar un teléfono, un mail. Hay mucha improvisación, no tenemos un cronograma de trabajo ni una oficina. Nuestros correos electrónicos terminan con gmail.com. No hay nada instrumentado para que ocurra, es una empresa familiar: mi mujer hace la administración, la esposa de Chiri hace el diseño gráfico de la revista, los primos de mi mujer son los directores de arte. En realidad son sobremesas en las que hablamos todo el tiempo de eso, incluso los chicos. No hay un esquema de trabajo muy denso, lo hacemos a los ponchazos y como podemos. A veces sale bien y a veces más o menos. Vamos aprendiendo. 

ver nota original

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s